El plan Anonymous: la caída de Lamuel Donoso y su Nido

El conocido grupo de hackers que publicó los datos personales del administrador de Nido.org y además se adjudicó la caída de ésta y otras dos páginas que buscaban su reorganización, chutas.org y chinchillachan.cl, promete ir por más: atacar los sitios web que promuevan la pornografía infantil y el acoso hacia mujeres.

Conocían la página desde hace tiempo y a través de Twitter cientos de personas les escribían para que hicieran algo al respecto. Pero -aseguran- las supuestas amenazas de secuestro colmaron su paciencia. Fue entonces cuando Anonymous Chile decidió intervenir y publicar los datos personales de Lamuel Donoso Moscheni, presunto administrador de Nido.org, el foro de internet que difundía fotos e información privada de mujeres con el objetivo de amenazar y hostigar.

Anonymous Chile es el representante nacional de un grupo de hackers que se han hecho conocidos a nivel mundial por sus ataques cibernéticos a sitios de organizaciones gubernamentales, pornográficos, etc.

En el grupo dicen que encontrar la información de Donoso para luego hacerla pública en su cuenta de Twitter no tuvo mayor dificultad: solo cuadraron los datos que estaban en internet. El hombre ya cargaba con acusaciones de acoso en su contra en la web . “Ellos promueven la pornografía infantil y no nos gusta que los pedófilos tengan espacio en internet”, afirma Ánima, pseudónimo que utilizó uno de los integrantes de Anonymous Chile.

El 26 de febrero, después de publicar el nombre y la dirección de Donoso en su cuenta de Twitter, Anonymous Chile decidió atacar esa página y otros dos sitios que buscaban la reorganización de Nido: chutas.org y chinchillachan.cl

En una conversación que tuvo Reportajes con la cuenta de Twitter que se adjudicó la caída de los sitios, Anonymous Chile dio información sobre quiénes integran su colectividad y los procedimientos que utilizaron para atacar el infame foro.
Según Ánima, operan hace 10 años en Chile, no tienen un líder ni una organización estructurada y están conformados por hombres y mujeres. “Somos un mensaje. Anonymous es mundial, colaboramos entre todos”, dicen.

Para afectar los sitios utilizaron tres métodos: modificar el código original del sitio para acceder a ellos, saturar los servidores para que nadie pudiese ingresar y comunicarse con las empresas que les prestaban servicios para pedirles que suspendieran las cuentas y dominios.
Sobre el suicidio de Donoso, son categóricos: “Nos parece un acto de cobardía, porque él disfrutaba acosando a gente, y una vez que se vio acorralado, simplemente escapó”.

Su trabajo, dicen, aún no ha terminado: irán por más. Su próximo objetivo es “El Antro”, un sitio más antiguo que Nido.org, pero con características similares: publican fotos e información de mujeres que son acosadas de manera selectiva. La diferencia, dicen, estaría en que este es manejado por adultos: hombres de 20 a 30 años.

Seguir leyendo