La huella de Her’s: el dúo de Liverpool que se encaminaba al estrellato y la tragedia que quebró su destino

La huella de Her’s: el dúo de Liverpool que se encaminaba al estrellato y la tragedia que quebró su destino

Dos músicos europeos de 24 y 25 años, con dos discos bajo el brazo y en medio de una gira por Estados Unidos. Era 2019 y Her 's comenzaba a tener un nombre en la industria musical alternativa. ¿Qué podía salir mal?


Más de tres millones de personas escuchan mensualmente a Her’s en Spotify, un dúo británico-noruego formado en 2015 por Stephen Fitzpatrick y Audun Laading, que rápidamente se transformó en un refugio para los corazones indie, deslumbrando con sus melodías nostálgicas, con notas de post punk y al más puro estilo del dream pop. En 2016 los prometedores músicos lanzaron sus primeros sencillos en plataformas digitales y hoy, ocho años después, resuenan en redes sociales como Tiktok, mismo espacio donde jóvenes y melómanos comparten videos con sus canciones, algunos demostrando gran impacto al enterarse del trágico final de la banda.

La historia de Her’s nace en Liverpool, ciudad mundialmente conocida por ser la cuna de The Beatles. Hasta allí llegaron dos jóvenes forasteros provenientes de ciudades costeras, para estudiar música en el Instituto de Artes Escénicas de Liverpool (LIPA, por sus siglas en inglés), establecimiento cofundado en 1996 por Paul McCartney.

Stephen Fitzpatrick, provenía de Barrow-in-Furness, una ciudad de Inglaterra, y llegó al LIPA a estudiar percusión, pero una vez en Her’s se dedicó a tocar la guitarra y a cantar. “Es un genio de la batería cuando no es un genio de la guitarra”, decía su compañero Audun Laading, bajista oriundo de Flekkerøy, una isla en el mar de Noruega.

Her's. En la izquierda, Stephen Fitzpatrick, y a la derecha, Audun Laading. Foto vía Instagram @thatbandofhers.

En el instituto, ambos jóvenes compartían el mismo horario académico, por lo que su amistad era inminente. Según relataron en varias entrevistas, el lazo previo fue clave para desarrollar un proyecto musical en conjunto. “Fue una buena época en la que nos unimos, pero no tocamos nada juntos durante mucho tiempo”, señaló Fitzpatrick en 2017, en el programa The selector Radio, de la cadena British Council Arts.

En un principio, ambos tocaban para distintos artistas, pero en un momento coincidieron como banda sonora del músico Brad Stank. No fue hasta su segundo año de estudios en que un amigo les ofreció tocar en solitario en Manchester. “Tuvimos una semana para prepararnos, logramos montar un show de diez minutos, y ese fue el primer concierto de la banda”, relataron en una entrevista al medio Adhoc, de Brooklyn.

De esa forma, equipados con una guitarra, un bajo y un drum pad -al que apodaron Pierce Brosnan, en honor al ex 007- iniciaran su banda mientras aún eran estudiantes.

En 2016 ambos se graduaron del LIPA, en una ceremonia a la que asistió el mismísimo McCartney. Ese año lanzaron su primer single Dorothy, y tiempo después uno de sus mayores éxitos, What Once Was, canción que en YouTube ya supera los 14 millones de reproducciones.

Sus canciones atrajeron rápidamente la atención del público, y en abril del 2017 publicaron una recopilación de nueve pistas en un álbum que titularon Songs of Her’s. Si bien, el disco estaba dando que hablar en la escena musical, para Fitzpatrick y Laading solo fue el puntapié para lanzar al año siguiente el que ellos consideraban su disco debut.

De esa forma, en 2018 lanzaron Invitation to Her’s, un disco con 11 canciones que, según sus autores, tenía “más coherencia”, además estaba cargado de influencias de la cultura pop, como la serie estadounidense Twin Peaks, e inspirado en los sonidos de The Beach Boys, Harry Nilsson, Randy Newman y Ariel Pink.

“Nos gustan mucho las composiciones antiguas y las melodías kitsch. Esto se debe principalmente a nuestro amor por The Beatles”, dijeron en una entrevista a Adhoc cuando estaban promocionando el álbum.

De hecho, el disco está repleto de guiños a la cultura pop. Por ejemplo, la primera canción de Invitation to Her’s, Harvey, está inspirada en la película de 1950 del mismo nombre, dirigida por Henry Koster, que trataba sobre un hombre cuyo mejor amigo es un conejo invisible gigante.

Así, con dos discos bajo el brazo y con varias referencias a la escena artística estadounidense, el dúo comenzó a dar que hablar en el país americano, siendo invitado a fines de ese mismo año a tocar en una sesión en el Paste Studio de Nueva York y en el icónico bar Baby’s All Right de Brooklyn.

“En términos de dónde estamos ahora, siento que tal vez estemos en la cúspide de algo ahora mismo. Tal vez lo estemos”, reflexionaba Fitzpatrick en la íntima sesión de Paste Studio en 2018.

Ya conociendo el terreno y con más confianza, Her’s se lanzó con su primera gran gira en Norte América. Tenían 19 fechas agendadas para marzo de 2019, tres de ellas con boletos agotados. Además, participarían en el festival South by Southwest (SXSW) como banda internacional invitada.

Estaban en medio de ese tour, cuando el 27 de marzo de 2019, los jóvenes músicos, Fitzpatrick de 24 años y Laading de 25, además de su manager, Trevor Engelbrektson (37), dejaron este mundo.

Tras su primer concierto en Phoenix, en Arizona, el dúo de Liverpool se dirigía por carretera rumbo a Santa Ana, en California, donde darían el penúltimo show de la gira, en un concierto que los esperaba con todas sus entradas agotadas.

La furgoneta donde viajaban los artistas chocó frontalmente con una camioneta que, según informaron medios internacionales, iba contra el tránsito. Como resultado, todos los pasajeros de ambos medios de transporte fallecieron.

El Department of Public Safety de Arizona, informó que tras el impacto, ambos vehículos se incendiaron. Además, señalaron que se encontró una bebida alcohólica entre los escombros, sin embargo, en el momento de las declaraciones, no se podía precisar a quién había pertenecido el bebestible.

La compañía discográfica de Her’s, Heist or Hit, informó del fallecimiento de los jóvenes músicos un día después del trágico accidente. “Todos tenemos el corazón roto”, escribieron.

“Como humanos, eran cálidos, gentiles y divertidísimos (...) Decir que eran cercanos sería una subestimación de una amistad que era verdaderamente hermosa de presenciar; se amaban como hermanos. Musicalmente, Her’s eran asombrosos. Una aptitud para la melodía, la diversión y el entretenimiento combinado con una complejidad tan sofisticada como elegante”, señalaron desde la compañía.

De esa forma, terminó el breve pero significativo camino de una de las bandas emergentes más prometedoras del Reino Unido. Tras su muerte, sus fanáticos organizaron un evento de homenaje llamado Friends of Her’s, el cual se llevó a cabo en Liverpool en junio del 2019.

Al día de hoy, cientos de fanáticos visitan las redes sociales de los artistas, donde dejan sus mensajes de condolencias en las últimas publicaciones que aún siguen plasmadas en sus cuentas en el ciberespacio.

Si bien, Her’s tuvo una corta vida -al igual que sus integrantes-, dejó un legado musical difícil de borrar, y son sus mismos fanáticos los que mantienen vivo el recuerdo de -como decía uno de sus mayores éxitos What once was- lo que alguna vez fue.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.