Pueblos originarios, reglas, propiedad privada, quórums: las preocupaciones de Luksic a 40 días del plebiscito

luksic

el empresario que lidera la mayor fortuna del país expresó su inquietud por tres cuestiones que a él le parecen crucial para dar validez y legitimidad al proceso.




Quedan 40 días para el plebiscito y eso lo sabe muy bien Andrónico Luksic. Pero no está tranquilo. Al contrario. El empresario expresó su preocupación ya que, según él, hay una serie de elementos que no se han dilucidado aún de cara al 25 de octubre.

Y eso está enfriando el entusiasmo que tuvo cuando se firmó el acuerdo político transversal del pasado 15 de noviembre, en medio del estallido social.

En una carta a EL Mercurio titulada precisamente “A 40 días del plebiscito”, el empresario que lidera la mayor fortuna del país expresó su inquietud por tres cuestiones que a él le parecen crucial para dar validez y legitimidad al proceso.

En primer lugar, dijo que falta claridad en “varias reglas” para la elección de los constituyentes “¿Por ejemplo, hoy hay 46 mujeres en el Parlamento y, si se aplican criterios de paridad de género, de ganar la Convención Mixta se requeriría de 43 diputadas o senadoras. ¿Cómo se determina quiénes van y quiénes no?”, se pregunta Luksic. En esa misma línea criticó que aún no se haya resuelto lo de los pueblos originarios.

A esta inquietud se suma el rol de los independientes. Para Luksic ellos no serán tal si persisten las barreras de entrada “que, en simple, los obligan a subordinarse a los partidos para competir”. En este punto, teme que la definición de las reglas quede de manera exclusiva en manos de políticos, exparlamentarios y dirigentes.

Finalmente, Luskic abordó el tema del quórum y dijo que los dos tercios pueden ser un arma de doble filo ya que, lo que no consiga dos tercios quedará fuera del texto, lo que podría terminar en una Constitución muy reducida o “minimalista"”.

En este punto en particular, expresó preocupación porque eso podría dejar “a disposición de mayorías simples y circunstanciales” algunas normas que él calificó como “elementales”, como la libertad de enseñanza, de culto, de prensa, la autonomía del Banco Central, la propiedad privada, y hasta el sistema de gobierno o la separación de poderes".

“Si a la hora de dictar el reglamento de una eventual Convención, no se respeta el espíritu con que se planteó al país esa norma de los dos tercios, podríamos culminar con un texto exiguo y leyes fundamentales sujetas a la inestabilidad y el vaivén de la política”, dijo el empresario.

Comenta