FMI sube a 5,5% estimación de expansión global, pero admite una “excepcional incerteza”

Además de EE.UU. e India, América Latina hace su contribución a esta corrección al alza de 0,3 puntos porcentuales para el globo, con un crecimiento de 4,1% versus 3,6% considerado en el informe de octubre.




”Reflejando las expectativas de un fortalecimiento de la actividad impulsado por las vacunas más adelante en el año” y un “apoyo político adicional en algunas economías grandes”, el Fondo Monetario Internacional decidió mejorar las expectativas económicas globales. El organismo, si bien reconoce que el escenario que proyecta es excepcionalmente líquido, decidió aumentar su estimación de crecimiento global a 5,5%, frente al 5,2% por el cual se inclinó en el World Economic Outlook publicado en octubre pasado.

Son dos potencias económicas, una desarrollada y otra emergente, las que permitieron mejorar las estimaciones. La primera de ellas es Estados Unidos, que ve una mejora en sus pronósticos de 2 puntos porcentuales hasta 5,1%. De acuerdo al informe, esto obedece al “impulso en la segunda mitad de 2020 y el apoyo adicional del paquete fiscal de diciembre”.

A final del año pasado, Estados Unidos aprobó un paquete fiscal de US$900.000 millones, con lo que la ayuda estatal en el marco de la crisis por coronavirus alcanza los US$3,7 billones. Es la contundencia del soporte económico lo que considera el FMI para aplicar su mejora a las perspectivas estadounidenses, que bajo la administración de Joe Biden podría conseguir un estímulo adicional de entre US$500.000 millones y US$1,5 billones, según las estimaciones de Bank of America.

El otro país que protagoniza las mejoras es India, donde se pasa de una estimación de 8,8% a un sobresaliente salto en el crecimiento de 11,5%. Esto refleja “el remanente de una recuperación más fuerte de lo esperado en 2020 después de que se suavizaron los bloqueos”.

A estas mejoras también se pliega América Latina, región para la que se pronostica un rebote de 4,1% versus el de 3,6% considerado en el informe de octubre, tras la contracción de 7,4% que se habría registrado en 2020. Aunque no se entrega el detalle de todos los países, el reporte sí muestra una mejora de 0,8 puntos porcentuales tanto para Brasil como México, que crecerían este año 3,6% y 4,3%, respectivamente.

En el caso de China, el FMI aplicó una rebaja mínima de 0,1 punto porcentual, hasta marcar un alza del PIB de 8,1%. En ese marco, se anticipa que el comercio internacional rebote por encima del 8% en 2021, tras el retroceso de 9,6% anotado el año previo.

De todas maneras, en el reporte sostiene que “se espera que el comercio de servicios se recupere más lentamente que los volúmenes de mercancías, lo que es consistente con el turismo transfronterizo moderado y los viajes de negocios hasta que la transmisión disminuya en todas partes”.

Escenario líquido. No cabe duda que pese a lo positivo del panorama ofrecido por el organismo multilateral, la crisis no se puede dar por superada. “Aunque las recientes aprobaciones de vacunas han generado esperanzas de un cambio radical en la pandemia a finales de este año, las olas renovadas y las nuevas variantes del virus plantean preocupaciones para las perspectivas”, es lo primero que se lee en el reporte de actualización, donde después se resalta que “una incertidumbre excepcional rodea la proyección de la línea de base”.

Además, el organismo reconoce que estamos frente a una recuperación económica “incompleta” y “desigual”, lo que también queda de manifiesto con el recorte a las estimaciones de varias de las economías, entre ellas todas las europeas que considera el informe. El Viejo Continente ha sido justamente una de las regiones que se ha visto más golpeada por el rebrote del virus y los consecuentes cierres de sus economías en el marco de las cuarentenas preventivas.

El Reino Unido, cuna de una nueva cepa del virus, y España fueron los más afectados, con rebajas en sus perspectivas de 1,4 y 1,3 puntos porcentuales, respectivamente. De esta manera, para los británicos se anticipa un rebote de 4,5% seguida de una caída de 10% en 2020, mientras que los españoles verían un crecimiento de 5,9% tras ceder 11,1%. Las estimaciones también se redujeron para Francia, Alemania e Italia a 5,5%, 3,5% y 3%, en cada caso.

Para Gita Gopinath, economista jefe del FMI, “aunque el colapso estimado para 2020 es menos extremo de lo que habíamos proyectado en octubre, esta crisis sigue siendo la peor contracción en tiempos de paz desde la Gran Depresión”.

En ese marco, señala que “sigue existiendo una enorme incertidumbre y las perspectivas varían mucho de un país a otro”. En función de aquello, subraya que para el futuro “mucho depende ahora del resultado de esta carrera entre un virus mutante y las vacunas para poner fin a la pandemia, así como de la capacidad de las políticas para brindar un apoyo efectivo hasta que eso suceda”.

En el reporte detallan que entre los riesgos a la baja se cuentan “el lanzamiento de la vacuna podría sufrir retrasos, la vacilación generalizada podría obstaculizar la aceptación de la vacuna, las vacunas podrían proporcionar una inmunidad de duración más corta de lo previsto y los avances en las terapias podrían ser limitados”. Además, indican que “la intensificación del malestar social, incluso debido a una mayor desigualdad y un acceso desigual a las vacunas y terapias, podría complicar aún más la recuperación”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.