La invitación de La Moneda a Lavín que tensionó la carrera en Chile Vamos

La ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, convocó al alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín a una actividad enfocada en el IFE. En La Moneda descartan que se tratara de un gesto hacia el presidenciable de la UDI. Pero el hecho generó incomodidad en los comandos de Sebastián Sichel (ind.) y de Ignacio Briones (Evópoli). Y desató acusaciones de "intervencionismo" de la oposición.


El domingo en la tarde, después de que el Presidente Sebastián Piñera promulgara la ley que establece el Ingreso Familiar de Emergencia Universal (IFE), la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, contactó al alcalde de Las Condes y abanderado presidencial de la UDI, Joaquín Lavín.

¿La razón? Según afirman en el gobierno, era para invitarlo a participar en una actividad en la comuna de Las Condes con el objetivo de llamar a los vecinos a realizar su Registro Social de Hogares (RSH) para recibir el IFE.

La actividad se realizó ayer, desatando la molestia de algunos de los abanderados presidenciales del oficialismo -principalmente de Sebastián Sichel (ind.) e Ignacio Briones (Evópoli)- y de sus comandos. Apenas terminó el punto de prensa, desde la oposición resonaron las acusaciones de “intervencionismo” contra La Moneda por la actividad que se leyó como un guiño a Lavín de cara a las primarias presidenciales del próximo 18 de julio.

El episodio aumentó la tensión entre los abanderados oficialistas, sobre todo entre Lavín y Sichel, quienes -según las encuestas- son los mejor posicionados en la carrera de Chile Vamos. De acuerdo a la última encuesta Cadem, publicada ayer, Lavín y Daniel Jadue (PC) tienen un 14% de las preferencias presidenciales, y más atrás les siguen Yasna Provoste (DC) con un 13% y Sichel con un 8%.

En este contexto, Sichel endureció el tono. “Uno no se puede desdoblar. Naturalmente no se puede ser las dos cosas, candidato y alcalde”, dijo.

El presidenciable independiente del oficialismo, además, emplazó a Lavín a que se tome días administrativos en lo que le resta de periodo de alcalde y dijo que La Moneda envió “una señal errónea” al invitarlo a la actividad del IFE. “Que el mismo Joaquín se tome las dos semanas que le quedan de alcalde y se dedique en cuerpo y alma a ser candidato presidencial, que es lo natural”, sostuvo.

El primer punto de fricción entre los candidatos de Chile Vamos fue la semana pasada, luego de que Piñera anunció en su cuenta pública que pondría urgencia al proyecto de matrimonio igualitario. El gesto desató duras críticas de la UDI, que acusó a La Moneda de intentar favorecer a Sichel en desmedro de Lavín.

El coordinador general de la campaña de Sichel, Pedro Browne, también hoy tuvo críticas hacia el gobierno por haber enredado la presidencial invitando a Lavín a la actividad en Las Condes. “Todos tenemos que entender que, con las primarias, tiene que salir fortalecido el que tenga más votos, y esto lo que hace es dejar mal al sector, queda mal Chile Vamos (...). Todo lo bueno que era este anuncio, lo echó a perder”, afirmó.

Briones, por su parte, apuntó a Lavín: “Al final esta discusión es reflejo de lo que es Joaquín Lavín. De una vieja política, es pensar que sumarse a una actividad probablemente le trae una rentabilidad por aquí, por allá”.

Su vocero político, el diputado Luciano Cruz-Coke, fue un poco más duro y manifestó que “me parece una lesera, un desacierto, una tontera. No entiendo bien qué gana el gobierno con esto, no entiendo bien si algo gana Joaquín Lavín con esto. No entiendo bien para qué se expone imprudentemente a que le digan que hay intervencionismo político, que lo puedan llevar a la Contraloría. Estaremos esperando la invitación, entonces, el resto de los comandos de los candidatos”, reafirmó.

El abanderado presidencial de RN, Mario Desbordes, en tanto, no se pronunció al respecto, pero sí lo hizo su coordinador de campaña, el diputado Camilo Morán. “No tenemos ninguna intención de generar una polémica con el candidato Joaquín Lavín, lo que sí hay que hacer un punto: no es bueno que se estén haciendo tantas pautas seguidas, sobre todo de tenor social, donde sí se podría interpretar como un intervencionismo por parte del gobierno en la primaria presidencial”, afirmó.

Lavín se defiende

Lavín, por su parte, durante la misma actividad se defendió de las críticas y manifestó que “soy alcalde hasta el día 28 de junio” y “hasta ese día voy a seguir siendo alcalde y cumpliendo todas mis funciones. Siento que mi deber en este minuto es pedirle a la gran clase media de Las Condes y de Chile que aquí hay un beneficio. Y que aquí hay una oportunidad”.

Sobre las críticas de Sichel, el abanderado gremialista evitó polemizar y agregó que “yo me enfoco no en este lado, sino el otro. Mi verdadero adversario es Daniel Jadue”.

En el gobierno, la ministra Rubilar defendió la actividad y aseguró que “no hay otra razón que mostrar que personas que viven en Las Condes también pueden postular al IFE”.

En Palacio dicen que ya el día sábado el Ministerio de Desarrollo Social había instruido un levantamiento de información con las comunas en donde existiera más brecha social respecto de las ayudas del IFE, lo que arrojó que Las Condes era la zona donde más personas sin Registro Social de Hogares podrían ser beneficiarias.

En ese sentido, las mismas fuentes sostienen que la participación de Lavín responde a eso, que no se buscó beneficiarlo de ninguna forma y que se invitó porque es alcalde en ejercicio.

Así, recalcan, de hecho, que fue una pauta sectorial de Desarrollo Social enfocada en el IFE, que ni siquiera se conversó en el comité político y que fue iniciativa de Rubilar. En esa línea, descartan que haya sido una “compensación” o “guiño” hacia Lavín luego de la polémica por el matrimonio igualitario.

La ofensiva opositora

Tal como generó molestia al interior del resto de los comandos de los candidatos presidenciales de Chile Vamos, la presencia de Lavín en la proclamación del IFE provocó la reacción de la oposición.

El primero en salir a cuestionar al gobierno fue el diputado de Nuevo Trato y generalísimo de la campaña presidencial de Paula Narváez, Pablo Vidal. “Intervencionismo”, escribió el parlamentario en su cuenta de Twitter, anunciando, a su paso, que presentaría hoy una denuncia a Contraloría por la situación.

A esa iniciativa se sumaron después otros liderazgos del sector. “El intervencionismo electoral hay que frenarlo en seco. Por eso hemos presentado esta denuncia por infracción a las normas sobre prescindencia electoral del gobierno. Todos sabemos que Joaquín Lavín más que alcalde de Las Condes, que va de salida, es candidato presidencial y está oficialmente inscrito en una primaria presidencial”, manifestó el timonel y abanderado del PR, Carlos Maldonado.

Por su parte, desde el organismo sostuvieron que estaban a la espera de estas denuncias para iniciar algún tipo de fiscalización. “Sobre el caso, estamos al tanto de la situación, estamos a la espera de las denuncias correspondientes para fiscalizar la aparición del alcalde”, escribieron en la cuenta de Twitter denominada “Contralorito”.

En La Moneda, en tanto, transmiten que están tranquilos y que no les inquieta la ofensiva opositora, debido a que Lavín es todavía el alcalde en ejercicio y tendrán otras actividades respecto del IFE en donde invitarán a jefes comunales de centroizquierda.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.