Sonic, la película que iba a fracasar y al final brilló en taquilla

SONIC 2

Criticada en un inicio por el aspecto de su icónico protagonista, la cinta renovó su diseño, movió su fecha de estreno y terminó convirtiéndose en un éxito: dominó en los cines en Estados Unidos y Chile, mientras que, lejos de ser vapuleada de manera unánime por la crítica como se preveía, dividió opiniones.


"No es una tortura total", fue un de las maneras que encontró The Guardian para definir su reacción ante Sonic, la película, el filme que se estrenó la semana pasada y consiguió, contra todo pronóstico, sobrevivir a su salida a los cines luego de meses complejos para su realización. Sin convencer de manera homogénea a la crítica, la cinta basada en el personaje de Sega encontró en análisis como el realizado por el medio británico –y sobre todo en el público– una recepción más cálida que la que se proyectaba en abril pasado, al liberarse su primer adelanto y surgir un consenso en torno a que había serios problemas en el diseño de su personaje principal: con rasgos que tendían a humanizarlo más que a su conservar su apariencia más conocida, horrorizó por aspectos como sus dientes y generó una infinidad de bromas.

[caption id="attachment_118235" align="alignnone" width="920"]

El contraste del primer trailer con el siguiente, que incluyó modificaciones en el personaje.[/caption]

Ajustado su look y retrasado su estreno desde noviembre pasado a febrero, contra todo pronóstico, Sonic no será recordado como uno de los fracasos del 2020, sino que como una de sus títulos que logró torcer un destino que lucía definitivo (algo que no le pasó recientemente a Cats, por ejemplo). La película facturó US$ 57 millones en su primer fin de semana en EE.UU., adueñándose de una marca que le pertenecía a Pokémon: Detective Pikachu desde hace casi un año: ser el filme basado en un videojuego con mejor debut en Norteamérica. Logró, de esa manera, sacar adelante la siempre ingrata tarea de saltar de dicho formato al cine, que desde los años 90 ha visto estrellarse a títulos que van desde Mario Bros a Assassin's Creed, pasando por Need for speed y Hitman.

https://www.youtube.com/watch?v=OGca96afgtM

En su arribo a salas, además, la película superó a Margot Robbie y Aves de presa, un filme que a pesar de venir mejor perfilado terminó logrando tibios US$ 33 millones en su estreno una semana antes. La misma situación se repitió en cines chilenos, donde la cinta sobre Sonic se alzó con el primer puesto con 175 mil entradas vendidas, muy cerca del total que llevan títulos como Dolittle, 1917 y Pacto de fuga y por sobre las cifras acumuladas por la película protagonizada por Robbie (166 mil en diez días). De hecho, no hay estreno en Chile este año que haya registrado tales números en sus primeros cuatro días en cartelera.

¿Cuánto ayudó en tal éxito que intentaran corregir sus efectos visuales? Desde que el director Jeff Fowler anunció en mayo del año pasado por Twitter –la red social donde probablemente más la destrozaron– que harían cambios en el diseño de protagonista, la labor fue darle ojos más grandes, nuevas zapatillas, entre otros ajustes que acercarían más al personaje a la imagen que el mundo tiene del videojuego. Pero la historia no varió: a Sonic se le presenta como un ser único en su especie en la Tierra que encuentra en Tom Wachowski (James Marsden) a su mejor amigo y eventualmente se enfrenta a Dr. Robotnik (Jim Carrey).

Ante el debut de la cinta The Washington Post escribió: "Este híbrido de acción en vivo y animación CGI se sale con la suya, evitando las risas baratas demasiado comunes en pos de una historia cargada de humor inteligente, diálogo ágil y el gran corazón azul que late en su centro". Además, Carrey fue centro de múltiples elogios, provocando que medios como Vulture llamaran su exagerada actuación "el arma más preciada de la película".

Menos entusiasmo hubo de parte de sitios como IndieWire, que señaló: "Los grotescos dientes humanos de Sonic han resultado ser el menor de los problemas de la película (…) Se aleja de la energía de los videojuegos para convertirse en una cinta genérica para niños, que además es lenta". Mientras que el mismo The Guardian recalcó que "los efectos visuales perfeccionados hacen poco por mejorar la narración bidimensional". Pero al mismo tiempo, en sintonía con su desempeño en taquilla, los medidores de percepción como Rotten Tomatoes y CinemaScore la encumbraron entre los títulos con calificación más alta de las últimas semanas. Como pocos hubieran anticipado hace unos meses, el erizo azul puede mirar el vaso medio lleno y sacar cuentas alegres.

Comenta