Oposición se abre a tramitar bono para trabajadores sin fondos, pero rechaza reintegro a las AFP

Sin embargo, el sector reiteró que no dará los votos para el esquema de reintegro y tampoco, en su mayoría, para el impuesto al 10% de mayores ingresos. Las medidas serán enviadas al Congreso, según anunció Piñera, para introducir “mejorías” al tercer retiro que se aprestaba a promulgar al cierre de esta edición. La centroizquierda celebró la decisión del TC como un “triunfo” e insistió en iniciar una negociación en materia tributaria para garantizar ayudas permanentes.


Una foto de la senadora y candidata presidencial Ximena Rincón (DC) con el puño arriba, mientras veía por televisión al Presidente Sebastián Piñera anunciando que promulgaría este martes la reforma que permite el tercer retiro de fondos previsionales comenzó a circular pasadas las 16.45 en la oposición.

La imagen daba cuenta de la sensación de victoria que se instaló en el sector, luego de que horas antes el Tribunal Constitucional le diera un duro golpe al gobierno al no acoger a trámite el requerimiento con que el Ejecutivo había impugnado la iniciativa despachada por el Congreso, la que había sido respaldada por amplia mayoría y contado con el apoyo contundente de parlamentarios de las filas oficialistas.

Ese mismo triunfalismo se dejó ver, antes del anuncio presidencial, en el hall del Senado, donde la presidenta de la Cámara Alta, Yasna Provoste, se dirigió al país en representación de los 24 legisladores opositores de esa corporación e instó al Ejecutivo a tomar la única salida que tanto en la centroizquierda como en Chile Vamos veían viable a esas alturas: convertir en ley de la República, en el más breve plazo, un nuevo desembolso de fondos previsionales.

“Presidente, esperamos que promulgue con prontitud y celeridad el proyecto del tercer retiro y volvemos a hacer un llamado para que a través del diálogo seamos capaces de generar políticas que les permitan a las familias subsistir con dignidad en estos difíciles momentos”, sostuvo Provoste, agregando que, a juicio de la centroizquierda, la decisión del TC establecía que el Congreso nunca había “vulnerado la Constitución”.

Y subrayó: “Mantenemos intacta nuestra voluntad de diálogo para hacer nuevamente un llamado al gobierno; que defina si quiere seguir avanzando en un cuarto retiro o quiere de verdad sentarse a buscar mecanismos que nos permitan una mayor recaudación, establecer ayudas solidarias para las familias”.

Pese al tono y a las críticas que lanzó la senadora por Atacama con sus pares del sector, la legisladora manifestó su apertura a tramitar “con la máxima celeridad” algunas de las “mejorías” al proyecto que anunció el Presidente Piñera, las que antes habían sido incorporadas en una iniciativa de tercer retiro paralelo que ingresó el lunes, pero que tras la decisión del TC se vio obligado a retirar .

En concreto, el Mandatario aseguró que, mediante un nuevo proyecto de ley, buscará introducir modificaciones a la entrega de los recursos de este tercer retiro. En ese sentido, según explicó el Jefe de Estado, se insistirá con el bono de $ 200 mil para aquellos trabajadores que no tengan dinero en sus cuentas de AFP a causa de los desembolsos anteriores, además de un mecanismo de reintegro para evitar afectar aún más las pensiones futuras. Asimismo, ratificó la idea de gravar los retiros del 10% de mayores ingresos.

Desde la oposición se abrieron sólo parcialmente a la propuesta de La Moneda, insistiendo con la postura que ya habían manifestado sobre la iniciativa retirada. En la mayor parte del sector ven con buenos ojos el bono para cotizantes sin fondos, aunque en algunas colectividades transmitían que una condición para aprobarlo sería que esos dineros no pasen por las AFP y que vayan directo a las personas.

“Es comprensible que el Presidente quiera salvar los muebles del incendio y enviar un proyecto de ley para reparar las pérdidas. Vamos a discutir el proyecto en su mérito, como corresponde”, aseguró el jefe del comité socialista, José Miguel Insulza. Y agregó: “No nos gusta que el bono de 200 mil pesos para quienes no tienen recursos pase por las AFP. Preferiríamos que fuera directamente a las cuentas de las personas. Por eso le haremos las correcciones que se puedan hacer”. Su postura es compartida en el Senado por sectores del PPD y la DC. Así lo expresó la propia Provoste el lunes y el senador Guido Girardi.

“Llamamos al gobierno (...) a discutir un proyecto complementario para poder entregar este bono, no a las cuentas de las AFP, sino que directamente a aquellas familias que se han quedado sin ahorros. Esa es nuestra invitación”, dijo este martes, a su vez, el presidente de la DC, Fuad Chahin.

El jefe de la bancada PPD, Raúl Soto, señaló que “hay una línea roja que como oposición no podemos cruzar y es ‘ningún peso más para las AFP’. Es decir, el bono para quienes no tienen recursos es algo positivo, pero debe ir directo desde el Estado a las personas sin intermediarios”.

Respecto de los otros puntos, en el sector reiteraron su rechazo. Y si bien advirtieron que tendrán que esperar el nuevo texto para tomar una postura, a priori sostienen que si el gobierno insiste con el mecanismo de reintegro que aumenta en dos puntos la cotización actual, no darán los votos para su aprobación.

“El reintegro y posibles cotizaciones adicionales creo que son tema de la reforma previsional más que de un tercer retiro”, advierte Soto, mientras que el jefe de bancada de RD, Giorgio Jackson, asegura que “estamos absolutamente disponibles para aprobar con celeridad ayudas para quienes no tengan fondos en sus cuentas, pero creo que el gobierno va a rebotar si intenta condicionar esas ayudas a una reforma previsional camuflada”.

En relación al impuesto a los retiros, en el sector aseguran que al ya estar consignado expresamente en la reforma aprobada que los retiros no “constituirán renta”, el Presidente no podría, a través de una ley de un rango menor, gravarlos con un impuesto adicional.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.