El nuevo plan de la Nasa para detectar asteroides antes que lleguen a la Tierra

Aunque por ahora los científicos desconocen de algún objeto con rumbo a nuestro planeta, siempre está la posibilidad de un nuevo descubrimiento. Incluso, se estima un control de daños en caso de un impacto.


La posibilidad que en el futuro uno de los miles de asteroides de rondan el Sistema Solar llegue a impactar a la Tierra ha sido muchas veces considerada por la ciencia. Más aún si consideramos que aunque un 90% de los grandes objetos que podrían acabar con la civilización han sido localizados y rastreados, sólo se ha encontrado un pequeño porcentaje de cuerpos de 5 a 500 metros, área en el que los astrónomos han concentrado últimamente sus esfuerzos.

Así, a iniciativas que buscan destruir asteroides con bombas nucleares o simplemente desviarlos, se suma un nuevo plan revelado este miércoles por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de EE.UU., que detalla las medidas que pueden tomarse antes y en respuesta al caso de una aproximación de objeto que amenace con impactar a la Tierra.

En el informe, funcionarios de la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA, la Oficina de Política Científica y Tecnológica de la Casa Blanca y la Agencia Federal para el Manejo de
Emergencias describen lo que ya han hecho para minimizar las posibilidades de un apocalipsis espacial, así como también qué hacer en caso que uno de estos objetos venga en dirección a nuestro planeta.

Durante más de una década, los astrónomos de la Nasa han trabajado para catalogar todos los objetos cercanos a la Tierra de más de 140 metros de diámetro, tarea que planean finalizar en 2020. De acuerdo al informe, el número de objetos catalogados sólo en este rango casi se ha triplicado, mientras que el número total se ha incrementado en casi cinco veces desde 2005.

Y aunque en la Nasa confían en haber identificado todos los objetos cercanos suficientemente grandes como para ser una amenaza y consideran que ninguno de ellos se encuentra en curso de colisión con la Tierra, siempre existe la posibilidad que un cometa pueda aparecer desde fuera del Sistema Solar y sólo entregarnos unos meses de advertencia antes de que llegue a la Tierra. Si eso sucede, hay tres estrategias principales: un impactador cinético, un tractor de gravedad o un dispositivo nuclear.

Impactador cinético: un tipo de nave espacial no tripulada que golpearía con el objeto para desviarlo de su curso. Más allá de su desarrollo en laboratorio, aún no existe en la práctica. Incluso, si fuera necesario utilizar uno de ellos, requeriría al menos un año de advertencia.

Tractor de gravedad: Se trata de poner en órbita un satélite alrededor del objeto y utilizarlo para desviar gradualmente su rumbo, aunque sólo funciona para cuerpos de menos de 500 metros de ancho,

Dispositivo nuclear: Aunque suene como película de Hollywood, la idea no sería precisamente hacer explotar al asteroide. Basta con recalentar la superficie del objeto, reducir su masa y entonces desviarlo de su curso.

En resumen, actualmente y aún con los avances tecnológicos, es muy complejo impedir que un asteroide impacte la Tierra. Por lo mismo, el informe añade un capítulo con el control de daños tras el impacto. “Los procedimientos de emergencia efectivos pueden salvar vidas y mitigar el daño a la infraestructura crítica”, indica el documento. Por lo menos, la buena noticia es que la probabilidad del impacto de un asteroide de grandes dimensiones es bastante baja, aunque la experiencia con los dinosaurios ya nos mostró lo catastrófico que puede llegar a ser.

Fuente: Space

Seguir leyendo