El cofundador de WeWork, Adam Neumann, se está convirtiendo en un magnate de los departamentos en Estados Unidos

Adam-Neumann

Neumann cofundó WeWork en 2010 y recaudó más de US$ 10.000 millones para un negocio que alguna vez estuvo valorado en US$ 47.000 millones, persuadiendo a los inversionistas a valorarlo como una empresa de tecnología a pesar de sus raíces inmobiliarias. Dejó WeWork a finales del 2019 después de que fracasaran los planes para una oferta pública inicial.

Entidades vinculadas al empresario han comprado participaciones mayoritarias valoradas en un total de más de US$ 1.000 millones en edificios de ciudades del Sur.




Adam Neumann, quien construyó el gigante de oficinas de trabajo conjunto, WeWork, antes de renunciar como director ejecutivo cuando su fortuna empezó a deteriorarse, tiene una nueva idea empresarial en marcha: propietario de departamentos para arrendar.

Las entidades vinculadas a Neumann han estado adquiriendo discretamente participaciones mayoritarias en más de 4.000 departamentos valorados en más de US$ 1.000 millones en Miami, Atlanta, Nashville, (Tennessee), Fort Lauderdale, (Florida), y otras ciudades de Estados Unidos, según registros judiciales, corporativos, de propiedad y de personas familiarizadas con las transacciones. Muchas de estas inversiones se produjeron en el último año.

Neumann les ha dicho a sus amigos y asociados sobre sus ambiciones de construir una empresa que sacudirá la industria de la vivienda por arriendo, dicen personas familiarizadas con el asunto.

No se ha podido saber exactamente cómo planea lograr este objetivo, y sus inversiones hasta ahora han sido en gran parte en edificios de departamentos tradicionales. Neumann ha dicho que quiere crear una marca de departamentos ampliamente reconocible y equipada con comodidades, según una persona que formó parte de estas conversaciones. Su propiedad de Nashville, Stacks on Main, de 268 unidades, cuenta con una piscina de agua salada, un parque para perros y servicio de recolección de basura, según el sitio web del edificio.

Neumann espera atraer al mismo tipo de jóvenes profesionales que atrajo a cientos de espacios de oficina de trabajo conjunto cuando era director ejecutivo de WeWork, dijeron personas familiarizadas con el asunto. Su espacio de oficina flexible era famoso por ofrecer cosas gratis, como cerveza artesanal y agua de frutas.

DJ. Mauch, socio de la oficina familiar de Neumann, dijo: “Desde la primavera del 2020, hemos estado entusiasmados con la idea de departamentos multifamiliares ubicados en vibrantes ciudades, donde, cada vez más, una nueva generación de jóvenes está eligiendo vivir, el tipo de ciudades que están redefiniendo el futuro del vivir. Estamos emocionados de jugar un papel en ese futuro”.

Neumann también ha invertido en una serie de startups, según una persona familiarizada con el asunto.

Neumann cofundó WeWork en 2010 y recaudó más de US$ 10.000 millones para un negocio que alguna vez estuvo valorado en US$ 47.000 millones, persuadiendo a los inversionistas a valorarlo como una empresa de tecnología a pesar de sus raíces inmobiliarias. También lanzó WeLive, pensada como una red de edificios donde las personas podrían arrendar habitaciones en departamentos amueblados y compartidos. La empresa abrió edificios de departamentos en New York y Virginia, pero WeWork cerró WeLive después de la partida de Neumann.

El empresario de 42 años dejó la compañía a finales del 2019 después de que los planes para una oferta pública inicial de acciones fracasaran en medio de preocupaciones sobre su estilo de gestión y grandes pérdidas. WeWork, que ahora cotiza en bolsa, tiene una capitalización de mercado de alrededor de US$ 7.000 millones. Esa valoración está más en línea con las empresas inmobiliarias que con las empresas tecnológicas de rápido crecimiento.

Neumann se hizo rico trabajando en WeWork y está usando sus propios fondos para comprar participaciones en los edificios de departamentos, según una persona familiarizada con el asunto. Cuando Neumann se desempeñó como director ejecutivo, él y su cofundador vendieron un total de más de US$ 500 millones en acciones, en su mayoría a precios de acciones más altos que los actuales, según documentos y personas familiarizadas con las ventas. Para alentar a Neumann a renunciar a su control de la compañía, el propietario mayoritario de WeWork, SoftBank Group Corp., le pagó casi US$ 200 millones por consultoría y otros honorarios y le compró US$ 578 millones en acciones, según documentos de valores de WeWork entregados a la SEC (Comisión de Bolsa y Valores).

Neumann ayudó a impulsar la moda del trabajo conjunto en Estados Unidos a través de la rápida expansión de su empresa. En un momento, WeWork ocupó más espacio de oficinas en Manhattan que cualquier otra empresa. Pero está siguiendo a la multitud en, el ya de moda, negocio de los departamentos.

Wework
Actualmente, WeWork tiene un valor de capitalización en bolsa de US$ 7.000.

El sector ha experimentado un creciente interés de los inversionistas desde el comienzo de la pandemia por covid-19, particularmente en el floreciente Sunbelt (o Cinturón del Sol, región de Estados Unidos que cuenta los Estados del sur, comprende desde la costa Sureste a la Suroeste, y de ahí hacía abajo). Los arriendos están aumentando en muchas ciudades junto con el aumento de los ingresos hogares y la escasez de viviendas que, según los analistas, es poco probable que desaparezcan pronto. Ciudades como Nashville y Miami también están atrayendo emigrantes del noreste que buscan un clima más cálido, viviendas menos costosas e impuestos más bajos.

En 2020, Neumann adquirió una participación importante en Alfred Club Inc., una empresa que brinda servicios de conserjería, como recoger y dejar comestibles y lavandería en edificios residenciales.

Sus participaciones inmobiliarias, que incluyen dos edificios de departamentos en Atlanta, son en su mayoría propiedades de reciente construcción con más de 200 unidades y muchos servicios comunes.

En Fort Lauderdale, una entidad vinculada a Neumann es propietaria de Society Las Olas, según registros judiciales. El edificio de departamentos, de 639 unidades, incluye un espacio de trabajo conjunto, un putting green (área pequeña de pasto donde la gente puede jugar golf) y una barbería, según el sitio web del desarrollador.

En el centro de Miami, Neumann firmó recientemente un contrato para comprar una participación mayoritaria en una torre de departamentos llamada Caoba, de 444 unidades, valorando la propiedad en aproximadamente US$ 200 millones, según una persona familiarizada con el asunto. Una entidad vinculada a Neumann también es propietaria de un edificio de departamentos que está cerca, el Yard 8 que tiene 387 unidades, según muestran los registros judiciales.

Neumann también ha invertido en departamentos suburbanos, donde la demanda ha crecido a medida que los trabajadores remotos abandonan los llenos centros de las ciudades en busca de más espacio. Tiene participaciones en un edificio en Decatur, Georgia, según registros públicos, y otra en Norwalk, Connecticut, afirmó una persona familiarizada con el asunto.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.