Se suma la banca: Scotiabank se transforma en la primera firma del sector en trabajar menos de 40 horas

FACHADA DEL BANCO SCOTIABANK

Desde mayo, la entidad financiera disminuirá su jornada laboral de 42 a 39 horas semanales. La decisión, responde entre otras cosas, a los avances en productividad que ha traído la agenda de modernización y transformación digital desplegada por la firma, que le ha permitido ser más eficiente en el uso del tiempo.




“En muchas empresas en nuestro país ya es una realidad”. A fines de marzo, la ministra del Trabajo, Jeannette Jara, insistió en un punto: priorizaría en su agenda el proyecto que busca reducir la jornada laboral a 40 horas semanales. Ya había impulsado reuniones con empresarios y sostuvo que varias compañías estaban avanzando en esa línea. Y así era. Sólo semanas antes, la cooperativa Coopeuch había informado la reducción de su jornada de 41 a 39 horas semanales para los casi dos mil trabajadores que tiene en todo el país.

Si bien hoy existen varias firmas que trabajan menos de las 45 horas que rigen actualmente, de a poco otras se suman a jornadas inferiores a las 40 horas. Tal es el caso de Scotiabank, el primer banco que avanza en esa dirección. Ya desde julio, la institución financiera había establecido una jornada especial que implicaba reducir el horario los días viernes. Y ahora, la disminución será mayor. Si trabajaban 42 horas a la semana, desde mayo serán sólo 39 horas.

“Con esta medida queremos contribuir de manera significativa al bienestar de nuestros trabajadores, permitiéndoles conciliar de manera más efectiva su vida personal y laboral, y es reflejo de la confianza que tenemos en nuestro equipo, el cual ha mostrado altos índices de compromiso con la organización y un gran sentido de orgullo por la empresa en la que se desarrollan “, explica la VP de Gestión de Personas, Cultura y Asuntos Corporativos, Jacqueline Balbontín.

Esta iniciativa –destacan- responde también a los avances en productividad que ha traído la agenda de modernización y transformación digital desplegada por la entidad, que le ha permitido ser más eficiente en el uso del tiempo.

El banco tiene actualmente 6.108 trabajadores; de ellos, 6.069 son de jornada completa, y los restantes, de jornada parcial.

La legislación vigente establece que el tope máximo de horas ordinarias trabajadas semanalmente no puede exceder las 45 horas. En 2019, la en ese entonces diputada Camila Vallejos (PC) presentó un proyecto que buscaba reducir ese máximo a 40 horas; el tema fue reimpulsado por el gobierno de Gabriel Boric, asumiéndolo como un compromiso de su administración.

Según datos del INE, en el el trimestre diciembre-febrero de 2022, el promedio de horas trabajadas creció 3,6%, llegando a 36,3 horas a la semana. Según sexo, ese número para los hombres fue de 38,9 y para las mujeres, de 32,8 horas.

Se mantiene el modelo híbrido

Tal como ya lo ha hecho un gran número de empresas a nivel nacional, Scotiabank también tomó la decisión de implementar de forma permanente un modelo laboral híbrido y flexible, que combina la presencialidad con el trabajo remoto.

“Gracias a que el banco ya contaba con políticas de teletrabajo, fuimos una de las primeras organizaciones en la industria financiera en contar con un modelo que combina la presencialidad con el trabajo a distancia. Esta medida ha sido muy valorada por nuestro equipo”, señala Jacqueline Balbontín. Y agrega: “Estamos convencidos de que este esquema será clave en la oferta de valor para atraer y retener a los mejores talentos”.

El modelo híbrido de trabajo contempla que los empleados asistan a las oficinas en turnos, los cuales fueron definidos por cada área según sus objetivos y necesidades de negocio y las de sus equipos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.