De El Decamerón a Lemebel: las lecturas de la cuarentena

La obra de Boccaccio, escrita durante la peste negra de 1300, es la más descargada de la Biblioteca Pública Digital, que alcanzó 61 mil préstamos en mayo, el doble de 2019. En las ventas online, destacan Noah Harari y José Maza.


La peste negra entró a Florencia como una ola devastadora en 1348. El escritor Giovanni Boccacio fue testigo de la epidemia, que dejó una estela de muertes: “¡Cuántos valerosos hombres, cuántas mujeres, cuántos jóvenes gallardos”, escribió, “desayunaron con sus parientes, compañeros y amigos, y llegada la tarde cenaron con sus antepasados en el otro mundo!”. Producto de la peste bubónica, Bocaccio perdió a su padre y su madrastra, así como a numerosos amigos, y escribió El Decamerón.

Publicada en 1352, la novela presenta a 10 personajes (siete mujeres y tres hombres) que se retiran a una villa a las afueras de Florencia en plena epidemia. En una cuarentena de 10 días, cada noche cada uno contará una historia, de tal modo que el libro recoge 100 relatos. Casi 700 años después, la obra de Bocaccio es una de las lecturas que acompaña a los chilenos en su cuarentena.

El Decamerón fue el libro más descargado en la Biblioteca Pública Digital (BPD) en mayo, con 321 préstamos. En los últimos meses, los pedidos de la BPD aumentaron notablemente respecto de 2019. Con 61 mil préstamos, mayo duplicó la cifra del mismo mes del año anterior, cuando se cursaron 29.000 solicitudes. Además, los libros en reserva crecieron de 8.880 en mayo de 2019, a más de 30.000 este año. Y es primera vez que Boccaccio encabeza la lista.

“La gente está muy lectora”, observa Salvador Young, encargado de colecciones de la Biblioteca Pública Digital. “Marzo suele ser un buen mes, pero en abril y mayo claramente hay un efecto pandemia. La gente ha descubierto lo accesible que lo es digital. El Decamerón es un efecto pandemia total, es muy interesante que esté en el primer lugar”.

Creada en 2013, la BPD ofrece un catálogo de más de 60 mil títulos gratuitos en su plataforma. Cuenta con una aplicación para dispositivos móviles, de tal modo que permite la lectura online y off line: se pueden descargar hasta cuatro libros simultáneamente y leerlos sin conexión a la web. Tras 14 días de préstamo, se puede prorrogar o bien devolver a través de un icono en la aplicación. Si el usuario no lo hace, el libro se devuelve automáticamente.

A la fecha la BPD registra 260 mil préstamos en 2020, un 44 % más que en el mismo tramo de 2019 (181 mil). En la lista de los 10 más pedidos de mayo figuran otros clásicos: Madame Bovary, de Flaubert (4); 1984, de Orwell (6); El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry (7), y Las aventuras de Sherlock Holmes, de Arthur Conan Doyle (9). Dos ensayos en torno a las emociones se ubican en el segundo y quinto lugar: Ansiedad de Kelly Kellie y Lenguaje corporal de Desmond Milani, respectivamente.

Aparecen dos autores chilenos, ya habituales: Jorge Baradit con Héroes (3) e Historia secreta de Chile (10), e Isabel Allende con Largo pétalo de mar (8) y Más allá del invierno (14). “En circunstancias normales, Isabel Allende y Baradit estarían número uno. Ahora hay libros más ad hoc a la epidemia, y eso es muy significativo”, dice Salvador Young.

En venta online

La imbatible Isabel Allende se repite entre los autores más solicitados en librerías online (Buscalibre, Antartica, Linio), así como El rey del salitre que derrotó a Balmaceda, de Guillermo Parvex; De animales a dioses y Homo deus, de Yuval Noah Harari y clásicos del feminismo, del grupo Penguin Random House. “Por un lado, hay una clara tendencia feminista”, dice Melanie Josch, directora editorial del grupo, “con clásicos contemporáneos como El segundo sexo entre los más vendidos. También destaca el interés por la coyuntura política (Peña, Bellolio, Baradit, Claudia Heiss). Los long sellers se mantienen (Harari) y las novedades fuertes logran entrar pese a todas las dificultades (como la magnífica crónica autobiográfica de Hernán Rivera Letelier)” .

A ellos se suman títulos de José Maza (Bajo el manto de Urania y Somos polvo de estrellas), bestsellers como La bailarina de Auschwitz, la saga infantil Los Compas, la autobiografía de Carmen Castillo (Weona tu podís), y ahora Tengo miedo torero de Lemebel. “Con el canal de librerías de nicho tan acotado, el espacio que queda es para los libros de vocación masiva”, dice Josefina Alemparte del grupo Planeta. “Pero siempre hay sorpresas inesperadas como la increíble venta de Tengo miedo torero luego del estreno del tráiler de la película”.

De cierto modo los intereses son compartidos en librería Catalonia. Entre sus mejores ventas aparecen Teoría King Kong de Virginie Despentes, Mamá desobediente de Esther Vivas, Nuestra parte de la noche de Mariana Enríquez, Poeta chileno de Alejandro Zambra, y Hasta que valga la pena vivir de Constanza Michelson. “Seguimos feministas, latinoamericanos y combativos”, dice la editora y librera Catalina Infante.

El Decamerón, Giovanni Boccaccio. El libro más pedido de la Biblioteca Pública Digital. De libre descarga.
Tengo miedo torero, Pedro Lemebel, Seix Barral, 208 pp., $ 8.450.
Bajo el manto de Urania, José Maza, Planeta, 184 pp., $ 13.410.
De animales a dioses, Yuval Noah Harari, Debate, 496 pp., $ 10.500.
Largo pétalo de mar, Isabel Allende, Sudamericana, 384 pp., $ 12.750.
1984, George Orwell. La novela distópica se ubicó sexta entre los libros más pedidos de mayo de la BPD.

Comenta