Hacienda: mayores ingresos tributarios llevaría déficit fiscal a cerca de cero en 2022

Ministro de Hacienda, Mario Marcel, junto a la directora de Presupuestos, Javiera Martínez presentan Informe de Finanzas Públicas

De acuerdo al informe de Finanzas Públicas, los ingresos tributarios suben 15,1% en relación a la proyección entregada en el Informe del primer trimestre. Si bien para este año hubo una corrección al alza para el PIB de 1,5% a 1,6%, para el próximo año anticipan una caída del PIB de -0,1%. En marzo esperaban un alza de 0,4%.


Cuando se anunció el bono de $120 mil el gobierno dijo que se financiaría con recursos extras por la buena operación renta que se logró de 2021. Y eso es lo que refleja la actualización del Informe de Finanzas Públicas del segundo trimestre de 2022 que se presentó ante la Comisión de Hacienda del senado.

De acuerdo al informe, los ingresos tributarios suben 15,1% en relación a la proyección entregada en el Informe del primer trimestre: ahora se esperan recursos por $ 52.635.167 millones, de ese total, el mayor cambio correspondió a la tributación resto contribuyente con un alza de 16,4%.

Así, en el detalle de los ingresos tributarios se destaca el alza en la recaudación por impuestos a la renta, la que subió 31,1% entre el primer y segundo trimestre totalizando $24.257.427 millones.

En ese desglose, los ingresos por la minería privada crecieron 2,2% con montos por $ 4.343.550 millones, mientras que el resto de los contribuyentes subió 39,7% con ingresos por $19.913.877 millones.

Asimismo, la recaudación por IVA, en tanto, creció 9,7% al registrar montos por $24.869.592 millones.

Todo estos mayores ingresos tiene una consecuencia para algunas variables fiscales de primer orden. La primera es que se espera que el déficit fiscal efectivo en lugar de terminar 2022 a -1,7% del PIB se acercará a 0%, más especificamente la previsión será -0,1% del PIB. Por su parte, el déficit fiscal estructural también mejorará su posición desde el -3,3% del PIB al -1,3% del PIB.

El ministro de Hacienda, Mario Marcel, explicó que “esto ha ocurrido porque en primero lugar la operación renta fue más positiva de lo previsto, el efecto de la inflación sobre presupuesto tiende a ser superavitario y la depreciación del peso tiende a reducir el déficit, pero sobre todo no es porque no nos hemos gastado la plata, porque hemos sido responsables en el manejo de los recursos públicos”.

En cuanto a los supuestos macroeconómicos, la proyección de crecimiento pasó de 1,5% a 1,6%, mientras que la estimación para la demanda interna tuvo un cambio más sustancial pasando de -1% a 1,3%. Para la inflación promedio, la previsión pasó de 8,9% a 11,1% y el supuesto para el dólar también se modificó al alza pasando de $811 a $854. Para los commodities el precio petróleo WTI se ajustó al alza pasando de US$95 por barril a US$102 por barril, mientras que para el precio del cobre se recortó desde US$ 4,45 a US$ 4,19 la libra.

Si bien para este año hubo una corrección al alza, para el próximo el gobierno, siguendo las estimaciones que entregó el Banco Central en el Informe de Política Monetaria de junio, también ve ahora una caída del PIB de -0,1%. En marzo esperaban un alza de 0,4%.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.