¿Truco, travesura o contagio? Celebración de Halloween en medio de la pandemia enfrenta a vecinos

Recomendaciones Halloween

Mientras la subsecretaria Paula Daza dice que no hay una prohibición explícita de la autoridad para que los niños pidan dulces y sugiere actividades de bajo riesgo, comunidades y vecinos debaten sobre la conveniencia o inconveniencia de esta celebración.




Quienes están a favor argumentan que los niños han pasado mucho tiempo encerrados, que no tienen clases ni contacto con sus compañeros y que ésta sería una buena oportunidad para que disfrutaran pidiendo y comiendo dulces. Los detractores, apuntan a que estamos en medio de una pandemia, a que el virus no ha desaparecido y que los niños son un agente importante de la transmisión del coronavirus.

Este tipo de discusiones ha estado presente entre vecinos de condominios y comunidades cuando estamos a dos días de la celebración de Halloween, una fiesta extranjera que de a poco se ha ido instalando en el país, sobre todo lo que se relaciona con ir casa por casa ofreciendo una broma en caso de no recibir un dulce.

Hoy con más de mil casos nuevos confirmados de Covid-19 cada día, la decisión de celebrar o no, no es sencilla.

Mónica tiene 45 años y dos hijas de 10 y 8 años. Ella es de la que está por una celebración sencilla y acotada, por lo que está dispuesta a acompañar a sus hijas cuando salgan a pedir dulces, pero solo lo harán en algunos pisos de la torre en la que vive y con vecinos con los que ya se ha puesto de acuerdo. Para Juan la situación es diferente. “Tengo 63 años, ya estoy jubilado y en todo este tiempo, con mi señora hemos salido muy poco a la calle. A mis hijos y nietos los hemos visto en contadas situaciones y siempre con mucha precaución. Por lo mismo, no estoy de acuerdo en que los niños pasen casa por casa pidiendo dulces, porque no se sabe si la persona que manipuló esos dulces antes tuvo precaución y tampoco los cuidados que han tenido esos niños y sus padres antes de golpear la puerta de uno”, reflexiona.

José Luis (35) no tiene hijos, y considera que este año la celebración puede ser riesgosa. “Han hablado en el grupo de WhatsApp, pero como yo no tengo hijos, no sé bien qué haría. Compré dulces por si los niños de mi edificio pasan, pero todavía no se ponen de acuerdo sobre lo que se hará”, dice.

Esteban Montalva, CEO de grupo Admicomu, empresa dedicada a la administración y apoyo a los comités de edificios y condominios, explica que en los condominios de casas, en los que hay espacios al aire libre y calles que se pueden utilizar para la celebración, las personas se están organizando con algunas restricciones y normas, pero en los edificios en los que hay personas de más edad y sin hijos, son de la idea de que niños paseándose, en grupo, son riesgosos.

halloween-3

“Ha sido un tema de discusión que se ha generado. Se argumenta que mucho edificios están en proceso de sanitización permanente, semanales, por ejemplo, entonces tener niños dando vuelta es riesgo porque si son asintomáticos, pueden contagiar a otros adultos o entre ellos. Pero también hay un tema asociado, los niños están encerrados mucho tiempo, no van al colegio, están más agresivos, necesitan salir, entonces creo que igual de alguna manera van a salir a pedir dulces”, indica Montalva.

En su experiencia, los adultos mayores que antes participaban mucho en estas actividades, hoy no lo harán.

No se prohibirá celebración de Halloween en medio de pandemia

La subsecretaria de Salud, Paula Daza, señala el Ministerio de Salud (Minsal) está preparando recomendaciones para este evento. “En situaciones de pandemia muchas de las actividades que se hacían, hoy se tienen que hacer de manera distinta”, dice.

En el caso específico de Halloween, Daza explica que hay algunas actividades propias de la celebración que son de alto riesgo y otras de bajo riesgo y en esa lógica, lo ideal es que las familias opten por las representen menor peligro de contagio con el virus. “La interacción entre personas, entregar y recibir dulces, tocar timbres, implica un mayor contagio, pero la celebración dentro de la casa, confeccionar adornos y ponerlos en la casa, o visitar la casa de otro familiar con el que ya hayan compartido antes, es menos riesgoso”, indica la autoridad.

“No hemos evaluado suspender la celebración, pero tampoco lo hemos descartado. La idea es dar recomendaciones para actividades de bajo riesgo”, dice.

Si de todas maneras, la decisión es salir a pedir dulces, Daza recomienda que el recorrido sea más corto y en grupos pequeños, siempre con mascarillas, en compañía de un adulto y aplicando constantemente alcohol gel en las manos.

Carmen Gloria Marambio, subjefe del Departamento de Pediatría de Clínica Alemana, dice que lo ideal es estar dentro de la casa en grupos pequeños. Si saldrán a pedir dulces, utilizar mascarillas y no creer que la máscara del disfraz es protectora, por lo tanto, sólo se debe utilizar la mascarilla habitual.

“Se debe evitar la salida en grupos grandes, lavarse las manos constantemente, no entregar los dulces en la mano del niños y preferir bolsas individuales y dejarlas en la puerta de la casa para que sean retiradas por los niños. A su vez, los niños que retiren los dulces, no pueden comerlos apenas lleguen a sus casa, estas deben ser sanitizadas antes abrirlas”, indica la especialista.

Protocolos

David Peña, gerente comercial de ComunidadFeliz.cl, plataforma para la administración de edificios y condominios, señala de desde hace un par de años, en esta fecha sus clientes incorporan a la planilla de gastos un ítem de decoración como “adornos” y “cotillón” que en promedio alcanza a los 20 mil pesos. Este año, esos gastos se están incorporando casi sin diferencias; lo diferente son los protocolos que hoy están preparando para evitar el contacto directo.

Estos protocolos recomiendan entregar dulces en bolsitas individuales, para que los niños no tengan que manipular un dulce que fue manipulado por un adulto, pedir a los niños que se pongan en filas donde se respete una distancia social para que no se amontonen en las entradas de casas o departamentos, sanitizar los dulces antes de consumirlos, lavarse las manos y que los niños estén siempre acompañados de un adulto.

Un local de venta de disfraces por celebración Halloween en Valparaiso. Foto: Agencia Uno

“Para comunidades cerradas, es muy bueno si se organizan en horarios de salidas por turno para evitar aglomeraciones y por supuesto, siempre con mascarillas”, explica Peña.

El gerente de Tecnología de Edifito.com, Guillermo Márquez, plantea que como recomendación han indicado a sus clientes que utilicen bolsitas individuales para no estar introduciendo las manos a cada rato en un recipiente; intentar siempre mantener el distanciamiento social entre los niños, a los conserjes que chequeen constantemente lo que ocurre a través de las cámaras de seguridad.

En todo caso, desde Edifito no recomiendan festejar Halloween pero en aquellas comunidades que ya se organizaron, piden tomar todos los resguardos necesarios que son parte de los protocolos con los que están trabajando.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.