Choques entre asesor clave de Castillo y líder de su partido ponen en duda plan económico de nuevo gobierno en Perú

Una niña juega con un perro en San Luis de Puna, en el caserío donde nació el presidente electo de Perú, Pedro Castillo. Foto: AP

El fundador de Perú Libre, Vladimir Cerrón, aseguró que Pedro Francke apunta a una economía basada en las teorías de los "Chicago Boys". “Esos han fracasado por décadas”, escribió en Twitter. En tanto, en un primer revés para Pedro Castillo, una alianza de partidos de oposición ganó la elección para dirigir el Congreso, en vísperas de su asunción como presidente este miércoles.


En vísperas de que asuma el gobierno, la incertidumbre acerca de la conformación del gabinete del presidente entrante de Perú, Pedro Castillo, continuaba presente este lunes. A la espera de la nominación de sus ministros, el mandatario electo se reunió durante la jornada con el secretario general del partido Perú Libre, Vladimir Cerrón, y con los integrantes del equipo técnico del mismo partido, entre ellos Pedro Francke y Hernando Cevallos, para ver temas relacionados a la transferencia de mando del miércoles.

Pero la reunión estuvo precedida por un duro cruce protagonizado precisamente por Cerrón y el principal asesor económico de Castillo. Desde su cuenta oficial de Twitter, el líder de Perú Libre aseguró que Francke apunta a una economía basada en las teorías de los “Chicago Boys”, es decir, una economía pensada en el libre mercado y una descentralización del control de la economía, apuntó el diario El Popular.

En ese sentido, el fundador de Perú Libre indicó que “Francke repite con frecuencia que se necesitan funcionarios de ‘alto nivel’”, asegurando que el economista de Juntos por el Perú busca acercarse a los Chicago Boys y que ello lo llevaría al fracaso. “Eso huele a Chicago Boys. Esos han fracasado por décadas. Necesitamos cambio y confiar en nosotros mismos”, escribió Cerrón.

Cerrón hizo estos comentarios en la red social poco después de que Francke apareciera en el programa Punto Final, de Canal Latina, donde señaló que los ministros de Estado pueden “ganar menos”, pero los técnicos que integran el Estado sí requieren “ganar bien” para darle un “excelente servicio” al país. “Yo sí creo que un ministro podría ganar menos. Pero, otro lado, es el lado técnico, y sí creo que el sector técnico debe ganar bien. Si quieres un excelente servicio, hay que pagar por una alta calidad”, aseguró.

En la misma entrevista, Francke indicó que había pedido a la titular de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), Socorro Heysen, que se quede al frente del organismo durante el gobierno de Castillo. “He podido conversar con la superintendenta de Banca y Seguros, Socorro Heysen, y le he planteado que pueda quedarse por unos meses más en el cargo”, apuntó el economista de izquierda moderada.

“Ella gentilmente ha considerado esta posibilidad. Es bien importante, porque en esta circunstancia, luego de la pandemia, el sistema financiero hay que cuidarlo con mucho celo”, dijo el asesor de Castillo. “Socorro Heysen ha dado un gran aporte y va a ser una gran noticia para Perú que pueda quedarse unos meses más”, agregó.

Por otro lado, Francke se refirió a la posible permanencia de Julio Velarde al frente del Banco Central de Reserva del Perú (BCR), y afirmó que si bien la oferta sigue en pie, aún no se han reunido con el economista. “No hemos tenido tiempo de organizar una reunión con Julio Velarde, pero lo que se dijo en su momento está sobre la mesa”, puntualizó.

En otro momento, Francke mencionó que el que gobernará será Castillo y no Cerrón. “El partido que ha ganado tiene un rol y el que gobierna es el presidente. Él es el que toma las decisiones”, declaró. “Él es dirigente de su partido, otra cosa es el gobierno”, afirmó en alusión al líder de Perú Posible.

Sin embargo, Cerrón, en un discurso durante la asamblea nacional de su partido el sábado, lanzó una advertencia: “Si el gobierno se desvía, es el partido el que tiene que rectificar la línea”, expresó ante los aplausos de simpatizantes de Perú Libre.

Con todo, Francke, quien suena como próximo ministro de Economía, reiteró que en el futuro gobierno de Castillo no habrá expropiaciones ni control de cambios. “Hemos reiterado que no habrá control de cambios, no habrá expropiaciones. La propiedad privada se va a respetar. El suelo está parejo, como decimos por acá”, declaró.

En junio pasado, en una entrevista con el diario El País, el gurú económico de Castillo ya había asegurado que “no habrá expropiaciones”, argumentando que “ahora estamos un poquito más con el mercado”. Según el periódico español, Francke ha suavizado el discurso del profesor de izquierda para tranquilizar a los mercados y a los principales empresarios de Perú.

En esa línea, una encuesta del Instituto de Estudios Peruanos a pedido del diario La República reveló que el 61% de la población peruana quiere que el gobierno de Castillo mantenga el modelo económico, pero con cambios. El mismo estudio señala que un 23% desea un cambio total del modelo y un 15%, ningún cambio.

Primer revés para Castillo

En tanto, en una señal de que el líder de izquierda tendrá que bregar duro para sus planes de reforma, una alianza de partidos de oposición ganó este lunes la elección para dirigir el Congreso peruano en vísperas de que Castillo asuma el cargo.

La lista, encabezada por la legisladora del partido centrista Acción Popular, María del Carmen Alva, superó por 69 a 10 votos al de su contendor del partido ultraconservador Renovación Popular, del excandidato presidencial Rafael López Aliaga.

Alva, que será presidenta del Congreso para el período legislativo 2021-2022, contó con el apoyo clave del partido derechista Fuerza Popular, de la excandidata presidencial Keiko Fujimori, la hija del encarcelado exmandatario Alberto Fujimori.

Unos 50 legisladores -de un total de 130 que componen el Congreso unicameral peruano- votaron en blanco, entre ellos, los 37 del partido marxista y oficialista Perú Libre, que había presentado una coalición para la mesa directiva del Congreso, cediendo la posibilidad de dirigir el Parlamento al no encontrar el apoyo de otras fuerzas políticas.

La lista de Perú Libre fue rechazada por la junta electoral de la Cámara por fallas de procedimiento. Una de las integrantes de su nómina oficialista de candidatos a la mesa directiva no pertenecía a ningún grupo parlamentario formalmente inscrito en el Legislativo, según la junta.

“En el primer día en que se debe dar una cara distinta a los ojos del pueblo peruano, hoy vivimos el acto más vergonzante”, dijo el portavoz de Perú Libre en el Congreso, Alex Paredes, en rechazo a la decisión.

Según Reuters, tradicionalmente el partido que gana la presidencia del país preside también el Congreso al inicio del gobierno, y este sería el primer revés de Castillo, que había anunciado el domingo por Twitter la formación de una coalición oficialista en el Congreso “por la gobernabilidad” de Perú, aunque minutos después el presidente electo eliminó su mensaje.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La Tercera Noche