A dos meses del estallido: bonos del Banco Central retoman niveles precrisis y el dólar y la Bolsa se acercan

La Bolsa de Santiago conformó una comisión para ir supervisando los avances del proceso de estudio de una integración con las bolsas de Perú y de Colombia.

El dólar ha caído $72 desde el peak, el IPSA ha recuperado la mitad de lo perdido y las tasas de los BCU volvieron a niveles precrisis.




El pánico y la incertidumbre dominaron los mercados financieros locales tras el estallido social que comenzó el pasado 18 de octubre.

Así, diversos inversionistas, en particular locales, liquidaron parte de sus activos para comprar dólares y aumentar su exposición en el exterior. Esto elevó la demanda por el dólar, impulsando a su vez su valor.

En efecto, desde el inicio de la crisis hasta el 28 de noviembre el tipo de cambio subió $116,7 hasta $828,74, marcando su máximo histórico.

En el caso de la Bolsa de Santiago, el IPSA, su principal índice, llegó a caer 15% en pesos y 23,81% en dólares hasta los 4.412,25 puntos al 13 de noviembre, siendo su menor nivel desde marzo de 2017. De ese modo, fue la bolsa que más descendió en el mundo durante ese lapso.

Otro instrumento que se vio fuertemente impactado por el contexto fueron los bonos del Banco Central, en particular el rendimiento de los instrumentos en UF (BCU) con vencimientos a 10 años. Desde el 18 de octubre al 14 de noviembre aumentó 116 puntos base, hasta 1,42%, su máximo nivel desde abril.

De este modo, revirtió la tendencia a la baja que venía mostrando antes de la crisis, donde incluso rompió en reiteradas ocasiones niveles mínimos históricos.

60 días

El panorama ha venido cambiando en las últimas semanas. A dos meses desde el comienzo del estallido, los mercados muestran relativa normalización.

Desde que marcó su máximo histórico, el dólar ha retrocedido $72,24 hasta $756,5, al cierre de ayer, quedando a $44 para llegar a valores pre crisis.

Según Luis Felipe Alarcón, gerente de Estudios de Inversiones de EuroAmerica, lo anterior se explica por varios factores: "La intervención cambiaria que está desarrollando el Banco Central, por el escenario local algo más estable y el rally del cobre producto del acuerdo entre China y Estados Unidos".

El metal rojo se cotizó ayer en US$2,80 la libra tras 10 jornadas consecutivas de ganancias en las que acumula un alza de 6,25%, registrando su mejor racha desde diciembre de 2017.

En el corto plazo, Alarcón cree que el tipo de cambio tiene un poco de espacio para seguir cayendo.

En paralelo, el IPSA ha estado retomando el terreno positivo en las últimas semanas. De hecho, en lo que va de diciembre ha trepado 6% en pesos y 12,8% en dólares hasta 4.814,68 puntos, siendo la bolsa de mejor desempeño en el mundo en ese período. A su vez, ha recuperado poco más de la mitad de lo que había perdido.

"Esto ha venido de la mano con: inversionistas extranjeros que han ingresado al mercado local hasta inicios de diciembre; así como inversionistas locales (institucionales principalmente)", explica Andrés Cáceres, analista estrategia senior Bci Corredora de Bolsa.

Añade que "en el caso de los primeros, hemos visto como solo durante diciembre han ingresado casi US$90 millones a nuestra bolsa a través del ETF MSCI Chile. Mientras que en el plano local los institucionales han seguido esa línea y en la última semana se han visto entradas netas de poco más de US$800 millones a fondos mutuos accionarios locales".

Guillermo Araya, gerente de Estudios de Renta4, complementa que ha influido "la disminución de las movilizaciones sociales, asociadas al avance en las mejoras en pensiones y el avance en el proceso de una nueva Constitución".

Mientras Cáceres espera un cierre de año en torno a 4.700 puntos, Araya estima que debiera alcanzar los 5.300 puntos.

Renta fija

El rendimiento del BCU a 10 años ha disminuido 117 puntos base desde el 14 de noviembre hasta 1,42%, retomando los niveles de antes del estallido.

Al respecto, Miguel Inzunza, gerente de mesa institucionales de MBI Corredores de Bolsa, señala que "todas las tasas de los bonos del Banco Central tanto en UF como en pesos han caído en las últimas semanas y se han apretado todos los spreads, lo que se debe a que el riesgo país se ha estabilizado, que han vuelto capitales al país comprando dólares y activos locales, y han estado volviendo personas al fondo E de las AFP".

Comenta