Sector público impulsa la deuda externa del país a 67,1% del PIB, su mayor nivel desde 2015

De acuerdo al informe del Banco Central, al cierre de 2018 la deuda pública llegó a US$50.895 millones, un salto de 7,8% en relación al año anterior. El déficit de cuenta corriente fue el mayor en cinco años.


La deuda externa como porcentaje del PIB llegó en 2018 a su nivel más alto en tres años y, en términos absolutos, a su mayor monto con la actual serie de datos, que parte en 2003.

De acuerdo con el informe de Balanza de Pagos, publicado ayer por el Banco Central, la deuda externa total de Chile, incluyendo pública y privada y de corto y largo plazo, totalizó US$184.440 millones el año pasado, lo que equivale a un alza de 2,4% en relación a 2017 (US$4.256 millones más).

El monto, además, equivale al 67,1% del PIB, el mayor nivel desde 2015, cuando alcanzó el 71,3% del producto. Ese año se registró el peak de la variable, con lo que la cifra de 2018 se alza como la segunda mayor desde que existen cifras comparables. Y como monto absoluto, es un récord.

Los datos entregados por el BC ayer muestran que la explicación del alza de la deuda radica, principalmente, en el aumento de la deuda del sector público, la cual pasó de US$47.202 millones a US$50.895 millones en un año, lo que equivale a un incremento de 7,8%. En tanto, la deuda del sector privado pasó de US$132.982 millones a US$133.545 millones, aumentando en sólo 0,4% durante el año.

Desde el punto de vista de la composición total, el sector público ha venido ganando terreno en los últimos años. En 2015, la deuda pública representaba el 19,8% del total (lo restante era privado) y el año pasado alcanzó a 27,6%, es decir, un salto de 7,8 puntos porcentuales.

La mayor parte de la deuda (67,7%) correspondió a pasivos de Empresas, incluida la deuda con empresas relacionadas de inversión directa. En dichos términos le siguieron Bancos y Gobierno, con 15,5% y 12,5% del total, respectivamente, y finalmente, con participaciones marginales, Otras sociedades financieras y Banco Central.

Según explicó la autoridad, el incremento anual de la deuda del gobierno fue de US$3.159 millones, debido a la adquisición, por parte de inversionistas extranjeros, de bonos de Gobierno emitidos en Chile, así como también, por dos emisiones de bonos realizadas por éste en los mercados internacionales.

Cuenta corriente. El instituto emisor informó además que el saldo de cuenta corriente terminó con un déficit de US$9.157 millones, equivalente a 3,1% del PIB. Ese monto es el mayor en cinco años y refleja el pago neto de rentas al exterior por US$12.241 millones, asociado principalmente a la Inversión Extranjera Directa en Chile. Asimismo, la IED mostró un alza de US$6.082 millones durante el año.

El saldo anual de la balanza comercial de bienes fue de US$4.669 millones, lo que implica una caída de US$2.690 millones en relación al ejercicio previo, lo que se explica por un mayor dinamismo de las importaciones (que crecieron 15,1%) versus las exportaciones (+9,6%). En las compras al exterior destacaron los bienes intermedios (principalmente combustibles), seguidos por los de consumo y capital.

Mientras, los envíos fueron impulsados por los sectores industrial y minero.

Seguir leyendo