El diagnóstico de los jóvenes al 2020, el año en que vivieron en pandemia

Crédito: Patricio Fuentes.

La nueva versión de la encuesta anual que realiza la Universidad Diego Portales junto con Feedback muestra la evaluación que el segmento entre 18 y 29 años hace de estos meses marcados por el Covid-19, la educación a distancia y el confinamiento. El sondeo muestra diversos matices en el impacto de la crisis sanitaria en el uso de los medios de comunicación y las relaciones familiares, además de las expectativas que existen para el 2021 en materia de trabajo y estudios.




Los jóvenes confían cada vez menos en las redes sociales, pero aumenta su uso

Los resultados de la duodécima Encuesta de Participación, Jóvenes y Consumo de Medios de CICLOS UDP y Feedback mostraron un descenso de 20 puntos porcentuales en la confianza de los jóvenes en las redes sociales, en comparación con 2019. Sin embargo, siguen siendo el medio de comunicación que genera mayor confianza en este grupo etario, y este año creció su uso.

Si 2019 fue el año en que explotó la confianza de los jóvenes en las redes, al punto que el 52% de la población urbana entre 18 y 29 años las consideraba el medio de comunicación más confiable justo después del estallido social, en 2020 (el año de pandemia), las cosas cambiaron.

De acuerdo con los resultados de la encuesta de Participación, Jóvenes y Consumo de Medios del Centro de Investigación en Comunicación, Literatura y Observación Social (CICLOS) UDP y Feedback, este año la confianza en las redes sociales cayó al 32%, alcanzado sus niveles más bajos en el segmento de clase alta (19%) y los más altos en la clase baja (40%). Pero los desconfiados de las redes no volvieron a depositar su credibilidad en los medios tradicionales, sino que declararon que sus medios más confiables eran otras plataformas digitales como los portales de noticias en internet distintas a los diarios (14%), los blogs (11%) y los diarios en internet (10%). Todos ellos, al menos, doblaron el nivel de confianza que presentaban hace doce meses.

Respecto a los medios tradicionales, la radio (8%) y los diarios impresos (2%) mantuvieron los resultados de 2019, pero la televisión volvió a tener un fuerte descenso y en la actualidad sólo el 3% de los jóvenes considera este medio como el más confiable. Solo hace dos años, en 2018, esta cifra llegaba al 31%.

Sobre el uso específico de las redes sociales, uno de los resultados más llamativos de la encuesta es que por primera vez son más los jóvenes que dicen estar registrados en Instagram (89%) que en Facebook (87%). Aunque la diferencia no es estadísticamente significativa, continúa con la tendencia de los últimos cuatro años en que Instagram ganaba adeptos, mientras Facebook se iba quedando estancada en este segmento etario. Además, entre quienes están registrados en cada plataforma, el 93% de los usuarios de Instagram la utilizan a diario, cifra que desciende al 75% para Facebook.

La cuarentena y la gran cantidad de horas que los jóvenes pasaron en sus casas durante 2020 también repercutieron sobre las redes sociales. Todas las plataformas aumentaron su número de usuarios: WhatsApp (del 96% al 99%), Facebook (86% al 87%), Instagram ( 77% al 89%) y YouTube (76% al 81%). Incluso Twitter, que hasta 2018 venía a la baja y tenía un nivel de penetración del 14%, llegó al 38% este año. En términos socioeconómicos, todas las redes tienen un uso bastante similar. La única excepción es Twitter, que presenta una penetración más alta en los grupos de mayores ingresos.

En relación a los asuntos políticos y públicos, las redes son utilizadas principalmente para informarse, más que para acciones o discusiones con otros. Cuando se les preguntó a los jóvenes (en una escala de 1 a 10, en que 1 es nunca y 10 es siempre) por la frecuencia con que realizan las siguientes conductas los resultados fueron: estar informado sobre asuntos actuales (6,1), tener discusiones con personas que piensan distinto (3,4), participar en causas políticas o sociales (3,7), reenviar un comentario político escrito por otra persona (3,5), opinar sobre temas políticos, públicos o ciudadanos (4,5) y compartir artículos o noticias (5,1).

Cómo la clase social determina los aspectos positivos y negativos del año de la pandemia

La Encuesta de Participación, Jóvenes y Consumo de Medios de CICLOS UDP y Feedback revela que mientras los miembros de la clase media-alta se muestran disconformes con la vida social y el esparcimiento en el año que pasó, los jóvenes de clase baja evalúan negativamente el trabajo y los estudios. La vida familiar y la amistad son los puntos altos de la experiencia pandémica de los entrevistados en todos los segmentos sociales, y sus expectativas para 2021 son optimistas.

A raíz de la pandemia del coronavirus, el año 2020 fue cuesta arriba para la mayoría. En el caso de los jóvenes, varios aspectos sensibles para ellos, como los estudios y la vida social se vieron golpeados. Los datos de la Encuesta de Participación, Jóvenes y Consumo de Medios del Centro de Investigación en Comunicación, Literatura y Observación Social (CICLOS) UDP y Feedback dan cuenta de una importante gradiente social en cuanto a cómo los jóvenes evalúan el año que pasó. Ante la afirmación “Para mí el 2020 fue un año perdido a causa del coronavirus”, un 29% de los más pobres dijo estar “totalmente de acuerdo”, contra sólo un 7% de los de clase media-alta.

* Trabajo: Entre jóvenes de la clase media-alta sólo un 13% evaluó el trabajo como mal o muy mal, mientras en la clase baja, un 43% de los consultados tuvo una evaluación negativa para este aspecto de la vida durante 2020.

* Estudios: Un fenómeno similar ocurre con los estudios, donde la insatisfacción es mayor en los segmentos bajos. Un 34% de ese grupo señala que los estudios estuvieron mal en 2020, en comparación con sólo un 13% del segmento alto que evaluó negativamente este aspecto.

* Vida social: Por contraparte, los jóvenes de clase media-alta evaluaron más negativamente la vida social durante la pandemia que los jóvenes de otros segmentos. Mientras un 40% de los jóvenes de clase alta consideró que durante 2020 este aspecto había sido malo o muy malo, sólo alrededor de un 25% de los grupos medios y bajos tuvo esa evaluación negativa.

* Esparcimiento y diversión: Los jóvenes de clase media alta son también los más disconformes con el esparcimiento y diversión durante 2020. Más de la mitad de los consultados de este segmento (54%) evaluó mal o muy mal este punto, contra un 41% del segmento bajo.

* Vida familiar y amistad: La vida familiar y la amistad son los dos aspectos mejor evaluados por los jóvenes durante 2020, sin importar la clase social. En el caso de la vida familiar, un 67% del total la considera buena o muy buena. En cuanto a la amistad, fue bien evaluada por un 60% de los consultados.

Proyecciones 2021

Los jóvenes mayoritariamente esperan que estos aspectos de la vida sean mejores en 2021 de lo que fueron en 2020.

* Trabajo: En lo que respecta a trabajo, un 60% de los consultados espera que 2021 sea mejor que 2020. En este aspecto, los jóvenes de clase media alta son algo más optimistas, pues un 62% tiene expectativas de mejoras, en comparación con un 57% de los de clase baja.

* Estudios: En lo que respecta a estudios, si bien las expectativas de los jóvenes son positivas (un 48% dice que será mejor), hay un tercio de los consultados que señala que 2021 será igual que 2020 en lo educacional. Si se observan los rangos etarios, se advierte que los jóvenes de 18 y 19 años son los más optimistas frente a los estudios en 2021 (un 67% dice que serán mejores que en 2020) en comparación con los jóvenes de entre 20 y 24 años (un 54% dice que será mejor) y los de 25 a 29 años (un 38% dice que será mejor).

* Vida social: Un 65% de los jóvenes piensa que la vida social mejorará en 2021 en comparación con 2020. Los más optimistas son los jóvenes del segmento medio-alto, entre los cuales un 77% espera que en el año entrante este aspecto sea mejor que en 2020.

* Esparcimiento y diversión: Un 69% de los jóvenes cree que el esparcimiento y diversión serán mejores en 2021 en comparación con 2020. Los jóvenes de clase media-alta son los más optimistas (un 73% espera mejoras).

* Vida familiar y amistad: La vida familiar y amistad también son vistas con optimismo por los jóvenes. Un 65% cree que la vida familiar en 2021 será mejor que en 2020, y un 62% cree que la amistad mejorará este año en comparación con el anterior.

Ficha de la encuesta:

Técnica: Metodología híbrida con encuestas cara a cara en hogares (826), online (290) y telefónicas (123).

Tamaño de la muestra: 1.239 casos de las regiones de Valparaíso (420), Biobío (376) y Metropolitana (443)

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.