Dólar se acerca otra vez a $1.000 por incertidumbre global y analistas creen que el BC no debe pensar aún en una nueva intervención

Mercado recorta proyección para la inflación en 2023 y ve pronto inicio de reducción en las tasas de interés

Mientras la moneda norteamericana subió este lunes más de $20, cerrando en $992, el instituto emisor emitió un comunicado ratificando para fin de mes el término de su actual intervención cambiaria. De todos modos, el ente rector puntualizó que siempre se reserva el derecho de actuar al respecto, ante circunstancias "excepcionales".


En momentos en que se acerca el fin de la actual intervención cambiaria por parte del Banco Central, el dólar nuevamente aparece en el horizonte como una amenaza. Ya subiendo sostenidamente en la última semana y media, este lunes arremetió con fuerza y cerró con un alza de más de $20, llegando a $992. Este es su mayor nivel desde el 15 de julio ($975), justo el día después de la intervención cambiaria, cuando la divisa norteamericana escaló hasta su máximo histórico de $1.051.

Además, el dólar anotó su octava jornada consecutiva de incremento, si se descuentan los dos feriados en días hábiles que tuvieron las Fiestas Patrias pasadas, acumulando una ganancia de $93,61 desde el 12 de septiembre.

Pero esta situación no es solo de Chile, sino que el peso chileno pierde fuerza en medio de los temores a una recesión global que empuja los precios de las materias primas a un desplome. Los mercados mundiales están internalizando un nuevo escenario donde la Reserva Federal de EEUU subiría más fuerte y por más tiempo su tasa de interés para poder controlar la inflación. Esto lleva a los inversionistas a evitar los activos de riesgo, resaltó Bloomberg. Junto con el peso chileno, la mayoría de las monedas cayó fuerte frente al dólar en la jornada, con el euro y la libra esterlina, por ejemplo, en niveles históricos.

Durante la mañana de este lunes también, la consejera del Banco Central, Stephany Griffith-Jones, sostuvo que el instituto emisor “está monitoreando” de cerca los movimientos del dólar, al participar en una actividad organizada por la Universidad de O’Higgins.

Este panorama se da a sólo cuatro días de que el Banco Central finalice su programa de intervención. Y si bien durante la mañana se alcanzó a especular respecto de qué haría el ente rector dada esta nueva coyuntura, esa interrogante se terminó en horas de la tarde, ya que emitió un comunicado reafirmando el término de este proceso.

“El Banco Central de Chile informa que, tal como estaba previsto en el anuncio de fecha 14 de julio de 2022, el programa de intervención cambiaria y provisión preventiva de liquidez en dólares finalizará el día viernes 30 de septiembre de 2022. Por lo tanto, a partir del día 2 de octubre de 2022, cesarán las operaciones de venta de dólares spot, FX swap y Repo”, señaló el Central.

A partir de la fecha antes señalada, el BC informó que “se ofrecerá únicamente la renovación del stock de operaciones de ventas de dólares forward, a condiciones de mercado, del stock vigente a hoy, por el equivalente a US$ 9.110 millones. De ser declarada desierta alguna subasta, este monto será reprogramado para la siguiente semana”.

Este esquema de renovación estará vigente hasta el día viernes 13 de enero de 2023. Eventuales cambios a este mecanismo de renovación, producto de modificaciones en las condiciones de mercado, se anunciarán oportunamente, señaló.

La evaluación que hace el Central sobre la intervención es positiva: “El Consejo del Banco Central de Chile estima que el programa de intervención cambiaria y provisión preventiva de liquidez en dólares ha logrado el objetivo de ayudar al adecuado funcionamiento del mercado cambiario, facilitando el ajuste de la economía y los mercados financieros a las condiciones externas e internas”.

Por esta razón, el Consejo mantiene su compromiso con el régimen de flotación cambiaria, y se reserva “la opción de intervenir el mercado cambiario en circunstancias excepcionales si considera que el buen funcionamiento del mercado financiero está en riesgo”, agregó.

De acuerdo con la información del Central, del total destinado a la venta de dólares spot, al día de hoy se ha adjudicado un total de US$ 5.950 millones y que al cierre del viernes ese monto llegará a los US$6.100 millones de un total de US$10.000 millones.

Con este proceso, las reservas internacionales del Central pasaron del orden de US$45 mil millones a unos US$39 mil millones.

Los expertos coinciden en que no es el momento para que el BC salga nuevamente con un programa de intervención, puesto que las causas son globales y la apreciación de la divisa va en línea con los fundamentales, por lo que no hay señales de un desalineamiento. “Detrás del alza más reciente se reconocen principalmente factores externos. El precio del cobre ha retrocedido y el dólar global ha ganado valor, alcanzando máximos históricos, ante la perspectiva de alzas más agresivas en la tasa de la Fed”, comenta el economista jefe de Bci, Sergio Lehmann. No obstante, afirma que “vemos que los premios por riesgo sobre activos chilenos permanecen muy elevados. La incertidumbre, si bien revela hoy bordes mejor definidos, sigue siendo alta”. Esto, para Lehmann, principalmente se da por factores políticos. “Se reconocen discrepancias importantes dentro de la coalición de gobierno en temas claves, como es la reforma de pensiones, acuerdos comerciales, cifras relativas al desarrollo de Chile en los últimos años y otros, que introducen volatilidad”.

Tomás Flores, economista de Libertad y Desarrollo (LyD,) añade que “esta nueva alza del dólar en Chile se está repitiendo en varios países como consecuencia del alza, presente y futura, de las tasas de interés en EEUU. A su vez, el recorte de las proyecciones de crecimiento para el mundo está afectando los precios de los commodities, entre ellos del cobre, lo cual afecta adicionalmente a nuestra moneda”.

Otra visión la entrega el economista Patricio Rojas, de Rojas y Asociados, quien argumenta que “a medida que la expectativa es que Estados Unidos subirá más fuerte la tasa de interés y la posibilidad de que vayamos a una desaceleración más profunda e incluso recesión en algunas partes del mundo, el dólar por supuesto que ganará terreno. La depreciación del peso tiene origen ahí”.

Qué debe hacer la autoridad

Por ahora, los economistas señalan en que el BC tiene que esperar. “Un dólar en $990 estamos todos de acuerdo que no es un valor sostenible en el tiempo. Claramente el momento en que se termina la intervención del Banco Central no es la mejor dado el contexto global. Y por ello, pensar en algún tipo de intervención lo tendrá dentro de sus atribuciones”, dice Rojas.

Martina Ogaz, economista de Euroamerica, añade que “por el momento creo que no se han dado las condiciones para extender la intervención, ya que el actual movimiento depreciativo de la paridad ha estado acorde con los fundamentos y no ha registrado volatilidad anómala ni contagiado a otros mercados a nivel local”.

Misma visión entrega Juan Ortiz, economista senior del OCEC-UDP: “Considero que aún no están las condiciones. El peso se ha depreciado fuertemente como resultado principalmente del fortalecimiento del dólar multilateral. El BC interviene cuando considera que, por fundamentales del tipo de cambio, este se encuentra desalineado, circunstancia que hoy no es caso, según se desprende del comportamiento del peso respecto a otras monedas”.

Mientras que Lehmann puntualiza que “el Banco Central va a monitorear con especial cuidado la evolución del mercado cambiario. Hoy el desalineamiento del tipo de cambio es alto, en torno a 10% acorde con nuestros modelos, y la volatilidad es extraordinariamente elevada. Si esto se agudiza y afecta entonces el funcionamiento del mercado financiero, el Banco Central intervendrá, pero eso no se ve por ahora”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Una manzana sin pelar contiene más vitamina C, vitamina K, calcio, potasio y fibra que una pelada.