Hacienda por críticas a recaudación de Reforma Tributaria: “Hagamos bien los numeritos”

En un seminario de Clapes UC, el titular de la cartera, Felipe Larraín, abordó los principales cuestionamientos por boleta electrónica obligatoria, y el costo de reintegrar.


Una de las críticas que mayor cohesión genera en la oposición respecto del proyecto de Modernización Tributaria que impulsa el Ejecutivo tiene que ver con la recaudación que compensará la reintegración del sistema tributario. La duda es si hacia 2023 el Fisco logrará recibir los US$1.181 millones que prevé por la implementación de la boleta electrónica obligatoria, equivalente a 0,3% del PIB según el Informe Financiero.

Sin dar nombres, pero aludiendo a declaraciones como la del exdirector del SII, Michel Jorratt, que en PULSO dijo que la boleta electrónica “no recaudará nada”, el titular de la cartera Felipe Larraín abordó de lleno los cuestionamientos.

“En Chile la evasión del IVA es del orden de 20% respecto del potencial. La factura electrónica permitió una rebaja de casi 3 puntos en la evasión de IVA, lo que permitió aumentar la recaudación de IVA e impuesto a la Renta. Cuando se considera el efecto total, la cifra es del orden de US$ 1.700 millones por año”, dijo en el marco de un seminario organizado por Clapes UC.

En el proyecto, agregó, “estamos considerando 1,5 puntos de reducción en la evasión de IVA y además el efecto en el impuesto a la Renta. Eso nos da un número algo superior a US$ 1.100 millones”.

En ese contexto, el titular de Hacienda subrayó que “cuando logramos reducir la evasión del IVA, reducimos también la evasión del impuesto a la Renta: Hay que considerar los dos” y envió un mensaje a los detractores de la medida: “Lo digo para que hagamos bien los numeritos. Considerar los numeritos del IVA, pero también los numeritos del impuesto a la Renta”.

Respecto de la reintegración, Larraín reiteró que “tenemos la disposición de tomar las buenas ideas”, y que su objetivo es “recuperar la equidad horizontal”. Y nuevamente apuntó a los detractores de la medida.

“Cada uno tiene derecho a sus propias opiniones, pero no a sus propios números. Es un error, una afirmación falaz decir que esto es para las grandes empresas” señaló el jefe de las finanzas públicas detallando que el 41% del beneficio va a las pymes, 40% a los inversionistas extranjeros y 18% favorece a los accionistas nacionales. “No para los plutócratas nacionales”, sentenció.

Consultado por la propuesta de RN sobre rentas regionales, sostuvo que “estamos dispuestos a analizarlo en el marco siempre de la responsabilidad fiscal”.

Debate. Luego de la exposición del ministro, se desarrolló el debate protagonizado por el ex subsecretario de Hacienda Alejandro Micco, que ha encabezado las críticas al proyecto; el exdirector del SII Ricardo Escobar; el economista Luis Felipe Lagos y la asesora tributaria de Hacienda, Carolina Fuensalida.

Micco insistió en las dudas en materia de recaudación y el beneficio a los grandes capitales de reintegrar. “Esperaría más certeza en las cifras de lo que dice que se va a recaudar. Nuestro análisis dice que la parte más importante de la integración se va a los dueños de las grandes empresas, en torno a US$640 millones de los US$800 millones que cuesta”, sostuvo.

Por su parte, Fuensalida insistió en que el proyecto favorece a las pymes a través de un sistema más sencillo y comprensible recogiendo lo mejor del 14 ter, afirmando que “no cabe duda que la reintegración ayuda a simplificar bastante el sistema tributario”, mientras que Lagos reiteró la necesidad de volver a evaluar una baja de la tasa de impuesto corporativo desde 27% a 25%. Saliéndose de su rol de experto, en tanto, Ricardo Escobar señaló que esperaba que el debate tributario se diera “con más con datos y menos con eslóganes ideológicos”, dando cuenta de una lección aprendida en la reforma anterior.

Seguir leyendo