Mark Plati repasa Hours de Bowie: "Crecí con mucha de su música y sabía que nada sería igual después de Earthling"

plati2

Mark Plati y David Bowie.

Hoy, 4 de octubre de 2019, se cumplen veinte años del último disco editado por Bowie en los noventa. El tercero en una racha de discos grandiosos que comenzó con 1. Outside y que en Earthling le trajo por segunda vez —y última— a nuestro país, en noviembre de 1997. 'hours…' fue una nueva metamorfosis, ahora de la mano de una guitarra acústica, un instrumento que fue prominente en discos como Hunky Dory o Space Oddity, y que regresaba para adornar canciones íntimas como "Seven" o "Survive". Mark Plati, el coproductor de Earthling, fue el encargado de tocar bajo en el álbum y de unirse a la banda de Bowie a cargo de la guitarra acústica en los shows que acompañaron el lanzamiento. Acá, habla con Culto sobre aquellas horas.




Editado el 4 de octubre de 1999, 'hours…', el vigésimo primer álbum de Bowie y el último disco que lanzó en los noventa, formó parte de una racha increíble que comenzó con 1. Outside y continuó en Earthling, el álbum que lo trajo por segunda vez a nuestro país el 5 de noviembre de 1997. Fue en Earthling que Bowie comenzó a trabajar con el productor Mark Plati, quien estuvo entonces a cargo de las programaciones y sintetizadores, además de componer algunas canciones del disco junto al extraterrestre. En 'hours…', el disco siguiente, Bowie se transformó en terrícola y tomó una guitarra acústica para un disco en estudio de tono más íntimo, pero no menos moderno en sonido y temática. "Tal vez Young Americans había sido el último disco de él donde salía una guitarra acústica", reflexiona Mark Plati al teléfono desde Nueva York.

[caption id="attachment_102144" align="aligncenter" width="1024"]

Mark Plati.[/caption]

Los soñadores

Bowie se encontraba de lleno componiendo junto a Reeves Gabrels, su compañero desde Tin Machine —la banda que formó junto a los hermanos Tony Fox y Hunt Sales (los mismos que tocaron en el Lust for Life de Iggy)—, y para el sucesor de Earthling los planes eran completamente distintos.

Las canciones de 'hours…' se construyeron a la par del nacimiento del soundtrack para el juego de computador Omikron: the nomad soul, desarrollado por Quantic Dream. En el juego, Bowie e Iman hacen una aparición, y de todo el material que terminó publicando en 'hours…', solo tres canciones no aparecen en el juego.

https://www.youtube.com/watch?v=BZ6rmf3DtPk

"No sé exactamente si la idea de trabajar para Omikron fue anterior, o si mientras Bowie y Reeves se encontraban haciendo las canciones apareció la idea del proyecto y después pensaron que el material que ya tenían podía igualmente servir para eso", cuenta Plati. "Cuando yo llegué, ya estaba la idea de que habría un álbum y luego habría música para el juego, la cual consistiría en algunas de ellas, además de canciones adicionales, música básicamente hecha por Reeves. Ya estaba todo ahí cuando yo llegué".

En el caso de Earthling, Bowie y Reeves terminaron trabajando con Plati ya que buscaban un estudio donde poder grabar, y llegaron a Looking Glass de Philip Glass. Ahí se encontraba Plati trabajando como ingeniero en el área rock y dance, y decidieron probar con él. Así fue como terminó de ingeniero y programador en las sesiones de composición. "Me quedé con ellos e hice ese disco, pero acá me involucré de forma muy distinta. Para 'hours…', Reeves me llamó diciendo que tenían unas canciones a las que querían añadir una sección rítmica, y me preguntó si quería unirme, no solo para grabar las baterías sino que para tocar bajo fretless en la grabación también, porque él sabía que yo lo tocaba. Para mí fue muy emocionante esto de hacer algo diferente, tenía sentido para mí seguir avanzando. ¿Qué otra cosa podías esperar de Bowie? No se iba a repetir otra vez, iba a transitar distintas avenidas. Esta vez íbamos a ser distintos, y para mí no solo tuvo sentido sino que fue emocionante, ya que mi rol sería otro también".

[caption id="attachment_102145" align="aligncenter" width="680"]

David Bowie.[/caption]

Algo en el aire

Plati recalca que, conociendo la música de Bowie desde adolescente, esperaba el cambio y realmente no le sorprendió. "Crecí con mucha de su música y sabía que nada sería igual después de Earthling, que iba a cambiar. Me hubiera sorprendido bastante si hubiéramos hecho lo mismo de nuevo. Todos los años que trabajé con él fue siempre así. Siempre mi rol era distinto y eso siempre fue grandioso", explica. Después de 'hours…', Plati siguió unido a Bowie en los siguientes Heathen, el abortado Toy, y Reality, su último disco antes del hiato de diez años que antecedió el sorpresivo lanzamiento de The next day, su penúltima obra.

En la alineación que participó en las sesiones de 'hours…' se encontraba el baterista Sterling Campbell, que había trabajado con Bowie en Black tie white noise y en 1.Outside. Debido a que Sterling no estuvo disponible para salir de gira el 95, fue por recomendación suya que Zack Alford tomó su lugar en Earthling y el tour siguiente. Un año después de la gira que trajo a Bowie a Chile por segunda vez, Sterling pudo volver a trabajar nuevamente con Bowie. Esta ocasión, en vez de encontrarse Gail Ann Dorsey al bajo, era el turno de Mark en fretless. Reeves se hizo cargo de las guitarras principales.

-Recuerdo que en la época en que salió 'hours…' muchos lo compararon de inmediato con Hunky Dory, solo porque tenía guitarra acústica en varios temas y tenía un tono más reposado.

-Recuerdo esa comparación y la entiendo un poco. No sé si era un retorno a esa sensibilidad pero definitivamente era reminiscente de ella. Supongo que después de Young Americans no hay mucha guitarra acústica. Hay algo en Ziggy Stardust, pero después disminuyó y Hunky era el último más acústico. Sé por mi parte, de estar dentro del proyecto, que no estaba presente la idea de hacer ese link deliberadamente (risas). Simplemente para alguna gente terminó viéndose así.

-Aparte de las canciones que aparecieron en Omikron, hay cortes en el álbum que aparecieron en películas claves de esa época, como Memento, Stigmata y American Psycho. ¡Bowie estaba en todas partes! Pasó con "Something in the air" y "The pretty things are going to hell".

-Sí, fue un tiempo agradable y estas canciones tenían una vida externa al disco. Estábamos felices de eso. "Pretty things are going to hell" tiene una forma bien loca porque, aunque tiene tres o cuatro acordes, no es muy convencional. Intentamos tocarla bien rápido y en vez de tener un diagrama con los cambios, Reeves tenía hojas con los acordes anotados. Las sostenía justo antes de que vinieran y fue muy divertido que las fuera cambiando rápido. Eso fue muy particular y probó ser efectivo. Nos reímos mucho, yo nunca lo había hecho y fue grandioso (risas).

https://www.youtube.com/watch?v=330xVUHu4Kc

-Hay lados B muy buenos también, como "We all go through" y "We shall go to town", que fueron incluidos en la edición extendida del disco. ¿Sabes si hay más canciones que puedan incluirse a futuro en un box set?

-No sé si hay descartes que puedan aparecer en el futuro que no hayan sido editadas ya. Recuerdo ambas canciones, y "We shall go to town" era mi favorita de todo el disco. Fue algo rápido de hacer y escuchas que es algo muy simple. Pero, el sentimiento que tiene la canción acarrea algo que me pega fuerte. Y somos solo Sterling, Reeves, David y yo. Cuando la terminamos no podíamos creerlo. "¡¿Dios, cómo hicimos esto?!" (Risas).

[caption id="attachment_102148" align="aligncenter" width="1280"]

Mark Plati.[/caption]

Lunes, martes, miércoles, y yo nací

A pesar de que el tono de la música era muy distinto a Earthling, Plati recalca que el método de trabajo no lo fue para nada. "Compositivamente era diferente, y obviamente habían instrumentos más acústicos. Pero, generalmente y como siempre, David tenía la idea, el concepto de lo que quería. Uno era libre para hacer lo suyo, pero él sabía de antemano el tipo de cosas que iba a querer usar de lo que uno llevara. No era diferente en ese sentido. Creo que hay una canción donde toqué mellotrón ("Survive"). Uno aportaba cosas y él veía si quedaban o no".

Bowie, desde los albores de Internet, fue un interesado en sacar provecho a las posibilidades de interacción con sus fans alrededor del mundo, hizo un concurso para completar la letra de una de las composiciones: "What's really happening". "La canción cibernética", le llamaban por entonces. Los usuarios de BowieNet votaron y el ganador, Alex Grant —un joven de 20 años, de Ohio— por supuesto, terminó compartiendo créditos en ella junto a Bowie y Reeves. Todo un lujo.

https://www.youtube.com/watch?v=2K0In5Ndmvw

Quien pudo darse el mismo lujo fue la hija de Plati, que por entonces tenía seis años de edad y casi termina cantando en el disco, pero no se atrevió. "David pensó que sería ideal que una niña cantara esa parte. Me dijo, "tú tienes una hija, ella podría hacerlo, sería perfecta" —y ella estaba tomando lecciones de piano por entonces... Le pregunté a mi hija como dos o tres veces si quería cantar y me decía que "no, no quiero", y no pude lograr que lo hiciera. Claro, ahora tiene 26 años y me dice que "por qué no me obligaste" (risas) y le digo que no podía obligarla, pero ahora entiende lo que hubiera significado (risas). Entonces me decía que no quería cantar con él. "Quiero cantar solo con mis amigas" (risas), yo le decía "no sabes lo que estás diciendo" (risas). Fue muy gracioso eso.

https://open.spotify.com/album/1pOR2tIMQZ30GNCVz4TkFp?si=MT4vxju9Sa6qh45qaEzlxw

-Algunas de las canciones fueron estrenadas en la presentación hecha por Bowie para VH1 Storytellers, en agosto de 1999, un mes y fracción antes del lanzamiento del disco. Tú estuviste ahí.

-Sí, la idea era tocar algunas canciones de 'hours…' para mostrarlas y algunos clásicos, contando las historias detrás de ellas. Después de ese show es que yo terminé formado parte de la banda en vivo también. Sabía que David iba a necesitar otro guitarrista extra para tocar las canciones acústicas de 'hours…', alguien aparte de Reeves y le dije, "Hey, man. ¡Déjame hacer un puro show contigo y eso es todo! Sé que necesitas a alguien y me conoces, y sé que lo puedo hacer, así que déjame hacer uno y será grandioso" (risas). David me dijo: "Sí, tiene sentido, te conoces las canciones y blah blah, hagámoslo". Iba a ser solo para ese show de Storytellers, pero después de eso nunca me fui de la banda. Sucede con David que, cuando él se daba cuenta de que algo funcionaba, lo dejaba. "Oh, está bien en la banda, mantengámoslo". Luego de eso hice la transición a ser un miembro en vivo y fue algo completamente inesperado para mí, pero me dije que debería seguir adelante porque probablemente nunca más volvería a tener esa oportunidad. Y en el mundo de Bowie siempre vas a estar haciendo algo nuevo, onda: esta semana soy el programador de sintetizadores. ¿Qué voy a hacer la otra semana? Ah, tocaré guitarra acústica. ¿Y dónde ahora? En el Wembley Stadium (risas). Ah, ok.

-En el setlist de esa presentación rescataron joyas como "Always crashing in the same car".

-Sí, y después de eso la tocamos un par de veces más. A veces tocábamos una vez una canción antigua y como que se reconectaba con ella, onda: "oh, ahora ésta funciona bien". Como toda la gente, Bowie se cansaba de las canciones. Pero las visitaba diez años después y era como: "Hey, ¡es buena onda tocar ésta!", algo así. Recuerdo que en Storytellers tocamos también "Word on a wing" y después de aquella vez también la tocamos unas veces más, fue sorprendente hacerla. Realmente uno de los puntos altos para mí fue haber tocado esa canción con él.

https://open.spotify.com/album/79EPGP6VA65fDFs4fgFpel?si=DJOZz3KrQn2ETyE_Un4Mig

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.