Los pasos de la pyme y sus trabajadores por tratar de volver a la normalidad

VALPARAISO: Destrozos en armeria IMMAVAL tras saqueo. 22/11/2019

22 DE NOVIEMBRE DE 2019/VALPARAISO Destrozos en la armeria IMMAVAL de calle Condell, luego de ser saqueada durante la tarde de ayer, en medio de los incidentes ocurridos en el plan de Valparaiso. FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

Las pequeñas y medianas empresas del país, que se vieron o no afectadas directamente, por los disturbios y saqueos en movilizaciones ya están en campaña para retomar la rutina. Pero sus trabajadores aún tienen que enfrentar una serie de problemas como el de traslado, seguridad y la preocupación ante la posibilidad de perder su empleo.




De a poco, Chile vuelve a retomar la normalidad tras casi dos meses de movilizaciones que cambiaron la discusión del país, pero que generaron un duro al golpe a las pymes, que trabajan para volver a funcionar o no, en caso de que se hayan visto afectadas por saqueos e incendios. Además, sus trabajadores han tenido que lidiar con el estrés de no saber si contarán con su fuente de trabajo, así como de los riesgos que se enfrentan en los trayectos.

Ante este escenario, son distintos los actores que están ayudando a este sector. La gerente general de GrupoChic, Francisca Méndez, apunta a que debe plantearse la idea de un "rol duplicado" en el que se entienda que el negocio debe seguir de pie, pero que no presione a los colaboradores que no han tenido buenas ventas. "Creo que lo más importante es tener presente ese equilibrio en cada decisión que se toma. Debemos tomar lo que estamos viviendo como una oportunidad de aprender a hacer las cosas diferentes y mejores", indica.

Por su parte, la gerente general de Comaco, Soledad Lama, si bien ve lo que ha ocurrido en el país con optimismo, tampoco desconoce que las pymes hoy viven una incertidumbre que afecta al personal, que hoy no sabe si llegará con su trabajo a los primeros meses del próximo 2020. "Los trabajadores tienen miedo y necesitan un espacio para ser escuchados y contenidos", dice Lama, quien también ha participado de soluciones en medio de la emergencia, como Súmate Chile, Desafío X10 y Súbete. Estos proyectos han facilitado préstamos para pymes sin intereses, asesorías laborales que faciliten el diálogo de las empresas y favorezcan las "buenas prácticas" en las empresas, entre otros elementos. "La invitación es pensar en mediano plazo. Están saliendo políticos y empresarios que están más conscientes en trabajar para que esto no vuelva a suceder".

Mientras que la directora ejecutiva de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), Soledad Ovando, valora todas las medidas que se han impulsado desde el gobierno, como los beneficios del IVA y la devolución de los Pagos Provisionales Mensuales (PPM). Cree que más que hablar de tanta ayuda, es tiempo de ejecutar lo anunciado. "Es importante que toda la batería de anuncios que se hizo se concrete. Que las cosas pasen y que los beneficios lleguen a las pymes", dice Ovando.

Desde Propyme también valoraron los anuncios del gobierno, pero plantean que esta crisis reveló que "las pymes demostraron un flujo de caja muy débil. Bastó que dejaran de trabajar semanas y vieron una problemática en su funcionamiento", dice el director ejecutivo del gremio, Rodrigo Bon.

Preocupación por la seguridad

Según cifras entregadas la semana pasada por el Ministerio de Economía, son casi 15.000 pymes con daño material y/o reducción de sus ventas al no poder abrir con normalidad (lucro cesante), lo que ha afectado a 75 mil empleos.

En esa línea, el volver a funcionar normalmente no puede ser a cualquier costo y es la labor que realiza entre otros actores, la Mutual de Seguridad, que en conjunto a las empresas, intenta garantizar un espacio óptimo para el trabajador para que tenga las condiciones mínimas laborales, como estar libres de contaminación, desechos o cualquier elemento que los ponga en riesgo.

Antes del estallido social, el diagnóstico era que las empresas se acercaban a estas instituciones enfocadas en la prevención de riesgo y accidentes en el trabajo, entre otras funciones, cuando se sometían a un proceso de fiscalización o ante una situación grave. Pero hoy, desde la Mutual explican que eso se debe a que la seguridad "no estaba sobre la mesa" en el día a día, pero esto ha mejorado. "Nos exige estar codo a codo con las pymes para poder levantarse y tener continuidad operativa con el cuidado de los trabajadores. Esto no es a cualquier costo, tiene que ser con el cuidado de la salud de los trabajadores", comenta la gerenta de Pymes de Mutual, Marilo Cáceres.

En esa línea, Cáceres también apunta que el empleador debe tener especial consideración que sus trabajadores tengan el resguardo necesario en su llegada al trabajo, ya que producto del deterioro de las calles, señales de tránsito y semáforos podrían sufrir algún accidente.

Además, otra de las preocupaciones es que ante la masificación del teletrabajo algunas personas no puedan contar con las herramientas óptimas para la realización de sus funciones cotidianas y tengan una sobrecarga laboral.

Otras de las iniciativas que está organizando la Mutual de Seguridad con las pymes es la alianza con el Ministerio de Economía para ofrecer ayuda psicosocial a este sector.

Comenta