Más de 50 millones de dosis por año: Sinovac inicia la construcción de su primera planta de vacunas en Chile

Futura planta de Sinovac Chile, que operará desde la comuna de Quilicura. Foto: Agencia Uno.

El establecimiento, ubicado en la comuna de Quilicura, contará con 11 mil metros cuadrados donde se envasarán las vacunas que llegarán directo desde China. Allí se distribuirán las inoculaciones contra el Covid-19, influenza y hepatitis A.




La planta de vacunas Sinovac Biotech Chile tiene luz verde para iniciar su construcción en nuestro país. Se ubicará en la comuna de Quilicura, al norte de la Región Metropolitana, y contará con un complejo de 11 mil metros cuadrados. Allí, la farmacéutica de origen chino distribuirá con mayor celeridad vacunas para enfermedades virales, tales como Covid-19, influenza, hepatitis A, entre otras en el futuro.

A través de un video, el presidente y CEO de Sinovac Biotech ltd, Yin Weidong, expresó que la empresa se encargará también de la inversión, construcción y la investigación científica en Chile, “para que no solo aportemos con más y mejores vacunas para el pueblo chileno, sino que también para que más personas en Sudamérica tengan acceso a vacunas”.

Coronavac, vacuna contra el Covid-19 fabricada por Sinovac. Foto: Reuters.

La edificación de este establecimiento es la primera de la farmacéutica china en Latinoamérica, que contempla una inversión de US$ 100 millones.

Durante la ceremonia que dio el inicio oficial a la construcción de la planta, el ministro de Ciencia, Tecnologías e Innovación, Flavio Salazar, manifestó que este proyecto “introduce nuevamente a nuestro país en el proceso de producción de vacuna, lo que es tremendamente relevante”.

Además, el secretario de Estado enfatizó que tanto este proyecto, como otros que se tienen en carpeta “generarán capacidades nuevas que podrán a Chile en otro nivel y permitirá, por un lado, mayor protección y seguridad para la población al contar con vacunas en fases de emergencia y, por otro, desarrollar un polo de investigación, conocimiento y tecnologías para avanzar en el desarrollo de Chile”.

La planta tendrá 11 mil metros cuadrados para el envasado y distribución de vacunas. Foto: Agencia Uno.

Por su parte, la vicepresidenta de Asuntos Públicos y representante de Sinovac Biotech en Chile, Virginia Garretón, señaló que la planta se instala en nuestro país con tres objetivos principales en su futuro funcionamiento. “En primer lugar, apoyar la investigación y el desarrollo local, en conjunto con los más destacados científicos y universidades de Chile; capacitar profesionales para desempeñarse en la manufactura de vacunas con los más altos estándares de calidad mundial; y, por último, producir y distribuir vacunas relevantes para Chile y Latinoamérica”.

Sobre el terreno de 22 mil metros cuadrados, ubicado en la comuna de Quilicura, se levanta este complejo de 11 mil metros cuadrados donde se realizarán los procesos de envasado, empacado y distribución de las vacunas desarrolladas por Sinovac. Según afirmaron los representantes de la farmacéutica, se estima que la producción en Chile podrá dotar al país y al resto del Cono sur con 50 millones de dosis por año.

“Fill & Finish”

La planta Sinovac Chile operará bajo la figura farmacéutica de “Fill & Finish”. Esto quiere decir que el producto semiterminado, con el virus inactivado, vendrá preparado desde la planta principal de Sinovac, en China, la cual cumple con los estándares de Buenas Prácticas de Manifactura (GMP por sus siglas en inglés), y que fue auditada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Mientras tanto que desde Chile las dosis serán envasadas, almacenadas y distribuidas a lo largo y ancho de toda la región latinoamericana.

Ante esto, Heriberto García, director (s) del Instituto de Salud Pública (ISP) detalló que estarán activamente presentes, a través de su rol fiscalizador, para “analizar y autorizar cada detalle del diseño de estas instalaciones, cuyas características deben ajustarse a las condiciones del lugar, según los requerimientos que exigimos como regulador”.

Asimismo, el representante del ISP adelantó que Sinovac ya ingresó una solicitud para que Coronavac, su vacuna contra el Covid-19, sea incorporada en el registro sanitario de la institución sanitaria. Esto haría que dichas dosis de inoculación dejen de ser consideradas como un producto farmacéutico de uso de emergencia y puedan tener la autorización del ente regulador para su utilización periódica en Chile.

Ministro de Ciencia, Flavio Salazar, en el inicio de la construcción de Sinovac Chile. Foto: Agencia Uno.

La planta estará operativa para el primer semestre de 2023 y, tanto en la fase de construcción como en la puesta en marcha de estas instalaciones, se generarán más de 100 nuevos puestos de trabajo, entre los cuales se incluye a operarios y profesionales encargados de mantener los altos estándar de producción y distribución de vacunas que exige Chile y el mundo.

Además, y junto con cumplir con los estándares de manufactura, Sinovac tendrá políticas ecológicas dentro de la planta, tales como la reutilización de aguas grises en áreas verdes y la optimización de uso de electricidad para minimizar el impacto ambiental y de los recursos utilizados en sus procesos industriales.

Con esto, la implementación de la planta proveniente de Beijing vuelve a posicionar a Chile en la industria de la producción de vacunas, que entre 1930 y 2002 se produjeron 25 tipos de vacunas en el país. “Chile tuvo capacidad durante casi 100 años para producir vacunas, y de un día para otro eso terminó. Hoy estamos dando un paso importante para revertir eso”, concluyó el ministro Salazar. Según agregó el jefe de la Cartera, uno de los objetivos del Gobierno para este año es el fomento de de la generación de vacunas en nuestro país, con miras a distribuir al resto de Sudamérica.

Lee también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.