Gonzalo Sanhueza: “Ya estamos atrasados en un plan de ayuda a las grandes empresas (...) si una quebrara el daño a la economía será muy grande”

Gonzalo Sanhueza: “Ya estamos atrasados en un plan de ayuda a las grandes empresas (...) si una quebrara el daño a la economía será muy grande”

Gonzalo Sanhueza, economista de Econsult

Recalca el sentido de urgencia: “Esta no es una política masiva a implementar de la noche a la mañana. No hay que esperar que las empresas estén en situación crítica”.-Su pronóstico para 2020 es gris: “Caída de 8% del PIB y desempleo en 25%”.




Con impaciencia observa el economista de Econsult Gonzalo Sanhueza el desarrollo de los acontecimientos. Impaciente porque, dice, los analistas han subestimado la crisis económica producto del coronavirus,y porque no hay un mecanismo de ayuda a las grandes empresas.

“Si uno se guía por el manual de cortapalos de lo que han hecho los países, Chile ha implementado casi todas las cosas, pero en lo único en que estamos atrasados es en la preocupación por las medianas y grandes empresas, con ventas sobre 1 millón de UF”, recalca el también integrante del Consejo Fiscal Autónomo (CFA) y director de empresas.

¿Por qué es necesario preocuparse por estas firmas?

-En Econsult, desde el 2000 hemos medido en varias ocasiones el impacto económico de una firma, y es sorprendente el nivel de encadenamiento hacia atrás y hacia delante, cómo por cada empleo formal se producen 2 o 3 indirectos, a veces la presencia de una empresa explica el crecimiento de una región. Entonces, si no se preocupan ahora, y una de estas empresas llegara a quebrar el daño a la economía será muy grande, por eso los países desarrollados justificaron los mecanismos de ayuda.

¿No basta el mercado de capitales?

-Se tiende a pensar que los grandes empresarios puedan arreglárselas solos, pero éste es un shock absolutamente inesperado, con un nivel de incertidumbre tal respecto de la profundidad y duración de la crisis, que genera un daño importante en las empresas.

¿Ve más empresas en riesgo aparte de Latam?

-Los sectores más riesgosos son servicios como turismo, transporte, entretención, pero también aparecerá el retail. Si se compara la crisis del 82 en Latinoamérica, Chile fue el único que salió y tuvo 30 años de crecimiento sostenido, pero hubo ayuda para las empresas, esto ha faltado y ya estamos atrasados en ello.

¿Qué esquema sugiere? Porque el gobierno prefiere las garantías.

-Las reestructuraciones de financiamiento son una combinación entre aporte de capital, deuda subordinada que se puede convertir en acciones, y financiamiento o garantías. Los países están usando todos los mecanismos, porque no hay uno solo que funcione para todas las empresas. En Chile hay bastante liquidez, por lo tanto el aporte con garantías probablemente será suficiente, pero lo más importante es que exista flexibilidad.

¿O sea no cerrarse a ingresar como accionista a la propiedad?

-No me cierro a que transitoriamente el Estado pueda tener acciones de una compañía si se requiere aporte de capital. Pero en esos casos, el Estado que debe de cuidar al máximo los recursos públicos, debe negociar que ese capital no vaya a pagar a los acreedores actuales o que en 6 meses la empresa quiebre, sino que permitan que la empresa sea viable.

¿Por qué dice que hay atraso?

-Estos paquetes de reestructuración son difíciles de negociar, así que mientras antes se conozcan las reglas habrá más tiempo para hacer una buena implementación. Esta no es una política masiva a implementar de la noche a la mañana, son procesos más largos y no hay que esperar que las empresas estén en la situación crítica.

¿Debe privilegiarse la calidad de estratégica de la empresa?

-Creo que no solo tiene que ver con que sea estratégica para el país sino con el impacto social que puede generar en un sector o en una región. Hoy, cuando tenemos toda la Región Metropolitana, casi la mitad de la población del país y gran parte de la actividad confinada, vamos a ver caídas de 10% a 15% en los próximos meses, y eso va a generar un impacto enorme en las empresas, porque no están preparadas para esos escenarios.

¿Tan fuerte será la caída?

-Hay bastante claridad que un alto grado de confinamiento produce una caída de actividad entre 10% y 15%, ocurrió en China y son los pronósticos para Europa y EEUU.

¿Esa proyección no la hizo el Banco Central (BC)?

-Tampoco está en el escenario del Ministerio de Hacienda, y lo que más me sorprendió fue que tampoco está en las proyecciones de los economistas de mayo que encuesta el BC, ya que el promedio habla de una contracción entre 2% y 3% este año. Esta crisis está subdimensionada, no se le ha tomado el peso al nivel de deterioro, en Econsult creemos que la caída será de 8%, es decir 3 veces más de lo que está pensando el promedio, y no sabemos cuánto durará.

¿Por qué esa estimación?

-Chile ya venía muy debilitado por el estallido social y llegó este otro shock lo que exacerba la situación negativa. La crisis será mayor de lo que está pensando el mercado, y será más larga también. El dato que ya empieza a mostrarlo fue el desempleo de la U de Chile de 15%. Nosotros creemos que el desempleo va a llegar a 25%.

El BC habló de una recuperación rápida en forma de V, ¿ustedes qué piensan?

-Vamos a tener un tercer y cuarto trimestre mejores, pero todavía vamos a tener caídas comparado en 12 meses. Recién en 2023 vamos a estar cerrando esa brecha de capacidad que se nos formó producto del estallido social y del covid. Hoy la capacidad de hacer política fiscal expansiva está bien limitada y los hogares y empresas van a estar mucho más endeudados, entonces claramente no será una V. Se parecerá más a una U.P

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.