Gremio de fiscalizadores del SII estima recaudación por boleta electrónica en apenas US$162 millones

Estimación está muy por debajo de la proyección del Informe Financiero de la Reforma Tributaria, que apuesta a recaudar US$1.181 millones hacia 2023.


Ad portas que se retome el debate del proyecto de Modernización Tributaria en el Congreso el próximo miércoles 21, ya se prevé que uno de los temas más tensos a debatir será la recaudación esperada por la implementación de la boleta electrónica obligatoria.

La apuesta del Ejecutivo es que a 2023 dicho instrumento recaude US$1.181 millones, suficientes para compensar la reintegración del sistema tributario que implicará menores ingresos para el Fisco del orden de US$800 millones.

En ese contexto, la Asociación de Fiscalizadores del Servicio de Impuestos Internos (SII) presidida por Juan Apablaza realizó una simulación de recaudación potencial de la boleta electrónica, que arrojó una recaudación muy inferior a la estimada por el Ejecutivo, de apenas US$162 millones.

Los fundamentos

Según explicó el presidente del gremio de Fiscalizadores, tomando el IVA débito (que corresponde a ventas) del Formulario 29 entre enero y diciembre de 2016, la recaudación mediante la emisión de boletas asciende a US$10.432 millones (a tipo de cambio promedio de 2016).

Sumando a esa recaudación la obtenida a través de los vouchers de Transbank y la factura electrónica, este tipo de recaudación por IVA asciende a US$76.926 millones. De dicho total, las boletas “pesan” un 13,56%.

Ahora bien, sostiene Apablaza, si se aisla el efecto pyme, el aporte en términos de IVA débito en términos totales, equivale a una recaudación de US$6.739 millones (sumando todos los instrumentos), mientras que solo por boletas, la recaudación es de US$2.805 millones, equivalente al 3,65% del total.

Explica que según el estándar internacional OCDE, la evasión promedio por IVA es de en torno al 14%; en Chile en tanto, ronda el 20%, y cada punto de reducción por evasión de IVA asciende a US$250 millones.

Si Chile llegase a acercarse al estándar OCDE, agrega Apablaza, es decir, redujera en 6 puntos la evasión de IVA en todos sus instrumentos, se lograría aumentar la recaudación en torno a los US$1.500 millones adicionales, monto al que se debería descontar -afirma- “un 20% que es el estándar en el SII por boletas falsas”, dejando la recaudación en US$1.200 millones adicionales.

Nuevamente, sigue el ejercicio de la Asociación de Fiscalizadores, si se aísla solo la recuperación de IVA por emisión de boletas, que como se dijo, pesa 13,56% del total de recaudación por IVA débito, de los US$1.200 millones adicionales producto de la reducción de 6 puntos en la evasión, los recursos que el Fisco recibiría por boleta ascenderían a US$162 millones. “Muy lejos de la proyección de Hacienda”, explica Juan Apablaza.

¿Por qué la diferencia con la proyección realizada por el propio SII?

Apablaza explica que la recaudación por boleta no puede compararse con la emisión de vouchers por Transbank ni tampoco con la factura electrónica.

En el primer caso, porque “Transbank es un medio de pago y la boleta es un documento obligatorio que salvo que te estén vigilando, si quieres lo das, en cambio el voucher sale inmediatamente”, sostiene, mientras que respecto de lo segundo, advierte que “la factura electrónica te da derecho a un crédito fiscal, es el documento de prueba del gasto y permite recuperar impuesto, por lo tanto, tiene ese incentivo para ser emitida.

La boleta no es documento de prueba del gasto y no da derecho a crédito. Entonces si no daba la boleta antes, tampoco hay incentivo para que se dé ahora”.

Seguir leyendo