Chile recibe halagos en la COP24 y llama a EEUU a reincorporarse al acuerdo de París

Environmental activist protests against fossil fuel in front of the the venue of the COP24 UN Climate Change Conference 2018 in Katowice

Nuestro país cumplió primero con algunas de las tareas encomendadas y la ministra de medioambiente fue llamada a mediar la negociación de mercado para el cambio climático.




La urgencia es absoluta, según la cantidad de expertos científicos que ha desfilado en la COP24, alertando que se está lejos de las metas planetarias, mientras crecen los riesgos por el cambio climático.

En ese marco, sobresale en el extremo negativo la posición de Estados Unidos, que ya anunció su salida del Acuerdo de París mientras que al lado positivo se cuentan varias naciones, entre ellas Chile.

Representado en la cumbre en Katowice, Polonia, por la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, nuestro país recibió halagos y distinciones que respaldan la tarea hecha en relación a sus compromisos.

Además del ya anunciado liderazgo del ministro de Hacienda, Felipe Larraín, junto con a su par finlandés, Petteri Orpo, de la Coalición de Ministros de Finanzas para el cambio Climático del Banco Mundial, en la COP24 recibió otras buenas noticias.

Al entregar su informe bianual, Chile fue el primer país emergente en cumplir una tarea clave para la evaluación de las políticas públicas de cuidado del medioambiente.

"Chile se la juega por la transparencia para que podamos evaluar si lo que has hecho ha contribuido efectivamente a disminuir los gases de invernadero y, a su vez, definir las acciones que vamos a tomar en post de aumentar efectivamente los compromisos como planeta", indica Schmidt desde Polonia, a quien además se le encomendó el liderazgo de la negociación sobre mercado en la cumbre, una tarea particularmente compleja, ante declaradas diferencias entre las naciones participantes.

En ese marco, Schmidt aprovechó de adelantar la agenda para el proyecto de ley marco para el cambio climático.

Asegura que en abril del próximo año se va a elaborar un anteproyecto, iniciando un proceso de participación ciudadana formal donde se verán los aportes de la ciudadanía, entre ellos, científicos, académicos y el mundo empresarial.

De esta manera, se llevaría el proyecto al Congreso en agosto de 2019, intentando que se quede aprobado antes del término del gobierno.

Preocupación por EEUU

La preocupación expresa de Chile contrasta con la posición de negación de Donald Trump, la cual está dejando a Estados Unidos fuera del Acuerdo de París. De hecho mientras se desarrolla el COP24, el mandatario se refirió una sola vez al pacto mundial en la materia, culpándolo de los problemas que enfrentan los franceses y que llevaron a las grandes protestas del fin de semana.

Aunque el diálogo a nivel diplomático sigue y aunque los expertos recalquen la importancia de que la primera economía mundial se sume los compromisos para evitar un rápido aumento de la temperatura global, todo parece indicar que la administración Trump no dará un paso atrás y finalmente se concrete la salida de EEUU del acuerdo el próximo año.

De acuerdo con el informe IPCC presentado en la cumbre, el mundo está caminando hacia un aumento de las temperaturas de 3°C, muy por encima del 1,5°C comprometido en la COP21 de 2015, donde - bajo la presidencia de Barack Obama- Estados Unidos lideraba los esfuerzos por detener el cambio climático.

Sin embargo, ese reporte, encargado por la ONU, fue negado este fin de semana justamente por Washington, en conjunto con Rusia, Arabia Saudita y Kuwait, adelantando las difíciles negociaciones que tienen lugar hasta el viernes.

En ese contexto Schmidt recalcó que en Chile se tiene la convicción de que el gobierno estadounidense "tiene que volver a incorporarse para darle un impulso" al cuidado del medio ambiente, aspirando a que las negociaciones, que terminan en lunes, tengan como resultado "una carta de acuerdo, que permita flexibilidad a los distintos países para dar cumplimiento a sus compromisos".

Comenta