Ómicron: científicos alertan que algunos test no detectan bien a la nueva variante y arrojan más falsos negativos

FOTO: AFP

FDA advirtió que los llamados test de antígenos podrían tener menos sensibilidad a la variante Ómicron del coronavirus debido a las mutaciones que tiene la actual versión del virus.


Las mutaciones que tiene Ómicron, la última y más agresiva variante del virus Sars-CoV-2, no solo ha causado un aumento exponencial de los contagios en todo el mundo, también ha puesto en duda la certeza de los test de antígenos o también llamados, test rápidos, una forma rápida de conocer si una persona podría estar contagiada o no.

La agencia de Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) publicó esta semana una actualización e hizo hincapié en la pérdida de sensibilidad de estos populares dispositivos diagnósticos frente a la nueva variante de coronavirus. Esta situación, podría estar escondiendo la real cantidad de número de casos debido a la alta posibilidad de indicar un falso negativo.

Según la FDA, las pruebas moleculares, de antígenos y serológicos se ven afectadas por mutaciones virales de manera diferente debido a las diferencias de diseño inherentes de cada prueba. “El personal del laboratorio clínico y los proveedores de atención médica deben ser conscientes de que pueden producirse resultados falsos negativos con cualquier prueba molecular para la detección del Sars-CoV-2, especialmente si se produce una mutación en la parte del genoma del virus evaluada por esa prueba. Los cambios en el genoma viral pueden provocar cambios en las proteínas virales y, por lo tanto, también pueden afectar el rendimiento de una prueba de antígeno o serología”.

Personas hacen fila para tomar una prueba de Covid-19 en un sitio gratuito de pruebas de PCR y RAPID en Chicago (Estados Unidos) ayer jueves. FOTO AP / Nam Y. Huh

En el caso específico de la variante Ómicron, la agencia estadounidense señala que están realizando pruebas y que los primeros datos sugieren que las pruebas de antígenos detectan la variante Ómicron, pero pueden tener una sensibilidad reducida.

Las pruebas de antígenos son generalmente menos sensibles y es menos probable que detecten infecciones muy tempranas en comparación con las pruebas moleculares (como el PCR), detalla el comunicado. “Si una persona da negativo en una prueba de antígeno, pero se sospecha que tiene Covid-19, como si experimenta síntomas o tiene una alta probabilidad de infección debido a la exposición, se deben realizar pruebas moleculares de seguimiento. importante para determinar una infección por Covid-19. Si una persona da positivo en una prueba de antígeno, debe aislarse y buscar atención de seguimiento con un proveedor de atención médica para determinar los próximos pasos”, indica la FDA.

Fernando Valiente, investigador del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y presidente de la Sociedad Chilena de Microbiología (Somich), explica que los test de antígeno, detectan la presencia de proteínas virales, al contrario que el RT-PCR que detecta el genoma viral.

Respecto de la información de la FDA, dice que se debe ser cuidadoso porque se trata de un estudio “muy preliminar”. “Faltan muchos datos para generar una conclusión como esta. En general los test de antígenos detectan la proteína N, por lo cual los cambios en S no deberían alterar los resultados”, dice.

En general, dice Valiente, los test de antígenos “son menos sensibles porque detecta componentes diferentes del virus”. Además, el límite de detección de este tipo de pruebas es más alto, por lo que se requiere una mayor cantidad de virus en los individuos para una detección positiva y son menos sensibles en individuos asintomáticos, agrega el director de la Somich.

Kit de autoprueba de antígeno para Covid-19 comercializado en Londres, Gran Bretaña. FOTO: REUTERS

César Bustos, infectólogo de Clínica Universidad de los Andes, señala que los test de antígenos detectan proteínas concretas estructurales de los virus, “se diseñan para detectar proteínas que están en la superficie del virus y por eso, cuando son positivos, significa que se han detectado y que son positivos”.

Sobre la sensibilidad de estas pruebas, el especialista también coincide en que es menor porque detecta en una muestra biológica la presencia o ausencia de estas proteínas del virus, “muy distinto de un test molecular PCR que amplifica material genético, aunque exista muy poca cantidad y así detectar el material genético, mientras que los test de antígenos no son capaces de amplificar nada”. Además, si en hay poca cantidad del virus o la muestra ya no tiene rastros de la producción de esas proteínas, no detectará el virus, aunque esté presente.

Recomendación de uso

Este tipo de pruebas, dice Valiente son una foto instantánea del momento. ”Si es positivo no hay duda que ese individuo es capaz de contagiar, para lo cual hay que tomar medidas inmediatas. Sin embargo, este test puede salir negativo en individuos con baja carga viral y/o asintomáticos”.

Según el doctor Bustos, los test rápidos de antígeno “sacan de apuro” en momentos en los que se necesita en breves momentos, para discriminar si una persona que tiene síntomas respiratorios tiene o no posibilidades de tener Sars-CoV-2. Lo ideal, dice el infectólogo, es utilizarlo en personas que además han tenido exposición conocida con alguien que esté contagiado, pero si se usa en personas sintomáticas sin saber si estuvo o no expuesto a un caso que podría haber sido el causal de la enfermedad, entonces la oportunidad de detección evidentemente no será mejor. “Sirven para hacer un screening general de poblaciones, en esos casos son súper útiles sabiendo que tiene limitaciones de sensibilidad, pero para hacer diagnóstico fino, las personas podrían incluso tener una enfermedad de Covid-19 y salir negativos”.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.