La vacuna más prometedora del mundo: U. de Oxford anuncia fuerte respuesta inmune contra Covid-19

Vacuna experimental.

Un estudio en más de mil personas mostró que la vacuna experimental es segura y activa la producción de anticuerpos en el organismo, aunque se desconoce su duración. Como efectos secundarios, se evidenció fatiga y dolor de cabeza. Según la farmacéutica AstraZeneca, la vacuna podría llegar a fin de año.




La vacuna “AZD1222″, desarrollada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca mostró ser segura y con signos de inducir respuestas inmunes, según los primeros resultados de ensayos clínicos publicados este lunes en la revista médica The Lancet.

Los resultados encontraron dos respuestas inmunes “fuertes”: la producción de anticuerpos y células T, que encuentran y atacan las células virales.

De acuerdo al estudio, se observó un aumento de cuatro veces en los anticuerpos contra la proteína del virus SARS-CoV-2 en el 95% de los participantes un mes después de la inyección.

En todos los participantes, se indujo una respuesta de células T, que alcanzó su punto máximo el día 14, y se mantuvo dos meses después de la inoculación.

Además, se observó actividad neutralizante contra el SARS-CoV-2 en el 91% de los participantes un mes después de la vacunación y en el 100% de los participantes que recibieron una segunda dosis.

Gráfico de la Universidad de Oxford que muestra el nivel de inmunidad en relación a las dosis de la vacuna experimental.

“Los niveles de anticuerpos neutralizantes observados en los participantes que recibieron una o dos dosis estuvieron en un rango similar a los observados en pacientes convalecientes con Covid-19″, señala el estudio.

“Estamos viendo una buena respuesta inmune en casi todos los pacientes”, afirmó el Dr. Adrian Hill, director del Instituto Jenner de la Universidad de Oxford. “Lo que esta vacuna hace particularmente bien es desencadenar ambos brazos del sistema inmune”, dijo.

En cuanto a los efectos secundarios, se evidenció dolor de cabeza de leve a moderado, fatiga, escalofríos, fiebre, malestar y dolor muscular, de acuerdo a los 1.077 participantes, todos adultos de entre 18 a 55 años.

En una conferencia desde Reino Unido, Pascal Soriot, Director ejecutivo de AstraZeneca, indicó a Qué Pasa que “por ahora no es posible hacer comparaciones con las otras vacunas en desarrollo, tanto por la cantidad de participantes como el método utilizado”, agregando que “es muy posible que se necesiten dos dosis de la vacuna”.

Cabe destacar que el ensayo clínico aún no establece si la vacuna protege contra la infección por coronavirus. Eso se determinará en los ensayos de fase 3, actualmente llevados a cabo en Brasil, Sudáfrica, Reino Unido y Estados Unidos, con 50 mil personas en total.

Menelas Pangalos, Vice Presidente ejecutivo de la farmacéutica, dijo que se encuentran en contacto con Chile como parte del estudio con Estados Unidos para la fase 3, cuyos resultados se darán a conocer en septiembre.

La vacuna está desarrollada de una forma debilitada de un virus común -adenovirus-, modificado genéticamente para que no pueda crecer en humanos, incluyendo la proteína espiga del coronavirus. La idea es que, si la vacuna puede instruir a las células humanas para que produzcan esta proteína, el sistema humano puede aprender a reconocerla y protegerse mejor contra la infección.

Anteriormente, una investigación reveló que la vacuna experimental indujo la producción de anticuerpos en seis macacos rhesus. Se considera que estos monos son buenos indicadores de cómo podrían funcionar las drogas en los pacientes porque comparten la mayoría de sus genes con los humanos. Al exponer a los animales vacunados al coronavirus, no desarrollaron neumonía u otros problemas pulmonares.

Actualmente, centenares de científicos en todo el mundo se encuentran trabajando en posibles vacunas contra el coronavirus.

La compañía Moderna publicó sus resultados de fase 1 la semana pasada, y anunció planes para comenzar su fase final de pruebas en humanos a fines de julio. En el ensayo de fase 1, los investigadores informaron que los 45 voluntarios desarrollaron anticuerpos clave para combatir el coronavirus.

Además, Pfizer y CanSino también anunciaron en horas de esta mañana sus estudios en relación a una vacuna, con los mismos buenos resultados.

AstraZeneca está trabajando para fabricar y distribuir 2 mil millones de dosis con Oxford. De acuerdo al director ejecutivo de la farmacéutica, se espera que la vacuna pueda llegar en noviembre o diciembre próximos.

Hasta este lunes se acumulan 14,6 millones de infectados totales, y casi 610 mil fallecidos en todo el mundo.

Comenta