El factor LQ en los nuevos liderazgos

Mercado laboral sigue dando señales de mejoría y desempleo bajó a 10,8% en el trimestre septiembre- noviembre

"Uno de los nuevos conceptos que ha surgido en este contexto post pandemia es el “LQ” o “learning quotient”, que podría traducirse como la capacidad de aprendizaje de un individuo".




Un 80.68% de CEO`s y directores en Chile cree que la incertidumbre político-económica es el factor que ha tenido (y seguirá teniendo) un mayor impacto al interior de las organizaciones.

Así lo refleja la última encuesta Humanitas/Cornerstone Group realizada a más de 80 CEO’s y directores de compañías nacionales y multinacionales, abiertas y cerradas, la cual también registró un aumento significativo en el porcentaje de encuestados que considera que el modelo de negocios de su organización será “muy diferente” en este nuevo escenario respecto de antes de la pandemia, el que subió de un 36% en 2020 a un 53,41% este año.

Una de las principales consecuencias es el cambio (profundo) en la forma de buscar talento: un 63% dijo estar de acuerdo con esta hipótesis, mientras que un 77% manifestó que estas transformaciones han cambiado (probablemente para siempre) la forma de estructurar y plantear a los equipos internamente.

Y esta nueva realidad incluye el tener que medir nuevas habilidades. Uno de los nuevos conceptos que ha surgido en este contexto post pandemia es el “LQ” o “learning quotient”, que podría traducirse como la capacidad de aprendizaje de un individuo. Recientemente acuñado por Clarke Murphy (director de Russel Reynolds y asesor a nivel mundial en la búsqueda de líderes y directores), el LQ busca medir la capacidad de una persona de adaptarse al cambio a través de una actitud abierta al aprendizaje continuo.

Hoy, afirma, las empresas lo están midiendo, y por una razón muy sencilla: la integración de nuevos temas como parte del eje estratégico de las empresas está ocurriendo a una velocidad nunca antes vista.

Una realidad de la cual no estamos ajenos a nivel nacional, y que quedó demostrada en la encuesta que menciono al inicio. De acuerdo a los resultados, los principales temas que marcarán las definiciones estratégicas de las compañías serán: “Entregar soluciones que generen valor agregado a los clientes” (51.14% de menciones) y ESG (environmental, social, and governance) / Cambio climático”, con un 46,59%.

A ello hay que sumar el creciente rol social que deben adoptar las empresas (un 78.41% de la muestra se mostró “muy de acuerdo” con que las empresas deben ser más activas en este aspecto).

Todos ellos, temas que han estado en constante evolución en los últimos años, e incluso meses, y que requieren de un abordaje urgente y desde el directorio. Para hacerlo, no basta con las buenas intenciones, sino que es necesario contar con una base técnica y teórica que permita un entendimiento de las nuevas variables y su impacto en el negocio. En ese sentido, el LQ de un director o líder organizacional puede convertirse en el mayor aporte de valor para la sostenibilidad de la organización.

* La autora es Presidenta de Humanitas/ Cornerstone International Group

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.