Centrada en el drama interior: el libro que relata la vida del pensador Søren Kierkegaard

El filósofo danés Søren Kierkegaard.

Ya se encuentra en nuestro país, vía Taurus, El filósofo del corazón, la biografía que la inglesa Clare Carlisle hizo del intelectual danés. En ella, muestra su fibra humana más íntima, dado que Kierkegaard fue considerado el padre del existencialismo, el pensador de la angustia, el amor y el sufrimiento.



Pese a que vivió en el siglo XIX, entre 1813 y 1855, Clare Carlisle siente que por el tiempo que le dedicó a investigar su vida, el filósofo danés Søren Kierkegaard es un contemporáneo suyo. ”Como biógrafa tuve que pasar mucho tiempo con él y hasta intimar. Mi interés por el danés creció, lo cual hizo más frustrante su personalidad mortificante”, afirma la inglesa en declaraciones recogidas por The Huffington Post.

“A veces, cuando escribía el libro, sentía que perdía mucho tiempo con un pariente cercano, por quien no puedes dejar de preocuparte, y de quien no puedes huir fácilmente, de ahí que te vuelvas un poco loca”, agrega.

El fruto del trabajo de Carlisle -profesora de Filosofía y Teología en el King’s College, en Londres, y colaboradora del Times Literary Supplement y The Guardian- ya está en las librerías nacionales. Se llama El filósofo del corazón, editada vía Taurus, y es una biografía del intelectual nórdico. Kierkegaard fue considerado el padre del existencialismo y el pensador de la angustia, aunque sus contemporáneos lo describieron como “un filósofo del corazón”.

Es que Kierkegaard tenía una personalidad particular. “Era una persona difícil. Él era, como solemos decir en Inglaterra, su peor enemigo”, añade Carlisle en la citada entrevista.

Clare Carlisle.

Una experiencia íntima

Kierkegaard vivió en el contexto de la Europa postnapoleónica, donde se fraguaba una sociedad liberal en contraste a los modelos absolutistas anteriores. Lejos de los trabajos de otros pensadores de su tiempo, preocupados del lugar de ser humano en sociedad, el rol del Estado, o el origen y cómo funciona el conocimiento, sus textos analizaban problemáticas en torno al amor y el sufrimiento; el coraje y la ansiedad; el anhelo religioso y el desafío. Es decir, todo lo que atormenta en la fibra más íntima a un ser humano.

“La biografía se centra en el drama interior y en los significados profundos de la vida, más que sobre los hechos externos -explica Carlisle en la citada entrevista-. Toca la experiencia interna del ser humano. Eso es lo que espero haber conseguido con El filósofo del corazón. La biografía intenta explorar esa experiencia íntima también”.

En todo caso, Carlisle acota que escribir una biografía del danés no supuso experimentar lo mismo que sentía su biografiado. “Para mí, escribir una biografía de Kierkegaard no supuso experimentar los sentimientos de angustia o desesperanza que analiza tan bien el filósofo. Tuvo más que ver con el estilo literario del libro”.

Pese a que solo escuchar la palabra “filosofía” puede sonar algo tórrido y áspero para la mayoría de la gente (y los lectores), y puede inducir algún alejamiento, en esta biografía Carlisle logra aproximar la obra del nórdico de manera accesible. Así lo ha hecho saber la crítica en el mundo.

Por ejemplo, Julian Baggini, del Financial Times, señala: “Sorprendente. Carlisle ha logrado la hazaña de escribir una biografía de Kierkegaard verdaderamente kierkegaardiana”. Por su lado, Jane O’Grady de The Telegraph, dijo: “Carlisle tiene un gran talento narrativo y sabe transmitir a los lectores cómo Kierkegaard extrajo su filosofía de su propio pecho”. Adam Phillips, del The Observer, apunta: “Lúcida y fascinante, rescata a Kierkegaard del ámbito especializado y deja muy claro por qué es una figura tan intrigante y actual”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.