Proyecto para clase media ingresa con “discusión inmediata” al Senado

FOTO:MAURICIO MENDEZ/AGENCIAUNO

De acuerdo al informe financiero de la iniciativa, el costo total llega a US$1.030 millones. Tendrá un alcance de 1,2 millones de trabajadores. Comisión de Hacienda la comenzará a analizar el próximo lunes.




El despliegue del ministro de Hacienda comenzó temprano. El objetivo de Ignacio Briones era explicar el nuevo plan de medidas para la clase media y por ello estuvo en dos radios -Cooperativa y ADN-y en un canal de TV, Mega. Y si bien explicó en detalle las medidas, no logró revertir la votación en la Cámara de Diputados quienes aprobaron y despacharon al Senado el proyecto que permite retirar el 10% de los fondos de pensiones por una sola vez y así hacer frente a la crisis económica provocada por el coronavirus.

“Si la clase media ve disminuido sus ingresos lo que corresponde es que el Estado se meta las manos al bolsillo, y no que se rasquen con sus propias uñas”, dijo en entrevista con Radio Cooperativa.

(En la discusión del acuerdo nacional) no hubo una propuesta para la clase media. La preocupación ahí era el Ingreso Familiar de Emergencia, lo mejoramos en términos de cobertura y de montos, pero no hubo nada de la clase media. Entonces es super curioso que luego los sectores, que hoy nos critican, no propusieron ninguna medida de clase media y vengan a decir (que esta ayuda) es tarde y es poca”, dijo Briones en entrevista con Mega.

Si bien existía duda en el caso de que el proyecto de retiro de fondos avanzara en la Cámara el gobierno echaría pie atrás con su plan clase media, estas se disiparon por la tarde, ya que finalmente el texto ingresó por el Senado con discusión inmediata. Y se espera que el viernes esa instancia defina el cronograma de discusión, aunque debería comenzar su trámite el próximo lunes.

El contenido

El proyecto considera la entrega un bono de $500 mil para personas con ingresos entre $500 mil y $1,5 millones y que hayan visto una caída de sus ingresos en un 30% o más como consecuencia de la crisis Covid-19.

Esta medida tendrá un costo fiscal de US$ 808 millones. La otra ayuda que incorpora el proyecto es la entrega de un préstamo blando que podrá solicitarse hasta por cuatro meses, con un monto mensual máximo de $650.000. Este beneficio es para trabajadores con ingresos mensuales sobre $500.000 que hayan experimentado una caída de sus ingresos del 30% o más. El beneficio en dinero se podrá solicitar hasta por 4 meses, continuos o discontinuos, dentro de los 6 meses siguientes al 1° de julio de 2020.

El gobierno estima que el costo total fiscal directo es de US$1.030 millones, sin embargo, movilizará unos US$1.697 millones, ya que el escenario que calcula el gobierno es de un 25% de condonación total del crédito entregado. El total de beneficiados de ambas medidas es de 1.288.590 personas.

Senadores

Los senadores que tendrán que analizar el proyecto en primera instancia son los que integran la Comisión de Hacienda. Si bien aún no está en tabla se espera que el próximo lunes se comience a analizar el proyecto.

En ese sentido, su presidente Jorge Pizarro (DC) evitó hacer un juicio previo antes de conocer el detalle. “Solo he visto anuncios y prefiero ver el texto completo con letra grande”, dijo y anticipó que se verá una vez despachado el proyecto de reactivación y de migraciones lo que podría ser la próxima semana. José García Ruminot (RN) subrayó que “en Hacienda estamos citados para el viernes, para ver otro proyecto. Seguro que ahí determinaremos la forma de estudiar y despachar ese proyecto”. El legislador del oficialismo acotó que “tenemos que analizar el proyecto en su mérito”. Entre esos puntos está el “cómo se determinan los beneficiarios del proyecto, particularmente del bono de $500 mil. Ese será, sin duda, materia de especial ocupación. Ver donde quedan grupos sin acceso a los planes de apoyo”.

En tanto, el senador PS, Carlos Montes, añadió que este proyecto es “bastante modesto” y por el gobierno debe buscar mejores soluciones. Para Montes, tanto la iniciativa que busca retirar el 10% de los recursos de las AFP como el de clase media “pueden caminar en paralelo”.

Comenta