Dos empresas FinTech argentinas irrumpen en Chile con servicios de blockchain y criptomonedas

Criptomonedas-1023x573

Se trata de Bitex y Se Socio, que ofrecen diversas soluciones financieras a través de la tecnología de los criptoactivos.




LA industria de las firmas financieras tecnológicas (FinTech) ha ido tomando cada vez mayor fuerza en Chile. Y no solo por los actores locales que participan de ella, sino que también por jugadores internacionales que han decidido incursionar en el sector.

Un ejemplo de lo anterior son las FinTech argentinas Bitex y Se Socio, que están irrumpiendo en el mercado chileno ofreciendo servicios financieros basados en la tecnología de blockchain y de criptomonedas.

En el caso de la primera, ya tiene presencia en Paraguay y Uruguay, mientras que comenzó sus operaciones a nivel local a mediados de 2018.

Pablo Da Rold, gerente comercial de Bitex para Chile, explica que la compañía ofrece cinco servicios a través de su plataforma. "La solución que estamos desarrollando con más fuerza en Chile es Concierge, que permite realizar pagos de un país a otro en cosa de minutos", cuenta Da Rold.

Otra solución que entrega se llama Payments y permite cobrar a cualquier empresa o cliente en bitcoin en todo el mundo, lo cual va de la mano de poder acceder a su interfase de programación de aplicaciones (API, por sus siglas en inglés).

La meta para este año es aumentar los clientes en un 15%, tanto a nivel de empresas como bancos, y llegar a procesar US$10 millones.

Por el lado de Se Socio, Guido Quaranta, CEO de la plataforma de inversiones, relata que ya tienen cerca de 500 inversionistas chilenos que han participado de ella, pero que aún no instalan una oficina en el país, lo que esperan concretar el presente trimestre. También están llegando a Colombia, México y Perú.

El ex director de Despegar indica que "estamos migrando desde un sistema tradicional hacia Investoland, una red de inversiones descentralizada en base a la tecnología blockchain sobre la red de Bitcoin". Para ello, lanzarán una criptomoneda de nombre invecoin que costará US$1.

"Entonces, un inversionista compra invecoin y luego los tokens de los activos que se ofrecen en la plataforma, donde se diluye la volatilidad de la critpomoneda porque el valor de la inversión dependerá del rendimiento del activo", dice.

A través de la plataforma, se puede invertir en real estate, camiones de logística, yates, cajeros automáticos, vending machines, shows o préstamos y criptomonedas.

Su objetivo para este año es tener 3.000 inversores activos y alcanzar un monto de US$3 millones.

Comenta