Meds ya es más que traumatología: aumentó en 35% sus médicos en un año y diversificó especialidades

Priscilla Molina, gerenta general de Clinica Meds. Foto: Andres Perez

Partieron hace 30 años, con foco en la medicina deportiva y la traumatología. En 2021 ampliaron las especialidades. Hoy tienen más de 40. Han elevado al 35% su planilla de doctores en solo un año. Y han sido un catalizador en la grúa de médicos. Ya la mitad de sus consultas son de áreas distintas a su especialidad de origen.


“No somos netamente una clínica deportiva”, señala la gerenta general de Meds desde hace dos años, Priscilla Molina. Con ventas por unos $80.000 millones anuales y 33.000 pacientes únicos al mes -el 87% vía isapre y el resto, Fonasa- el reconocido centro se ha sumado de lleno a la álgida competencia de prestadores nacionales y se ha convertido en uno de los grandes captadores de médicos desde otras clínicas, entre ellas la Clínica Las Condes. Solo en un año han elevado en 35% su base de doctores, que ya suma 430, bajo la modalidad de la prestación de servicios. Tiene la red más grande de traumatólogos: 104. Además, congrega a 10 otorrinos, una cantidad similar de urólogos; unos ocho gastroenterólogos, más de 30 radiólogos, etcétera. “Todo esto ha sido producto de la pandemia y de lo que ha pasado en otros prestadores”, dice Molina. Un tránsito que partió hace exactos 30 años.

En 1992, cinco amigos, todos profesionales de la Unidad de Salud del Comité Olímpico de Chile (COCH), decidieron impulsar un centro de medicina deportiva. El Meds abrió en Isabel La Católica, Las Condes. Luego se sumaría al equipo su actual presidente: el traumatólogo y médico de la Selección Chilena de Fútbol, Roberto Yáñez. Y en 2018 entraría el family office Star Investments, ligado a Felipe Ibáñez. Hoy, los médicos tienen un 60%. Ibáñez posee un 37%. De hecho, su hijo Sebastián Ibáñez Atkinson es director en una mesa de siete, donde también está el exministro de Salud Emilio Santelices.

De ahí en adelante han completado una red de siete centros, distribuidos en Isabel La Católica, Calera de Tango, Maipú, La Reina, Chicureo, Rancagua y Antofagasta. Además de una clínica en La Dehesa. En 2021 esta última se potenció. Si bien la habían sumado en 2016, inicialmente las especialidades y los doctores asociados eran menores. Con pandemia mediante -pérdidas por $4.500 millones y una inyección de capital por $18.400 millones de parte de los socios-, la compañía se concentró en operar en modo Covid. Cerraron cinco centros de manera temporal; quedaron operativos Antofagasta, Isabel La Católica y La Dehesa. Y bajaron la cortina de manera definitiva uno ubicado en Mall Sport y otro en Fleming. Tras el apaciguamiento de la crisis sanitaria, todo se reactivó.

Una clínica en crecimiento

“Meds ya tenía el 2020 más de 30 especialidades, hoy tenemos más de 40, porque no solo se trata de incorporar una especialidad, sino también todos los procedimientos que están asociados a ella”, cuenta Molina.

La primera en sumarse de manera importante fue otorrinolaringología en 2021.

La ejecutiva lo explica así: “Nosotros tenemos a todos los clubes de fútbol, que atendemos desde los orígenes. Entonces fuimos viendo qué especialidades eran las primeras que debíamos incorporar más allá del trauma, para fortalecer el equipo. Para ser eficiente y entregar seguridad a nuestros pacientes ante cualquier evento, necesitábamos otorrinos, imagínate un futbolista, ¿cómo no voy a tener otorrino?”. Concluye: “Y así fue como la primera especialidad que se instala fuerte fue esa a comienzos del 2021″.

Desde 2016, sin embargo, ya realizaban operaciones de alta complejidad, puntualmente la cirugía de columna, en su clínica. Y así empezaron a crecer. Las últimas áreas en llegar fueron genética y oncología en junio; urología y gastro se robustecieron y pediatría se incorporó en 2021.

Todas instaladas en la clínica de La Dehesa. La estructura está ubicada entre dos torres que tienen seis pisos cada una. Su superficie es de 17.000 metros cuadrados (m2). En marzo sumaron 1.300 m2 tras una ampliación del piso tres, que es el que conecta ambas torres. Ahí quedó otorrino, medicina interna, cardiología y pediatría.

En octubre entregaron la ampliación del piso 4 en 600 m2 donde opera cirugía, gastroenterología y urología. En el quinto están terminando de construir oncología. Hoy, unos 200 pacientes que han hecho la quimioterapia en la clínica.

Aún les falta para terminar de incorporar algunos pisos de ambas torres, algunos de los cuales están con arriendo: la idea es que en algún minuto toda la estructura sea operada por la clínica. “Queremos crecer acá, ampliar la mayor cantidad de metros cuadrados posible”, cuenta Molina. En 2023 sumarán 1.300 metros cuadrados en el -1 de la Torre 2. Ahí estará el corporativo, dos salas de reuniones como centro de extensión, un centro de simulación, laboratorio cadavérico y un espacio de innovación para trabajar con startups.

Ahora, la clínica tiene 60 box de consulta y ocho pabellones a los que se podrían sumar tres el próximo año. Las metas apuntan a tener 100 camas en 2023, hoy tienen 62. “En el fondo hoy estamos creciendo y un crecimiento importante se debe a que hemos incorporado más especialidades médicas”, dice Molina. Han aumentado un 30% en consultas y un 24% en cirugías, con cerca de 8.200 este año.

“Si antes las consultas eran 80% trauma y 20%, otras especialidades, hoy son 50%- 50%”, precisa. En cirugías, aún hay predominio trauma, con un 80% y predominancia de la operación de meniscos. “Va a llegar un momento en que las cirugías van a equipararse y por eso tengo que crear más pabellones”, dice Molina.

De hecho, esta semana lanzaron los seguros Meds en alianza con Metlife. Se trata del seguro oncológico, el seguro de alta protección y el seguro complementario. Aspiran a tener 10.000 afiliados en una primera etapa.

El método, sin embargo, siempre tiene en su centro la actividad física. En varias especialidades intercede un deportólogo y un nutriólogo. Y el seguro con Meds tiene cobertura del 50% en aquellas áreas que dicen relación con el deporte, explica.

La pandemia, además, los llevó a desarrollar un modelo costo-efectivo: el 45% de sus cirugías son ambulatorias y monitoreadas luego por una enfermera a distancia. Asimismo, tienen un modelo que implica que el paciente puede atenderse con un doctor, hacerse los exámenes luego, y volver al doctor para salir con el diagnóstico. A ello se suma la figura del anfitrión que asesora y guía en el proceso. Y a toda un área de servicio al cliente. Molina señala que son la única clínica privada en tener un comité del paciente: siete usuarios que se reúnen mensualmente con la administración para avanzar en mejoras.

Si hace siete años tenían una planilla de 500 personas, este año ya llevan 792 y terminarán con unas 1.000 personas.

En el año ya han invertido $7.500 millones. Además de la ampliación de la clínica, están sumando superficie y estacionamiento en Isabel La Católica, y duplicando el metraje de Antofagasta: de 460 m2 a más de 900 m2.

Los planes son seguir creciendo en nuevos centros. “Estamos evaluando el momento, porque efectivamente el próximo año va a ser complejo; ya hemos invertido harto, y tenemos que ser cautos”, dice. Cuando sea el momento, piensan en uno en el sur del país y otro en la zona sur de Santiago, además de agregar metros cuadrados a la clínica y especialidades. “Tenemos ginecología, pero tenemos que sumar todo lo que tiene relación con el centro de la mama, entonces probablemente el próximo año tengamos un mamógrafo o un equipo de eco para eso”, dice la gerenta. Se agregarían unos 500 m2 para ello.

Fachada de Clínica Meds

Mirada internacional

El 2020, Molina recibió una llamada. Era el encargado del área publicitaria de la Liga Española de Fútbol. “Nos interesa que tu marca esté acá”, recuerda que le dijeron. La reconocían en esos lados del mundo. “Sí, pero esa plata no la tengo”, le respondió. Llegaron a un buen acuerdo, revela.

Entre 2020 y 2021, Meds fue auspiciador de la Liga Española.

La expansión internacional hoy no la descartan. Son varios los países que los han llamado para interiorizarse sobre el desarrollo de Meds y establecer sociedades en otros lugares, revela. “Nos han llamado de México. Ayer estuve conversando con Paraguay... Perú también”, cuenta la ejecutiva, que llegó en 2014 como gerenta comercial. “Varios lugares del mundo nos miran”. Dado ello, no es poco probable que puedan arremeter en otro mercado, aunque por ahora prefieren no adelantar nada. Asimismo, la intención de abrirse a Bolsa está en pausa. “No es algo que estemos evaluando en este momento”, señala Molina.

Hoy los números están en azul. Ya desde el año pasado tienen utilidades. No han existido más necesidades de capital. Los socios y sus participaciones seguirían estables... “A menos que tengamos planes más grandes de crecimiento; lo que podría ser”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Espectaculares imágenes aéreas muestran el avance del material piroclástico a lo largo de la isla, luego de que el macizo hiciera erupción después de casi 40 años.