Dólar cae a los $638 en línea con la debilidad internacional de la divisa

Autor: Marlén Gac

La moneda norteamericana profundizaba las pérdidas iniciadas el viernes, previo a los anuncios que realizarán los banco centrales esta semana. Con esto, el peso chileno ignoró la caída del cobre y se apreció $4,5.


Este lunes, el dólar incrementó sus pérdidas frente al peso chileno y anotó una caída de más de $4. El comportamiento del tipo de cambio se produce en medio de un clima de expectación frente a las reuniones de política monetarias de los bancos centrales del mundo, lo cual mantiene a la moneda norteamericana bajo presión.

El dólar frente al peso chileno retrocedió $638,5 frente a los $643 del cierre anterior, lo que se traduce en una caída de $4,5. De esta forma, la moneda local marca su 5ta jornada consecutiva al alza y acumula avance de 2,5% en julio, tras cuatro meses de pérdidas.

La apreciación del peso chileno está en línea con el negativo desempeño del dólar en los mercados externos previo a los anuncios que realizarán esta semana los bancos centrales.

El jefe de divisas globales de Brown Brothers Harriman, Marc Chandler, explica que tras la debilidad de la moneda durante los últimos cinco viernes, es común que la tendencia se replique los lunes.

Además, Chandler agrega que el dólar se mantiene dentro del rango, expectante a los anuncios de los bancos centrales. Esta semana culmina la reunión de política monetaria de la Reserva Federal y de los Centrales de Inglaterra (BOE) y Japón (BOJ).

Las proyecciones indican que la Fed dejará intacta la tasa de interés en 1,75% y 2%, postergando eventuales alzas para septiembre y diciembre. En el caso del BOE se estima que se concretará un incremento de tasas, mientras que el mercado espera que BOJ anuncie cambios en su programa de estímulo monetario.

El Dollar Index -indicador que mide el desempeño de la divisa norteamericana frente a una canasta de seis divisas del mundo- caía 0,32%.

Con este escenario, el peso chileno ignoró la caída en el precio del cobre y fue la tercera moneda emergente que más se apreció frente al dólar.

Desde Alpari Research, el analista César Valencia comenta que la baja del tipo de cambio se explica “más por una caída del dólar a nivel internacional, tras un relajamiento en las tensiones comerciales. Recordemos que la semana pasada Donald Trump llego a una “especie” de consenso con Europa para no imponer más aranceles a las importaciones”.

Sumado a ello, Valencia destaca que tras el fuerte crecimiento del segundo trimestre de la economía de Estados Unidos, los inversionistas tendrán los ojos puestos en la FED, “respecto de que movimientos realizará en las próximas reuniones de políticas monetarias. Esta calma temporal ha hecho que el dólar se debilite y fije un próximo piso en $630, en cambio una vuelta en la tensión comercial lo impulsaría hasta $642”.

#Tags


Seguir leyendo