Mercado de los videojuegos en Chile: Fortnite es el que más ingresos genera y Nintendo Switch es la consola más vendida

En diciembre de 2022 se anunció la intención de Microsoft de adquirir Activision Blizzard, empresa de videojuegos estadounidense, cuya principal franquicia es el reconocido juego Call of Duty. Si bien los organismos reguladores de la libre competencia de Estados Unidos se oponen a la operación, en otros países esta ha conseguido una más fácil aprobación. En Chile, la Fiscalía Nacional Económica recomendó aprobar la fusión, esto luego de haber realizado una extensa investigación sobre el mercado de los videojuegos.


A fines de diciembre de 2022, la Fiscalía Nacional Económica (FNE) dio luz verde a la compra de Activision Blizzard Inc (ABK) (creador, entre muchos otros juegos, del popular Call of Duty) por parte de Microsoft Corporation (Microsoft) y descartó que se reduciría “sustancialmente la competencia” del mercado de los videojuegos. Microsoft había ingresado a la Fiscalía la notificación de adquisición en julio de ese mismo año.

La posición de la FNE se contrapone con la de la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), ya que esta última estima que el acuerdo de US$69 mil millones daría paso “a Microsoft suprimir a los competidores de sus consolas de juegos Xbox y su negocio de contenido por suscripción y juegos en la nube en rápido crecimiento”, según explicó el organismo, el cual busca bloquear la compra.

No obstante, la FNE, tras realizar un estudio del mercado, determinó que los antecedentes le permiten descartar una afectación a la competencia en el mercado de los videojuegos, por lo que “se recomienda aprobar la presente operación de concentración de manera pura y simple, por no resultar apta para reducir sustancialmente la competencia”, de acuerdo al informe de aprobación de la fusión.

Para el estudio, el ente fiscalizador solicitó información tanto a Microsoft como a ABK, a los competidores y otros actores vinculados a la industria de los videojuegos. Además, realizó una encuesta a jugadores chilenos de videojuegos para recabar información sobre preferencias y patrones de consumo.

Las partes

En el informe de la FNE se describe que Microsoft es una empresa de tecnología que opera a nivel mundial que desarrolla actividades en diferentes segmentos, entre ellos el negocio de videojuegos. Así, publica y distribuye videojuegos para computadores, consolas y dispositivos móviles. La publicación de videojuegos se extiende tanto a juegos de desarrollo propio como a aquellos elaborados por desarrolladores independientes. Además, Microsoft ofrece el servicio de suscripción a catálogos de videojuegos de desarrollo propio y de terceros, y la funcionalidad de juego en la nube o cloud gaming.

fornite

Adicionalmente, Microsoft produce la consola Xbox, que incluye distintas generaciones de dicho dispositivo que han sido lanzadas hasta la fecha, y también se dedica a actividades vinculadas a la publicidad gráfica digital. También, desarrolla y vende el software y sistema operativo Windows.

Por su parte, ABK es una empresa con sede en California, Estados Unidos, que dentro de sus actividades contempla el desarrollo y publicación de videojuegos para computadoras, consolas y dispositivos móviles. ABK no comercializa ni se vincula con ninguna empresa productora de consolas o dispositivos de juegos, dice el informe de la FNE.

Además, ambas empresas ofrecen espacio de publicidad digital y licencias para promoción comercial o merchandising.

Análisis por género

En su análisis, la FNE detectó que las empresas desarrolladoras de videojuegos segmentan por regiones las distintas áreas geográficas, reconociendo a Latinoamérica –en algunos casos excluyendo a México y Brasil–, como una región con particularidades propias en cuanto al perfil y preferencias de los jugadores.

Por ejemplo, en Latinoamérica, sin considerar Brasil, los dos géneros que generan mayores utilidades son shooter (de disparos) y sports (de deportes), mientras que, en regiones como Asia y Oceanía, los géneros que encabezan la lista son shooter y action-adventure (de acción y aventura).

Por su parte, en Asia gran parte de los ingresos generados por ventas de videojuegos vienen del género RPG (role-playing game, o juegos de rol), a diferencia de lo que ocurre en otras regiones, en que los juegos de dicho género representan una cuota menor de los ingresos.

Competencia

Dentro de la competencia de ABK y Microsoft se encuentran los proveedores de consolas: Sony -responsable de Playstation- y Nintendo, con videojuegos desarrollados por estudios propios.

Así, uno de los puntos relevantes sobre la competencia que recabó la Fiscalía es que entre los videojuegos más populares de Sony aparecen las franquicias: The Last of Us, God of War, Ghost of Tsusima, Marvel´s Spider-Man, y MLB The Show, todos exclusivos para sus plataformas.

En el caso de Nintendo, los videojuegos más populares desarrollados por dicha empresa corresponden a Animal Crossing, Super Mario Bros y The Legend of Zelda, los cuales también son videojuegos exclusivos para sus plataformas.

Por otro lado, con respecto a las consolas, en particular para Chile la investigación realizada por la FNE muestra que la más comercializada es Nintendo Switch y que en el año 2021, Xbox fue la segunda más relevante en términos de ventas (y la tercera a nivel global).

Ahora, con respecto a la diferencia entre las distintas regiones en el mundo, el informe señala también que las preferencias de los jugadores de Latinoamérica varían respecto al promedio mundial. En ese sentido, si bien Electronic Arts (desarrollador de juegos como Los Sims y FIFA) se mantiene como el desarrollador más importante, su relevancia aumenta en América Latina, representando entre un 20% y 30% de los ingresos totales por ventas digitales frente a un 10%-20% a nivel global.

Asimismo, de acuerdo con el informe, Epic Games (desarrollador de Fortnite y Gears of War) se posiciona en segundo lugar del ranking y ABK se mantiene en el tercer lugar, aunque su participación disminuye en comparación con el promedio mundial. En su conjunto, los siete principales desarrolladores concentraban entre el 70% y 80% de las ventas digitales totales de juegos para consolas para Latinoamérica.

El ente regulador, además, pudo determinar que la franquicia principal de ABK, Call of Duty, incluidos sus distintos títulos, figura entre los principales videojuegos actualmente disponibles. Sin embargo, a nivel de Latinoamérica, su relevancia es comparativamente menor.

Por otra parte, respecto a los ingresos, el informe de la FNE destaca que en el 2020 a nivel global, Call of Duty estaba presente entre los diez videojuegos con mayores ingresos generados en consolas con dos de sus títulos: “Call of Duty: Modern Warfare” y “Call of Duty: Cold War Black Ops”. Sin embargo, la suma de los ingresos generados por estos dos títulos no supera al principal título del mercado: Fortnite.

Lo mismo ocurre cuando se analizan las plataformas de Microsoft y Sony por separado. En ese sentido, Fortnite la franquicia más exitosa para Xbox, y FIFA para Playstation. La primera además representa una mayor proporción de los ingresos totales y preferencias de los jugadores en Latinoamérica en comparación con las demás regiones a nivel mundial.

Con todo, la FNE concluyó que, dado lo anterior y entre otros antecedentes, la entidad que resultaría de la fusión se constituiría como uno de los principales desarrolladores de videojuegos a nivel global, pero que en Latinoamérica existen otros actores con presencia importante en el mercado que podrían actuar como contrapeso.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".