Equilibrio de poder entre republicanos y demócratas alienta perspectivas de Wall Street

El S&P 500 subió 1,95%, en su mayor alza post elección es de medio término desde 1982. En tanto el Dow subió 2,13%.


Con aumentos en torno al 2% en el Dow Jones y el S&P 500, Wall Street celebró ayer los resultados de las elecciones legislativas de Estados Unidos del martes.

Aunque ni gobierno ni oposición se declararon victoriosos, los inversionistas valoraron el nuevo equilibrio de poder que se observa en el Capitolio.

“Una escasa mayoría del partido demócrata en la Cámara de Representantes y la retención republicana en el Senado representa el mejor resultado posible desde la perspectiva de los mercados de acciones”, señala a PULSO Dov Zigler, estratega de Scotiabank.

Desde su punto de vista, un congreso dividido “significa que es poco probable que se eliminen los recortes de impuestos republicanos de fines de 2017, pero también que los grandes aumentos en el gasto fiscal – que podrían haber sido posibles si los republicanos hubieran tenido ambas cámaras – son poco probables”.

Su evaluación parece ser compartida por los agentes del mercado, que ayer impulsaron un incremento de 1,95% en el S&P 500, lo que califica como el mayor aumento en una jornada posterior a elecciones de medio término desde 1982.

De acuerdo a un reporte de Goldman Sachs, citado por CNBC, este indicador sube en promedio 0,7% tras esta tipo de fechas electorales.

“Consideramos que los resultados de la contienda política del martes aumentan la posibilidad de que la economía mundial regrese a algún tipo de estado de ánimo óptimo”, sostiene Alberto Bernal, estratega de XP Securities, quien precisa que la suma de escaños que consiguió el oficialismo en el Senado podría frenar la arremetida proteccionista de Trump, lo que a su juicio sigue siendo el mayor riesgo que enfrenta la economía.

Adicionalmente, desde Miami plantea que el hecho de que no haya más estímulos fiscales, “probablemente permitirá que la Reserva Federal de EEUU sea cada vez más parsimoniosa en su proceso de ajuste monetario”.
Una apuesta similar hace Zigler, que ante el resultado de los comicios considera que si bien seguirá el incremento de la tasa, su ritmo no se acelerará.
“Eliminar ese riesgo es un gran positivo para las acciones”, indica desde Nueva York.

Fitch duda de la recuperación económica de Argentina

Pese a los esfuerzos del gobierno, Fitch le entregó una mala noticia a Mauricio Macri este miércoles. La clasificadora de riesgo redujo la perspectiva de Argentina desde “estable” a “negativa”, argumentando que la recuperación económica después de 2019 es incierta.

La rebaja es reflejo de una actividad económica “mucho más débil”, además de perspectivas poco claras sobre la consolidación fiscal y la disponibilidad de financiamiento del mercado, explica la agencia.

Todo ello, en la medida que se agotan los fondos facilitados por el FMI.

En este sentido, Fitch reconoce que en 2019 el gobierno logrará cumplir con el ajuste fiscal previsto en el presupuesto y que el programa recientemente renegociado con el FMI lo ayudará a cubrir “completamente sus necesidades de financiamiento”.

Sin embargo, la agencia ve riesgos a la baja debido a la naciente recesión económica y el próximo ciclo electoral.

“Después de 2019, las perspectivas de una mayor consolidación fiscal, recuperación económica y restauración del acceso al mercado externo son inciertas y es probable que sean sensibles al resultado de las elecciones”, indican.

Seguir leyendo