Nigel Topping, líder mundial COP26: “Hay que ser ciego para pensar que nada está ocurriendo con el cambio climático”

El nuevo High Level Climate Action Champion de la COP26 que se desarrollará en Inglaterra, conversó con los socios del Hub Sustentabilidad sobre pandemia, la meta de alcanzar cero emisiones y el valor de la unión entre los sectores público y privado para combatir la contaminación mundial.




La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), la misma que lideró nuestro país en diciembre de 2019 y que finalmente se concretó en España (COP25), ahora tiene una nueva escala en Reino Unido, evento que después de ser reprogramado por la pandemia, finalmente se desarrollará entre el 31 de octubre y el 12 de noviembre en el Scottish Event Campus de Glasgow (Escocia).

Y uno de los hombres ancla del evento medioambiental será Nigel Topping, el High Level Climate Action Champion de la COP26, que tiene la misión de impulsar a empresas, inversionistas, organizaciones, ciudades y regiones a sumarse a la acción climática, coordinando este trabajo con los gobiernos, además de crear resiliencia al cambio climático.

Topping, quien fue CEO de We Mean Business, una coalición de empresas que trabaja para acelerar la transición hacia una economía sin carbono y director ejecutivo del Carbon Disclosure Project, tuvo una interesante conversación, desde Londres vía telemática, con los socios integrantes del Hub Sustentabilidad, con quienes compartió experiencias y respondió dudas en relación a temáticas medioambientales.

Topping recuerda que su trabajo fue creado como parte del Acuerdo de París en 2015, cuando las naciones decidieron que los países por sí solos no eran capaces de solucionar el problema de la crisis climática. En ese sentido, su relación con Gonzalo Muñoz, High Level Climate Action Champion de la COP25 organizada por Chile, ha sido clave.

“A mí se me nominó a principios del año pasado, justo cuando comenzó la pandemia. Conocí a Gonzalo en febrero, y luego estuvimos 18 meses sin vernos, pero trabajamos a diario por Zoom. Cuando comenzó esto de la pandemia, era lógico asumir que la crisis económica y de salud a corto plazo se llevaría toda la atención, y que nos iba a alejar de la crisis climática, y parece que ocurrió lo contrario. En este período extraordinario, hemos visto muchísima más conciencia, más compromiso”.

Admite también que las empresas tienen que saber sumarse al desafío: “Necesitamos a los gobiernos locales y que los negocios avancen y sean parte de la solución. No hay solución si no trabajamos con la comunidad industrial o de negocios, que tienen poder para ayudar, tienen riquezas a nivel transnacional, así que todo nuestro trabajo está en lo que es la observación práctica, no hay solución sin que trabaje la sociedad completa, incluido el sector privado”.

En ese sentido es claro y admite que hay que hacer cambios, porque actualmente no se están solucionando los problemas medioambientales con la velocidad que se requiere: “Hay que ser deliberadamente ciego para pensar que nada está ocurriendo con el cambio climático. En todas partes del mundo estamos viendo que esto está aumentando”.

Alianza público-privada

Topping reconoce que la injusticia es uno de los principales problemas del cambio climático, ya que dentro de los países hay muchas comunidades que son más vulnerables para enfrentar este riesgo. Además, explica que como COP26 se han impuesto cumplir 10 metas medioambientales para enfrentar estas desigualdades. Una de ellas es que el 10% del campo de la aviación sea sustentable de aquí al 2030. En ese sentido, destaca la importancia que ha tenido la unión del sector privado y público para comprometerse en búsqueda de cumplir las mismas metas.

“Creemos que vamos a tener la posibilidad de lograr la primera COP26 que realmente sea de economía y que esté en una alineación con el sector público y privado que permita que el capital vaya fluyendo y podamos tener soluciones”, sostiene.

Y agrega que “estamos convencidos de que ahora estamos en un punto de cambio donde tenemos que llegar a cero (emisiones) y hay muchos riesgos para aquellos negocios que están esperando cumplir con esto. A ellos hay que decirles que esto (cambio climático) es real y hay enormes oportunidades para quienes están utilizando ideas sustentables como un impulsor de innovación. Es un momento muy interesante para estar en esta década de disrupción, pero también es una parte crucial para que las empresas transformen a la sociedad y que los líderes de las empresas ayuden en el futuro”.

Por último, Topping recalca lo complejo que ha sido la desigualdad generada por la pandemia y cómo deberían enfrentarla los gobiernos.

“Esta crisis ha desnudado dos debilidades de la sociedad: ha mostrado qué tan frágiles somos en este sistema global, y qué tan grande es la inequidad que existe en el mundo, ya que el 90% de los adultos tiene una vacuna y solo el 1,2% de la gente en África está vacunada. Yo creo que lo increíble es que sabemos que va a costar millones de dólares vacunar a todo el mundo, pero si no lo hacemos, las consecuencias de aquello pueden ser muy costosas. El ajuste a este sistema es que aún no hemos aprendido cómo colaborar a nivel global de forma efectiva y eso hay que duplicarlo como objetivo. Ese es el marco principal que debemos acelerar”, señala.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.