Juicio a Elizabeth Holmes: la defensa terminó de exponer su caso

Foto: REUTERS/Brittany Hosea-Small/File Photo/File Photo

La fundadora de Theranos, que enfrenta 11 cargos de fraude electrónico y conspiración, testificó durante siete días.




El miércoles los abogados de Elizabeth Holmes terminaron de exponer su caso en su juicio por fraude criminal, luego de que la fundadora de la startup de análisis de sangre Theranos Inc. diera testimonio durante siete días en los que reconoció estar arrepentida, pero también culpó a su ex segundo al mando y ex novio.

Afirmó que nunca defraudó a nadie. Entre las preguntas finales de su abogado el miércoles, se le preguntó a Holmes si alguna vez trató de engañar a los inversionistas.

“Nunca”, afirmó.

Holmes enfrenta 11 cargos de fraude electrónico y conspiración. Cada cargo conlleva una sentencia máxima de 20 años de prisión.

El gobierno dijo que no presentará un caso de refutación (para refutar la evidencia presentada por el Holmes y su abogado), lo que indica que el juicio se dirige a los argumentos finales. Edward Dávila, juez de distrito de Estados Unidos, dijo que se llevarían a cabo el 16 y el 17 de diciembre. Eso significa que el jurado comenzará a deliberar a última hora del 17 de diciembre, un viernes, o el 20 de diciembre, la semana de Navidad.

Un miembro del jurado tiene un conflicto el 22 de diciembre, comprimiendo una semana ya acortada debido a las fiestas de navidad.

El testimonio de Holmes marcó el giro más dramático en el juicio por fraude criminal, que comenzó a principios de septiembre. Durante su tiempo en el estrado de testigos, testificó que su ex novio y ex director de operaciones de Theranos, Ramesh “Sunny” Balwani, abusó sexual y emocionalmente de ella, acusaciones que Balwani niega.

Relató la visión que tenía para la compañía —fundada cuando abandonó la Universidad de Stanford— de brindar a las personas más poder sobre su salud mejorando el acceso a las pruebas de laboratorio, y lo prometedora que se mostraba la tecnología de Theranos.

Durante el contrainterrogatorio, Holmes dijo que manipuló los informes enviados a los inversionistas para hacerlos parecer como si la tecnología de Theranos estuviera validada por grandes compañías farmacéuticas. Testificó que lo hizo con buenas intenciones, creyendo que las empresas habían validado la tecnología.

Durante el contrainterrogatorio, Holmes dijo que manipuló los informes enviados a los inversionistas para hacerlos parecer como si la tecnología de Theranos estuviera validada por grandes compañías farmacéuticas. Testificó que lo hizo con buenas intenciones, creyendo que las empresas habían validado la tecnología. En en este boceto de la sala de audiencias se puede ver a la fundadora de Theranos, Elizabeth Holmes, siendo interrogada (contrainterrogatorio) por el fiscal Robert Leach en el Palacio de Justicia de Estados Unidos Robert F.Peckham durante su juicio, en San José, California, Estados Unidos, el 30 de noviembre del 2021. REUTERS/Vicki Behringer

Reconoció que el dispositivo patentado por Theranos solo había realizado 12 tipos de pruebas, a pesar de que la compañía anunciaba que podía realizar más de 200.

Holmes también reconoció que Theranos usó analizadores de sangre comerciales en lugar de sus máquinas patentadas para la mayoría de los análisis de sangre con punción digital, algo que había afirmado anteriormente que nunca había pasado. Dijo que no compartió esa información porque estaba protegiendo secretos comerciales.

Los dispositivos de Theranos nunca se usaron en helicópteros militares de evacuación médica, dijo en su testimonio, a pesar de que varios inversionistas testificaron que su entendimiento, de lo que Holmes les decía, era que la tecnología de la startup se usó en el campo de batalla.

Mientras concluía su tiempo en el estrado de los testigos, Holmes dijo enfáticamente que nunca engañó a nadie sobre la tecnología de Theranos.

Cuando se le preguntó si los inversionistas perdieron dinero como resultado de su intento de engañarlos, respondió: “Por supuesto que no”.

Cuando se le preguntó si los inversionistas tenían derecho a recibir respuestas veraces sobre las capacidades de Theranos, respondió: “Por supuesto”.

Theranos recaudó casi US$ 1.000 millones por parte de inversionistas antes de que la startup se disolviera en 2018 en medio de un escrutinio regulatorio e investigaciones civiles y criminales.

Holmes reconoció que, como directora ejecutiva, era, en última instancia, responsable de Theranos, pero dijo que basaba sus declaraciones sobre las capacidades de la empresa en lo que le decían los funcionarios y especialistas de su empresa.

“Le pregunté a nuestros científicos e ingenieros y a los miembros de nuestros equipos técnicos”, afirmó Holmes el miércoles. Cuando su abogado le preguntó si tenía alguna razón para dudar de su sinceridad, dijo que no.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.