La acusación de acoso sexual que complica a la nueva directiva de la CUT

Nueva directiva de la CUT

Una denuncia de acoso sexual en contra de José Manuel Díaz, reflotó luego que el dirigente socialista fuese nominado en la directiva de la multisindical como gerente de gestión y finanzas. Si bien los hechos se remontan a agosto de 2019, el caso será analizado por el Tribunal Supremo y la comisión de género del PS. Díaz fue electo con la primera mayoría, pero este caso habría influido en la elección de Silvia Silva como presidenta.




El miércoles, el Consejo Nacional de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) eligió a la nueva directiva que estará a cargo de la multisindical por el período 2021-2025. La sorpresa estuvo en la nominación de Silvia Silva como presidenta, considerando que la primera mayoría de esa lista la obtuvo José Manuel Díaz, quien se perfilaba como la primera opción para lograr la testera del organismo. Silvia Silva ocupó el quinto lugar.

De esta manera, la nueva directiva estará conformada, además de Silva, por Erick Campos, secretario general; José Manuel Díaz, gerente de gestión y finanzas; Juan Moreno, primer vicepresidente; Manuel Díaz, vicepresidente de organización; Karen Palma, vicepresidenta de la mujer e igualdad de género; José Pérez, vicepresidente de comunicaciones y difusión; y Bárbara Figueroa, vicepresidenta de relaciones internacionales.

Hasta ahí todo bien. Sin embargo, una denuncia de acoso sexual contra de José Manuel Díaz reflotó. Si bien los hechos se remontan a agosto de 2019, su denunciante, Nathaly Sepúlveda, decidió hacerla pública. Sepúlveda pertenece al sindicato número 1 del Banco Bci de Call Center y en el momento de los hechos era secretaria del Sindicato e integrante de la Federación de Trabajadores de Call Center. Hoy es militante del Partido Comunista.

El nuevo posicionamiento público de Díaz y su irrupción en la lista del PS la llevó a enviar, el 12 de mayo, antes de las elecciones, cartas al Comité Central del PS, al presidente de esa colectividad Álvaro Elizalde y a la abanderada presidencial Paula Narváez.

José Manuel Díaz, gerente de gestión y finanzas de la CUT

“Por medio de la presente me dirijo a usted para manifestar mi malestar y preocupación ante la situación de abuso de la cuál fui víctima con más compañeras en la Central Unitaria de Trabajadores por un militante de ese partido, José Manuel Díaz, actual encargado de Finanzas de la Central. Me parece que ya es de conocimiento público esta situación y me interesa saber cuál es la postura que tomará el Partido Socialista ante el conocimiento de lo sucedido”, dice la misiva.

Esta semana, una vez que se confirmara que José Manuel Díaz tendría un lugar en la directiva, decidió hacer pública esta denuncia. “Hice la denuncia por los canales formales, pero nunca se concretó nada. La CUT no tiene protocolos para abordar estos temas. Al ver que la CUT no hizo nada decidí hacer la denuncia públicamente”.

En agosto de 2019, Nathaly Sepúlveda hizo la denuncia verbal a quien ocupaba hasta este miércoles el cargo de vicepresidenta de la mujer y de equidad de género de la CUT, Julia Requena. “A la compañera que fue personalmente a poner una denuncia verbal sobre los hechos de ese día le comenté que, como todo tipo de denuncia, tenía que hacerlo por escrito y que mientras ella lo hacía, yo iba a interponer la información en la instancia jerárquica de la CUT, es decir, Comité Ejecutivo, Consejo Directivo, Congreso”, relata Requena.

Requena añade que “lo comentó, lo informó y denunció en el Comité Ejecutivo. Luego lo puse en el Consejo Directivo Nacional, que son 45 dirigente y dirigentas, también fui escuchada. Sin embargo, no hubo ninguna decisión al respecto. También en el último Congreso Nacional de la CUT lo expuse”. Nathaly Sepúlveda acusa que “José Manuel les quitó recursos a los temas de género y con eso quiso anular esa vicepresidencia”.

La acusación alude a situaciones de acoso que habría protagonizado Díaz con Nathaly Sepúlveda y otras “compañeras”, según relata la denunciante en sus cartas al PS, durante una peña de la CUT, actividad en la que el dirigente, en estado de ebriedad, habría hostigado a varias mujeres.

Esta situación fue analizada en la lista del PS antes de las elecciones y después de las elecciones. Esto considerando que José Manuel Díaz fue quien obtuvo la primera mayoría nacional y de su lista, con 9.799 votos. Por ello, se perfilaba como el más seguro presidente de la colectividad. Sin embargo, según cuentan diversas fuentes, su nombre tuvo una importante oposición dentro de la lista debido a este caso, ya que era probable que saliera a la luz pública. Esto llevó a que la misma lista ganadora decidiera que Díaz no fue el presidente y en esa negociación apareció el nombre de Silvia Silva.

En la CUT reconocen que es un tema que les afectará y por ende complica la asunción de la nueva directiva. No obstante, señalan que lo mejor es que se investigue y se escuche a ambas partes para zanjar el tema.

Tanto la presidenta de la CUT, Silvia Silva, como José Manuel Díaz fueron contactados por Pulso, sin embargo, no hubo respuesta. Desde la dirección se limitaron a afirmar que el próximo miércoles se efectuará el Comité Ejecutivo donde Bárbara Figueroa le hará entrega de los temas de la Central. Por ello, sostiene que Silva no opinará sobre temas organizacionales hasta disponer de la información.

Al Tribunal Supremo del PS

Díaz es un militante socialista de años. Ingresó a la CUT en 1988 de la mano de Arturo Martínez, quien en ese entonces también era militante de ese partido. Luego en la década del 2000 integró la directiva junto a Martínez.

Si bien se le reconoce su perfil sindicalista, ya que ha estado ligado desde hace 30 años a la CUT, no ha pertenecido a ningún sindicato propiamente tal, por lo que algunos mencionan que no es un dirigente “de base”. Sin embargo, mencionan que sí conoce el trabajo que la multisindical “desde la otra vereda”, es decir, desde las grandes multisindicales.

Dentro del PS es del sector conocido como Nueva Izquierda y por ello es cercano a Camilo Escalona y Osvaldo Andrade. Esa posición lo llevó a formar parte de la mesa directiva de Álvaro Elizalde como vicepresidente.

Por ello, la denuncia llegó al Comisión Política de ese partido esta semana. Desde esa colectividad confirman que el tema se derivó al Tribunal Supremo y la comisión de género, y que será analizado próximamente.

Del comando de Paula Narváez señalaron que “como ha dicho su candidata, cualquier tipo de situación de vulneración a mujeres debe ser investigada y aclarada”.

El intento de un protocolo

Tras esta denuncia, Requena sostiene que propuso en uno de los Comité Ejecutivos y del Consejo crear un protocolo de acoso interno, para la Central y sus afiliadas. “Yo sentía que eso era lo que nosotros podíamos hacer para subsanar y también para dar transparencia y posibilidades, tanto a las denunciantes como a los denunciados o denunciadas”.

Menciona que primero se presentó una propuesta de protocolo donde expusieron experiencias tanto de Argentina como de Uruguay. “No fue aceptado, porque proponía algún tipo de sanción. Luego presentamos un segundo protocolo, el cual fue recepcionado, pero no se aplicó. Aunque hubo un compromiso de que este protocolo iba a estar por lo menos para ser oficializado para el 8 de marzo, tampoco ocurrió”.

Requiera puntualiza que “nosotras que estamos en la lucha sindical, por los derechos de las mujeres trabajadoras y por el respecto de las dirigentes sindicales, sentimos un poco de frustración, en el contexto de que el trabajo no fue bien acogido y no hubo la disposición para que este tema se investigara”.

La exvicepresidenta de la Mujer comenta que realizaron otras acciones como conversar con la presidenta de la CUT (Bárbara Figueroa) y con otras compañeras. “Finalmente, termina el periodo hoy día y ninguna de las situaciones fue finalmente solucionada”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.