Tribunal de EE.UU. aprueba reorganización financiera de Corp Group Banking

14-03-18 Fachada Corpbanca SMU Foto Reinaldo Ubilla

El plan considera la entrega de cerca del 14% que la sociedad mantiene en el banco Itaú Corpbanca a sus acreedores y el pago de US$ 30 millones en un plazo de 15 años. Audiencia en la Corte de Delaware contó con el respaldo de los representantes de los acreedores.


En el marco del proceso del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, la Corte de Delaware aprobó este miércoles 15 el último plan de reorganización financiera consensuado entre Corp Group Banking y sus acreedores. La sociedad Corp Group Banking ingresó al denominado Chapter 11 el 25 de junio de 2021, tras entrar en default al no poder pagar el cupón de intereses del bono de US$ 500 millones emitido en 2013.

Tras meses de negociaciones entre los acreedores y CGB, la jueza Kate Stickles, del tribunal de Delaware, aprobó el plan consensuado entre las partes, el que considera la entrega de los activos de la sociedad -consistente en las acciones de Itaú Corpbanca de las que CGB es titular- a sus respectivos acreedores, además de un pago de US$ 30 millones, cifra que se deberán cancelar en un plazo de 15 años.

Andrés Winter, gerente general de Corp Group Banking, señaló que “la solución aprobada es realista y responde al esfuerzo genuino de todas las partes por llegar a un acuerdo, por lo mismo solo queda cerrar este capítulo agradeciendo de manera sincera la disposición de los acreedores a escuchar y analizar las diversas propuestas que presentamos durante el curso de las negociaciones hasta acordar la propuesta final”.

Winter agregó: “El espíritu del accionista controlador siempre fue buscar y proponer una solución a las deudas de la compañía. En ese sentido, durante todos estos meses consideramos y evaluamos todas las opciones y alternativas que fueran en el mejor interés de las partes y concordamos en una que es la que finalmente concitó el apoyo de los acreedores y la aprobación final por parte del tribunal”.

El ejecutivo de CGB valoró también las declaraciones de Andrew Gallo, abogado del comité de acreedores, quien en la audiencia de confirmación del plan sostenida este miércoles señaló que “luego de miles de horas de investigación, el Comité de Acreedores ha concluido que todos los finiquitos y liberaciones de responsabilidad contenidos en el plan propuesto por CorpGroup Banking son justos y equitativos”, describió CGB en un comunicado.

Esto mismo fue luego explícitamente corroborado por la jueza Stickles al exponer su fallo confirmando el plan, “que la totalidad de las transacciones realizadas por la sociedad fueron realizadas de manera correcta y de conformidad a la ley y los contratos vigentes”, según relató Winter sobre la audiencia realizada este miércoles. Esto, añadió el ejecutivo, viene a ratificar lo que la sociedad señaló desde un principio.

Lo que viene

Con esto, Corp Group Banking dejará de ser accionista del banco Itaú Corpbanca y las acciones que mantiene en la entidad, cercanas al 14%, serán transferidas a sus acreedores.

En las negociaciones de las últimas semanas, CGB, el brasileño Itau y el Usecured Creditors Committee (UCC, que representa a los acreedores no garantizados de CGB, entre los que se incluyen los bonistas del bono emitido por CGB en 2013) acordaron una fórmula definitiva para zanjar las últimas divergencias en torno al plan, al que agregaron dos pagos adicionales.

Primero, un desembolso de poco más $ 20 mil millones por parte de Inversiones Gasa Limitada, mediante un bono en UF a 15 años. Por ese crédito, Inversiones Gasa Limitada dejó en prenda un 42,34% de las acciones de Grupo Copesa, empresa que edita La Tercera. Tanto CGB como Copesa son controladas por el grupo Saieh.

El segundo pago son US$ 4 millones que pagará Jorge Andrés Saieh: de ese total, según los documentos presentados en los tribunales de Estados Unidos, US$ 1,5 millones serán pagados al cierre del Capítulo 11 y el saldo se cancelará mediante cuotas anuales de US$ 500 mil. A cambio de ambos desembolsos, dijeron desde CGB, los acreedores liberarán de toda responsabilidad a la sociedad, sus directores, ejecutivos, accionistas y restantes entidades de cualquier responsabilidad y de acciones legales o concursales, entre ellas las acciones revocatorias iniciadas en Chile para ciertas operaciones.

Además, según los textos de todo el proceso, en un plazo de seis meses se procederá a la disolución de Corp Group Banking. CGB fue asesorado por el estudio neoyorkino Simpson Thacher & Bartlett LLP y por el bufete chileno Carey & Cía.

Antes del vencimiento de un cupón de intereses correspondiente al pago de abril de 2021, CGB transparentó su situación financiera a los bonistas, anunciando que su primera medida sería activar un completo proceso de análisis y revisión de la estructura de capital de esta sociedad.

“Una muestra de que el espíritu del accionista controlador siempre fue honrar sus compromisos es que, desde el cambio de control del banco y ante la disminución o ausencia de dividendos de parte de éste -y hasta la cuota que origina el default- pagó todos los cupones correspondientes a los intereses del bono con cargo a su propio patrimonio”, finalizó Andrés Winter.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La agencia espacial está realizando los preparativos finales para estrellar un aparato espacial contra una roca interestelar, en lo que será la primera prueba de defensa planetaria del mundo.