Baja en el turismo afecta la ocupación hotelera y evidencia los contrastes entre el norte y el sur

Las lluvias altiplánicas y la caída del número de turistas argentinos han afectado la cifra global, que caerá casi 17% en la temporada, la mayor en una década. El sector hotelero anticipa una menor ocupación de entre 15% y 20% y la autoridad resalta el crecimiento de zonas como Chiloé y el sur Austral.


El gobierno está recabando los datos para entregar una evaluación más certera del verdadero panorama del turismo estival en esta temporada y que podría cambiar el pronóstico que hace poco dio a conocer de una caída de 16,8% en el trimestre y que, de concretarse, se consolidaría como el mayor desplome sectorial para un período similar al menos desde los registros disponibles desde 2009.

Si bien la variable que más ha golpeado las cifras ha sido el publicitado derrumbe en la cantidad de visitantes de Argentina, debido a la crisis cambiaria del otro lado de la cordillera, en lo negativo se han sumado las fuertes lluvias del “invierno altiplánico”que causaron estragos en el extremo norte del país -que llevaron al gobierno a decretar zona de catástrofe y provocaron la peor crisis para el turismo en un desolado San Pedro- y el violento sismo con epicentro en la Región de Coquimbo. Del lado positivo, sin embargo, se sacan cuentas alegres en el sur -y mucho- especialmente en las zonas lacustres, la isla de Chiloé o la Región de Magallanes.

“Indudablemente los fenómenos naturales impactan los destinos turísticos, pero estamos viendo que hay destinos no tradicionales que este año se han potenciado y recibido más turistas. Por ejemplo, Punta Arenas registró más de 85% de ocupación hotelera en enero y la Región de Coquimbo promedia un 80% en reservas de alojamientos para esta segunda quincena de febrero”, dijo la subsecretaria de Turismo, Mónica Zalaquett.

“Estamos haciendo una evaluación a nivel nacional que estará lista en marzo. Sin embargo, los operadores turísticos nos reportan que en zonas como Chiloé y zona sur austral hay un aumento de visitantes”, agregó la funcionaria.

La autoridad admitió que no obstante la variación del número de visitantes en esta temporada “es importante” por la caída de los turistas argentinos, de todos modos la misma proyección apunta a 2.366.160 visitantes, es decir casi el doble de turistas extranjeros que hace 10 años, cuando llegaron a Chile tan solo 1.282.653.

“Por lo tanto, si comparamos el número de turistas en términos absolutos, indudablemente estamos avanzando, porque hay una demanda y una oferta que se han diversificado en la última década, lo cual es uno de los objetivos primordiales de la estrategia nacional de turismo”, sostuvo Zalaquett.

Añadió que lo ocurrido con los argentinos -que también se ha sentido en las ventas del comercio- ratifica la postura del gobierno de diversificar los mercados, por lo que la estrategia en promoción internacional se orienta a naciones estratégicas como Brasil, Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia, España, China y Australia.

De hecho, según las últimas cifras del Estudio de Turismo Receptivo, solo el aporte de divisas de turistas provenientes de Brasil y Estados Unidos, junto con países europeos como Francia, Inglaterra, Alemania e Italia, concentra alrededor de 30% del total.

Voz de los hoteleros

Paulina Sierra, gerente general de la asociación gremial Hoteleros de Chile, estimó que ha existido una baja de las ocupaciones de entre 15% y 20% y recordó que la temporada está en pleno desarrollo. “Las caídas están marcadas por los argentinos y por el mercado brasileño que se ha visto contraído durante enero. Esperamos que el mercado interno tenga un mayor movimiento durante febrero y marzo, ya que hay muchos chilenos que vienen postergando sus vacaciones para marzo, debido a que encuentran mejores precios, buen clima y menos gente”, dijo Sierra.

La ejecutiva explicó que San Pedro de Atacama se ha visto más impactado por las lluvias altiplánicas, lo que sin duda afecta a la actividad hotelera, ya que algunos establecimientos han debido cerrar, aunque la buena noticia es que la Intendencia Regional comunicó la reapertura de los principales puntos turísticos para reactivar el destino lo antes posible, además del apoyo de la Subsecretaría de Turismo y de Sernatur para este codiciado destino -como también lo son Puerto Varas, Pucón, Chiloé, Isla de Pascua y Viña del Mar- esté funcionando al 100% a la brevedad.

“El turismo de negocios también se ha visto impactado por el menor flujo de argentinos. Entonces es menor en ocupación que el año anterior, aunque mejor en tarifa por el tipo de cambio que ahora es más alto. Por lo menos a mí, no me parece dramático”, dijo una fuente de ese segmento.

Seguir leyendo