La zona cero del Covid-19 se traslada a India

Un trabajador de la salud toma una muestra para una prueba de PCR en una estación de buses en Bangalore. Foto: AFP

Las reuniones familiares y los mítines políticos impulsan el aumento de las infecciones a medida que el país intenta intensificar su campaña de vacunación.


La zona cero del brote mundial de Covid-19 se trasladó a India el lunes, ya que registraron más de 100.000 casos nuevos por primera vez, superando los totales diarios en todo el resto del mundo.

La nación del sur de Asia está bloqueando vecindarios y restringiendo los viajes nuevamente, incluso mientras intenta intensificar su campaña de vacunación para salvar vidas y rescatar su incipiente recuperación económica.

Con el número de nuevas infecciones en EE.UU. y Brasil retrocediendo desde los máximos recientes, India ahora tiene la mayoría de los casos nuevos en el mundo. El centro financiero de Bombay y el estado circundante de Maharashtra son la zona cero una vez más, frustrando las esperanzas de que las megaciudades de India pudieran haber visto lo peor mientras los vecindarios más densamente poblados alcanzaron algún tipo de inmunidad colectiva.

“Se está extendiendo muy rápido, mucho más que la primera fase”, dijo Deepak Baid, médico a cargo de una unidad Covid-19 en un hospital gubernamental en Bombay. “Se está extendiendo a todos los grupos de edad”.

A medida que las infecciones diarias cayeron de poco menos de 100.000 en septiembre a menos de 15.000 en febrero, los indios comenzaron a salir más y a estar menos atentos a las medidas estándar de lucha contra el Covid, como usar mascarillas, distanciamiento social y evitar viajes y reuniones innecesarias.

Funcionarios preparan los colegios electorales en vísperas de los comicios a la asamblea legislativa del estado de Tamil Nadu, en Chennai. Foto: AFP

Los datos de movilidad de Google mostraron que la actividad se recuperaba a medida que las personas comenzaban a comprar y volvían a trabajar. El movimiento alrededor de las áreas minoristas, que se había desplomado en alrededor de un 80% por debajo de los niveles normales en medio del confinamiento nacional la primavera pasada, se recuperó aproximadamente un 20% por debajo de los niveles normales este año, según los Informes de Movilidad de Google.

Como las predicciones de un aumento invernal a consecuencia del clima frío y una serie de vacaciones familiares no se hicieron realidad a fines del año pasado, más indios se volvieron optimistas de que lo peor había pasado. A mediados de enero, cuando India inició su propia campaña de vacunación, los ciudadanos ganaron cada vez más confianza y se volvieron menos vigilantes.

Las reuniones familiares se hicieron más frecuentes, las bodas se hicieron más grandes y el número de personas que visitaban los lugares de culto aumentó, creando más oportunidades para que el virus se propague. Mientras tanto, India comenzó una gran temporada electoral, ya que cinco estados con una población total de más de 200 millones de personas están eligiendo a sus políticos locales este mes. Los mítines políticos masivos se han convertido en otra vía de contagio en la democracia más grande del mundo.

Clientes consumen café y bocadillos en el Indian Coffee House en Calcuta. Foto: AFP

“El aumento se produjo debido a eventos superpropagadores como bodas y reuniones sociales, partidos de cricket, festivales y mítines de campañas electorales”, dijo Giridhara R. Babu, epidemiólogo del Instituto Indio de Salud Pública en Bangalore y asesor del gobierno. “La sensación general era que la pandemia había terminado”.

Lo que no sabían todas las personas que se apresuraban a asistir a eventos llenos de gente era que llegaban versiones más contagiosas del virus del extranjero y estaban surgiendo nuevas en India. Uno, llamado siniestramente virus doble mutante, agregó una mutación india a una que se registró por primera vez en Estados Unidos.

Los científicos indios dijeron que no ha habido suficientes pruebas para medir qué variantes están impulsando el aumento, pero la tasa acelerada de propagación de infecciones sugiere que una forma más viral se está propagando por todo el país.

“Esto es un gran motivo de preocupación, pero lo que vemos es lo contrario” de lo que sucedió durante el brote del año pasado, dijo T. Jacob John, profesor jubilado de virología en el Christian Medical College en la ciudad sureña de Vellore. “No hay miedo, no hay preocupación, no hay inquietud” este año, dijo.

India ha respondido con nuevos confinamientos, aunque nada tan estricto como la cuarentena nacional del año pasado, en la que todo el país se vio obligado a quedarse en casa durante casi dos meses. La megaciudad occidental de Bombay y su estado de Maharashtra han sido los más afectados y acaban de cerrar centros comerciales, restaurantes, bares y lugares de culto para obligar a la gente a quedarse en casa.

Familiares trasladan el cuerpo de una víctima de Covid-19 para su entierro en un cementerio en Nueva Delhi. Foto: AP

Nueva Delhi está intensificando la campaña pública para convencer a la gente de que se mantenga alerta. También ha aumentado su campaña de vacunación, distribuyendo más de dos millones de dosis al día, frente a menos de un millón hace unas semanas. Para atraer a más personas a presentarse, abrió las oportunidades para todos los mayores de 45 años este mes.

India ha administrado más de 70 millones de dosis hasta ahora, pero aún le queda un largo camino por recorrer para alcanzar su objetivo inicial de inocular a 300 millones de personas para agosto. Solo EE.UU. y China han repartido más dosis de Covid-19.

India está tratando de aumentar las vacunaciones en los estados más afectados, y algunos estados incluso están llevando las vacunas a la gente. La ciudad de Chennai, en el sur de India, lanzó un nuevo programa en el que los trabajadores de la salud establecieron centros y campamentos de vacunación en barrios residenciales y mercados locales. Los residentes solo necesitan presentarse en los campamentos con una tarjeta de identificación oficial para recibir la dosis.

“La idea es enviar hospitales a los hogares para ayudar a los ancianos y al grupo vulnerable”, dijo el comisionado de Chennai Corporation, G. Prakash.

India, que alberga el Serum Institute of India, uno de los principales fabricantes de vacunas del mundo, ha visto crecer tanto sus ambiciones nacionales de vacunación, que tuvo que retrasar algunas exportaciones previamente planificadas, dejando a algunos países bregando por encontrar alternativas mientras luchan contra sus propios brotes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La Tercera Noche


Durante la tarde de este martes, el ministro de la Segpres, Juan José Ossa, y su par del Interior, Rodrigo Delgado, contactaron a dirigentes de Chile Vamos y a los abanderados presidenciales Mario Desbordes y Joaquín Lavín para transmitirles que están dispuestos a impulsar la propuesta del alcalde de Las Condes, en una fórmula más acotada que la original. Ello, siempre y cuando los parlamentarios oficialistas se abstengan o voten en contra del tercer retiro.