Parlamentarios ignoran advertencia del Consejo de Estabilidad Financiera y siguen adelante con proyecto

Mario Marcel 2

El presidente del Banco Central advirtió que esta iniciativa genera riesgos sobre la estabilidad financiera. Además, proyectó que beneficiaría principalmente a hogares de altos ingresos y grandes empresas.




No es habitual que el Consejo de Estabilidad Financiera (CEF) haga una advertencia al Congreso sobre los riesgos para el sistema financiero que implican iniciativas legales. Pero ahora manifestaron su preocupación por mociones que tramita tanto el Senado como la Cámara de Diputados, y que busca exigir a las entidades financieras que posterguen de forma masiva los créditos de personas y empresas.

Si bien las autoridades financieras y el Ministerio de Hacienda advirtieron que esto podría generar un problema para la liquidez y la solvencia del sistema financiero, y que ello también podría encarecer los créditos para hogares y empresas, ayer los diputados de la Comisión de Economía siguieron adelante con la tramitación del proyecto.

En la instancia, el presidente del Banco Central, Mario Marcel, explicó que esta iniciativa además de poner en riesgo la estabilidad financiera, “va a terminar beneficiando mayoritariamente a deudores que no lo necesitan”, porque más de dos tercios de esos beneficios se concentrarían en los hogares del 20% de mayores ingresos del país. En tanto, dijo que los hogares del 50% de menores ingresos del país, no alcanzarían ni el 10% de estos beneficios.

Además, Marcel detalló que esta iniciativa también beneficiaría principalmente a grandes empresas, con ventas mayores a UF 13.000, representando al 45% del total.

El presidente del BC concluyó que este proyecto “involucra riesgos importantes, presiones sobre los límites regulatorios y prudenciales de la banca (…) riesgo para la estabilidad financiera en general, por insolvencia de empresas u oferentes de crédito no bancario”. Agregó que esto generaría un mal precedente para la certeza jurídica.

Y pese a que el CEF dijo que incluso la sola tramitación del proyecto, sin necesidad de ser aprobado, puede generar un comportamiento contraproducente en las instituciones financieras, “dada la alta incertidumbre y aversión al riesgo que prima en la actual coyuntura”, desde el Congreso piensan seguir adelante con estos proyectos.

De hecho, no cayó nada bien entre algunos senadores las advertencias del CEF, menos entre los autores del proyecto de ley. “Si el ministro de Hacienda tuvo que arroparse con tantas firmas adicionales para dar a conocer a su argumento, debe ser por la debilidad de estos fundamentos. La Comisión tramitará estas iniciativas otorgando audiencias. La protección a las personas debe ser el eje de nuestro trabajo”, aseguró el presidente de la Comisión de Economía, senador Álvaro Elizalde (PS).

Su reclamo fue apoyado por el senador UDI, José Miguel Durana, también autor de la moción: “Esta medida ha sido implementada por diversos países y en ninguno se ha tenido conocimiento de lo planteado por la CEF. ¿Cómo pensar que una suspensión por 6 meses en el pago de las cuotas, lo que no implica condonación, para un probable universo de 25% de la clase media, pueda provocar problemas de liquidez e insolvencia en un sistema bancario que en 2019 tuvo utilidades sobre los US$3.400 millones?”, se preguntó.

Una reacción distinta mostró la Comisión Mixta de Trabajo que aprobó la norma propuesta por el Ejecutivo a instancia de CEF para moderar que la totalidad de los trabajadores acogidos a la ley de suspensión de la relación laboral gatillaran los seguros de cesantía. En síntesis se estableció que en estos casos, el cliente decidirá si usa o no el seguro para pagar créditos y otros, y éste sólo cubrirá proporcionalmente la parte los ingresos perdidos.

Comenta