Desde este miércoles el uso recreacional de la marihuana en Canadá estará permitido

Para pilotos, policías y personal del ejército, su uso estará prohibido.




Fue una promesa electoral que a partir de esta semana será una realidad. Desde este miércoles, Canadá permitirá el uso recreativo de marihuana y se convierte así, en el primer país del G-20 en aprobar esta medida y el segundo en el mundo, después de Uruguay.

¿El objetivo? Frenar el mercado negro y el consumo de los jóvenes, dicen las autoridades. Al legalizar el consumo, el precio debiera bajar, lo que según ellos terminaría con los traficantes.

Hace un par de días, el gobierno envió un correo a 14 millones de hogares destacando los aspectos básicos de la nueva ley, además de las advertencias sanitarias y la necesidad de mantener el cannabis alejado de niños y mascotas. Mientras la policía canadiense trabaja rápidamente en la preparación nuevos cargos criminales para la conducción bajo la influencia de las drogas y los dispositivos necesarios para medir su presencia y los empleadores adecúan sus reglamentos con el fin de restringir su uso (por ejemplo antes de ciertas horas de iniciar la jornada laboral) en el trabajo o prohibirla como en el caso de algunos policías y compañías aéreas. De acuerdo a la ley canadiense, la edad legal para consumir marihuana es de 18 años, la mismo que el alcohol.

Según señala la BBC, los analistas creen que el mercado subirá de 4.200 millones de dólares a 8.700 millones, es decir, se duplicará la cantidad de consumidores en este primera año, alcanzando unos 6 millones de personas.

En contra de la medida, hoy la revista Canadian Medical Association Journal (CMAJ, en inglés), principal publicación médica de ese país, pidió al gobierno a través de su editorial, modificar la ley en caso que el consumo aumente. "Su objetivo es el beneficio y el beneficio se produce con las ventas; ventas de una droga que, de acuerdo al Ministerio de Sanidad, provocará problemas a cerca de uno de cada tres adultos que la usen y una adicción de cerca de uno de cada 10, con los riesgos mayores entre jóvenes", dice el documento.

"Si el uso de cannabis aumenta, el gobierno federal debería tener el coraje de admitir que la legislación es errónea y modificar la ley", pide la revista.

Jean-Sebastien Fallu, especialista en adicciones de la Universidad de Montreal, está a favor de esta legalización ya que a su juicio, los riesgos del consumo son menores que las virtudes de hacerlo legal. "El cannabis no es bueno para la salud, pero la prohibición ya es extremadamente dañina y peor que el cannabis", dijo Fallu.

A Uruguay y Canadá, pronto se sumará México, quien está buscando legalizar el su uso con fines medicinales.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.