Primer sobrevuelo de Mercurio para la misión BepiColombo

Ilustración artística de la misión orbitando Mercurio - ESA.

La misión de la Agencia Espacial Europea y la Agencia Japonesa de la Exploración Espacial al planeta más cercano al Sol, realizará el primero de seis sobrevuelos el 1 de octubre antes de entrar en órbita en 2025.




La misión de la ESA/JAXA BepiColombo a Mercurio realizará el primero de seis sobrevuelos de su planeta de destino el 1 de octubre antes de entrar en órbita en 2025.

Inmediatamente después de su último sobrevuelo de Venus en agosto, el próximo encuentro de la nave espacial con Mercurio será a las 23.34 UTC del 1 de octubre. Pasará por el planeta a una altitud de unos 200 km, capturando imágenes y datos científicos que darán a los científicos una tentadora primera muestra de lo que vendrá en la misión principal, informa la ESA.

La misión comprende dos orbitadores científicos que serán enviados a órbitas complementarias alrededor del planeta por el módulo de transferencia de Mercurio en 2025. El orbitador planetario de mercurio dirigido por la Agencia Espacial Europea (ESA) y el orbitador magnetosférico de mercurio dirigido por la Agencia Japonesa de la Exploración Espacial (JAXA) Mio, estudiarán todos los aspectos de este misterioso planeta interior desde su núcleo hasta los procesos de superficie, campo magnético y exosfera, para comprender mejor el origen y evolución de un planeta cercano a su estrella madre.

Una maqueta de tamaño real de la nave espacial BepiColumbo, en exhibición en el Museo de Ciencias de Londres. Foto: Reuters.

BepiColombo hará uso de nueve sobrevuelos planetarios en total: uno en la Tierra, dos en Venus y seis en Mercurio, junto con el sistema de propulsión eléctrica solar de la nave, para ayudar a dirigirse hacia la órbita de Mercurio.

Durante los sobrevuelos no es posible tomar imágenes de alta resolución con la cámara científica principal porque está protegida por el módulo de transferencia mientras la nave espacial está en configuración de crucero. Sin embargo, dos de las tres cámaras de monitoreo de BepiColombo (MCAM) tomarán fotos desde aproximadamente cinco minutos después del tiempo de aproximación cercana y hasta cuatro horas después.

Debido a que BepiColombo está llegando al lado nocturno del planeta, las condiciones no son ideales para tomar imágenes directamente en el enfoque más cercano, por lo que la imagen más cercana se capturará desde una distancia de aproximadamente 1.000 km.

Las cámaras proporcionan instantáneas en blanco y negro con una resolución de 1024 x 1024 píxeles y están colocadas en el módulo de transferencia de mercurio de manera que también capturan los paneles solares y las antenas de la nave espacial. A medida que la nave espacial cambia su orientación durante el sobrevuelo, se verá a Mercurio pasando detrás de los elementos estructurales de la nave espacial.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.