Gepe detalla su colaboración con Vicentico: “Pidió un mate y le puso mucho color a la canción”

Gepe y Vicentico en versiones animadas en el video de "Confía"

“Confía”, el reciente adelanto del octavo disco del músico chileno, presenta una colaboración junto al argentino, inspirada a su vez en un featuring que realizaron los Fabulosos Cadillacs en su momento. Sobre el encuentro con el cantante trasandino, los recuerdos de otras colaboraciones y los detalles de su nuevo álbum se explaya con Culto.



Fue una mañana, temprano. Gabriel Fernández-Capello, o más bien su álter ego artístico, Vicentico, golpeó la puerta del estudio de Gerardo “Cachorro” López en Buenos Aires. Se trataba de una sesión especial, que duró todo el día, en que se reunió con un músico chileno que apenas conocía, Gepe.

El resultado de ese trabajo se puede escuchar en “Confía”, el último sencillo del sanmiguelino -con video animado por Esteban Bustos-, que a la vez es un nuevo adelanto del inminente nuevo álbum del músico, el octavo de su carrera y primero bajo etiqueta Sony Music. Se trata de una canción cuyo mensaje, de suyo optimista, trata de confiar en otros sin más. “Yo te digo, tú tienes que confiar/No perderás tu tiempo conmigo/Suelta tu orgullo, amiga”, se oye en la letra.

Musicalmente, la canción es otro cruce de estilos latinoamericanos que propone el cantautor, sostenido sobre una base electrónica programada en el estudio de López. “Originalmente la pensé como una milonga, o algo así, tiene mucho que ver con los Cadillacs, no por nada Vicentico está en la canción”, cuenta Gepe en conversación vía Zoom con Culto.

Precisamente, fue una colaboración registrada en un álbum de los Fabulosos Cadillacs, lo que gatilló la idea para “Confía”. “En un disco de los Cadillacs, el Fabulosos Calavera (1997), trae una canción que me encanta porque es bastante minimalista pero también muy latinoamericana, que se llama ‘Hoy lloré canción’, junto a Rubén Blades, que me ultra fascina y me rayó -cuenta-.Tomé un poco prestado ese ritmo y le quise meter la mayor cantidad de letra posible, básicamente, eso es. Terminó como una salsa hip hop”.

Con “Cachorro” López, productor argentino de larga trayectoria (ha trabajado con figuras como Diego Torres, Julieta Venegas, Los Pericos, entre muchos otros), el chileno trabajó seis canciones entre marzo y mayo de 2019, de las cuales ya se conocen algunas como “Prisionero” y “Calle Cima”. Al momento de grabar “Confía”, Gepe le detalló a López la inspiración del tema y allí lanzó la idea ¿no sería bueno contar con el mismísimo Vicentico en la canción?

López ya había trabajado con la voz de Los Fabulosos Cadillacs en algunos de sus trabajos como solista (Solo un momento y 5), por lo que él podía hacer el nexo. “Me dijo: ‘Ok, llamemos a Vicentico’”, cuenta.

Gepe y Vicentico, en versiones animadas para el video de "Confía"

Tirar la piedra

Si algo caracteriza la carrera de Gepe es su disposición a incorporar a otros para enriquecer su trabajo. Ha grabado colaboraciones con artistas de su generación como Javiera Mena o Pedropiedra, además de nombres como Carla Morrison, Natalia Lafourcade y más recientemente, con la cantante chilena Princesa Alba.

“Los únicos dos discos en que no he colaborado nadie que sea visible, son los dos primeros [Gepinto (2005) y Hungría (2007)], pero en el resto ha habido muchas colaboraciones; la Javi (Mena), el Pedro(piedra), son personas que están muy cerca mío, son mis queridos amigos y por tanto siempre voy a echar mano de ellos, están ahí, son bacanes, los quiero y los admiro”, explica Gepe. “También he tirado la piedra un poco más lejos y he confiado en otras personas que han sido a veces palos de ciego, no sabía que pasa. A veces funciona a veces no. No todas las colaboraciones han sido editadas pero la gran mayoría sí, gracias a la intuición y a la gestión, en ese tiempo de Quemasucabeza y ahora de Sony Music”.

-¿Cómo decides las colaboraciones?

-El primer motor de las colaboraciones siempre es intuitivo, ‘a ver qué pasa si hago una canción con’, también tiene que ver con que en la mayoría de las veces el arreglo musical está inspirado en esa otra persona, como fue ‘Hambre’ con Wendy Sulca, ‘Flor del canelo’ con la Juanita (Parra), el bolero que hice con Natalia Lafourcade tiene mucho que ver con su trabajo. Han habido otras que son más arrebatadas como lo que hice con Gianluca en Folclor Imaginario donde él improvisó algo sobre una improvisación, que yo no sabía ni siquiera que iba a pasar, pero claro eso se condice mucho con su personalidad que es muy arrojado también. Él va más allá de lo netamente urbano y se plantea otro tipo de cosas.

-¿Cuál de tus colaboraciones es la que más te sorprendió? alguna que no ibas tan seguro pero que te dejó satisfecho

-Yo diría en la manera de grabarse, principalmente, fue lo que hice en el Ciencia Exacta (2017) con las dos mujeres con las que grabé. Con la Juanita Parra, el modo de grabación fue muy específico. Estábamos en el estudio y la Juanita me dice, ‘Ya, tú dirígeme’ y eso fue maravilloso, la canción estaba corriendo y ella hacía lo suyo -que es magnífico por lo demás- pero también esperaba mi guía. Yo nunca había hecho eso. En la batería de ella en ‘Flor del canelo’ no hay ninguna corrección, está todo tal cual, tocado en vivo.

La otra es con María Esther Zamora -destacada cantante y cuequera- en la canción ‘Solo’. Ella apenas me conocía. Nos conocimos como cuatro días antes de grabar, y me dijo ‘ya, ok, vengan a grabar’ y fuimos a La casa de la cueca, ahí en Avenida Matta. Pasaban harto autos, había mucha bulla, nos sentamos ahí con un mezcal y grabamos. La grabamos ochocientas veces y bueno, me encantó. De esas dos colaboraciones tengo la sensación de que fue algo muy especial porque no sabía muy bien qué iba a pasar.

Los “vicentiquismos”

Un par de días después, Vicentico llegó al estudio. “Nunca pensé que a él le interesara la canción. O sea, yo pienso que en el lugar que él está podría perfectamente decir que no le importa. Fue súper bacán haberle mandado la canción y que le haya interesado”, recuerda Gepe.

Una vez que se estrecharon las manos, comenzaron a trabajar. “Pidió un mate al toque, escuchamos la canción unas cinco veces -recuerda el hombre de “Fruta y té”-. Le hice una sugerencia que yo le hago a todos quienes colaboran conmigo: si tú quieres cambiar alguna palabra hazlo y quieres cambiar la melodía de alguna parte, hazlo. Él no cambió nada, hizo la letra original. Bueno, le puso algunos ‘vicentiquismos’ a la cosas, porque claro, su voz va para ciertos lados que es casi inevitable que lo haga, pero está casi todo lo que yo compuse ahí lo cual me agrada porque significa que le pareció bien lo que estaba ahí”.

“Después se puso las pilas heavy, estuvo ahí todo un día grabando lo cual imagino que es bastante tiempo para una persona como él. Le puso mucho color en el cuartito de grabación, estuvo casi tres horas seguidas, lo cual me deja buenos recuerdos”, agrega.

En estos días de confinamiento, Gepe se acuesta y se levanta temprano. Compone, graba y de vez en cuando realiza sesiones vía streaming. “Como a la mayoría de la gente, han habido momentos bien oscuros. Han habido momentos más luminosos, pero en términos creativos he podido componer bastante, pensar de otra manera también y dejar el tiempo pasar. Yo creo que eso era algo que no hacía hace años, de dejar pasar una semana”.

A contrapelo de lo complejo que ha resultado el año, el músico detalla que su nuevo disco tiene eventual fecha de estreno durante el último trimestre del año. Tiene 12 canciones, las seis grabadas junto a “Cachorro” y otras seis que grabó entre diciembre de 2019 y marzo de este año junto al productor local Cristián Heyne, quien ha trabajado en sus discos desde el fundamental Audiovisión (2010) hasta ahora. Estas últimas coincidieron con el período del estallido social. “Tienen un poco del estallido social, algo tienen que ver con eso, no son panfletarias ni nada, pero tienen la esencia y está lindo eso. Hay dos momentos muy distintos en el disco”.

Comenta