Sigue la disputa entre las AFP y el regulador: ahora la Asociación “valora que comiencen a desclasificarse los cálculos” de la reforma previsional

Recorridos-locales-AFP-7125721.jpg

Además, desde el gremio que agrupa a las AFP también dijeron que las "cifras del gobierno no desmienten que la mayor cuantía de las transferencias de 0,1 UF por año de aporte vaya a pensionados con mas años cotizados y mayores beneficios".


Declaraciones van y vienen entre la Asociación de AFP y la Superintendencia de Pensiones. Todo partió porque este martes el superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, comentó a los diputados de la Comisión de Trabajo que si el 6% extra de cotización que contempla la reforma previsional fuera todo a las cuentas individuales, en vez de a un fondo común, quedarían 1,4 millones de actuales jubilados sin aumento de pensión. Y agregó que “ese 1,4 millones de personas son jubilados actuales, que tienen pensiones bajas”.

Con ello, se refería a que el proyecto propone que el fondo común pueda entregar UF 0,1 por cada año cotizado a los actuales pensionados, con un tope de 30 años, es decir, un máximo de 3 UF al mes. Ante ello, al día siguiente la Asociación de AFP elaboró un documento donde, sin mencionar al regulador ni sus declaraciones, rebatió algunos de sus argumentos: dijo que esto “beneficia más a mayores ingresos”, y que no eran 1,4 millones de personas las beneficiarias, sino más bien correspondería a un universo que alcanza los 943 mil actuales pensionados de vejez de AFP y aseguradoras.

Este último cuestionamiento es lo que luego la Superintendencia de Pensiones (SP) salió a refutar. Según una minuta que elaboró este jueves el regulador, los cálculos que informó el superintendente Macías a los diputados estuvieron correctos. Allí se reafirma que “de acuerdo con la SP, de un total de 1,6 millón de personas pensionadas en la actualidad por vejez e invalidez, 1,4 millón tiene 12 o más meses cotizados y se beneficiarían con la garantía global (intergeneracional)”.

Y ahora la Asociación de AFP volvió a responder al regulador. En primer lugar, el gremio dice que “valora que se desclasifiquen datos relevantes de la reforma”. Pero además, la Asociación enfatiza que las “cifras del gobierno no desmienten que la mayor cuantía de las transferencias de 0,1 UF por año de aporte vaya a pensionados con mas años cotizados y mayores beneficios”.

Así las cosas, el gremio dice que “de las cifras desclasificadas del gobierno, se estima que las transferencias que se sacarán de la cuenta colectiva de los trabajadores que coticen en el 6% llegará a US$ 1.217 millones el primer año”. Y de esas transferencias, detalla que “US$ 686 millones irá para los hombres y US$ 525 para las mujeres”.

Lo que ahora dice el gremio

Son varios los puntos que abarca la Asociación de AFP en estas nuevas declaraciones. Primero, señala que luego de que el gremio estimó el destino del beneficio de 0,1 UF por año cotizado “con la base de datos pública de la Superintendencia, para el universo de pensionados de vejez, la SP explicó en una minuta su estimación divulgada en sesión en el Congreso”.

Agrega que valoran “que comiencen a desclasificarse los cálculos y se expliquen la fuente de las cifras, ya que son los únicos que manejan esa información. Las AFP y otros centros de investigación no tienen acceso a esas bases de datos completas para analizar cada uno de los programas propuestos por la reforma previsional”.

Y puntualizan que “la intención del estudio elaborado por el gremio era demostrar que estas transferencias llegarían en mayor magnitud a los pensionados con mas años cotizados y mayor pensión de todo el universo considerado, y aclarar que la afirmación de que este beneficio iría a los más pobres era incorrecta, como se afirmó en el Congreso”.

Sostienen que “esta conclusión es obvia si se considera el diseño de la transferencia, entregando más a aquellos que cotizaron por más tiempo”.

Asimismo, afirman que “es importante ir analizando cada uno de los programas propuestos por la reforma, ya que se hace muy difícil entender la justicia y eficiencia de ellos si la información entregada agrupa todos los efectos y no se entregan los supuestos e información necesaria para una clara comprensión de ellos”.

También comentan que aún hay temas pendientes. “Es importante que se muestre con mayor nitidez el costo para los trabajadores que cotizan de esta reforma, ya que los fondos utilizados para repartir beneficios son financiados por el fondo colectivo, por lo cual se debe trasparentar qué grupo de trabajadores deberán pagar esta reforma”, afirmaron.

Y agregan que “ya es sabido que con el reparto intrageneracional, los pensionados con una renta sobre el promedio sufrirán una merma en su cotización, pero todos los trabajadores soportarán una menor rentabilidad de su cuenta colectiva, y ese efecto y costo deberá dimensionarse tanto en el periodo de transición de la reforma, como en la etapa de madurez del sistema”.

La nueva respuesta del regulador

Luego de estas declaraciones, la Superintendencia precisó que “lo que la SP aseveró en el Congreso es que si la nueva cotización de los empleadores va a la cuenta individual y no al Seguro Social, aproximadamente 1,4 millón de pensionados actuales, así como quienes se vayan pensionando próximamente, no subirán sus pensiones y que en el futuro los nuevos pensionados que más se verán beneficiados de los beneficios del nuevo Seguro Social -funcionando ya integralmente- serán las y los pensionados de ingresos medios y bajos y mujeres”.

En ese sentido, señalaron que “no se aseveró que las y los pensionados actuales que recibirán los beneficios de aprobarse la reforma son los de más bajas pensiones, sin que eso implique desconocer la insuficiencia de las pensiones actuales y el merecido aumento de pensiones de quienes cotizaron y, aun así, reciben bajas pensiones”.

Añadieron que “de acuerdo con las estimaciones de la SP, de un total de 1.600.000 personas que se encuentran pensionadas en la actualidad por vejez e invalidez, 1,4 millón tiene 12 o más meses cotizados y se beneficiarían con la garantía global (intergeneracional) de 0,1 UF por cada 12 meses de cotizaciones continuas o discontinuas, con un máximo de 360 meses de cotizaciones (30 años)”.

Y dijeron que “ese universo se refiere a las y los actuales pensionados por vejez o invalidez por retiro programado (AFP) o renta vitalicia (compañías de seguros), incluyendo a quienes hoy tienen menos de 65 años, pero que recibirán el beneficio de garantía global una vez que cumplan dicha edad. Se trata de personas que en el presente tienen pensiones de referencia autofinanciadas medianas de $ 44.174 en caso de las mujeres y de $ 162.088 en el caso de los hombres, con una mediana de años cotizados de 14,5 y 26,2, respectivamente”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La empresa italiana 3D WASP, diseñó una casa experimental autosuficiente y sostenible que además incluye paneles solares y sistemas de recolección de lluvia para regar.