Del encierro al Benfica: el sueño cumplido de Catalina Flores

La goleadora de la selección chilena de Hockey Patín (Las Marcianitas) alista las maletas para viajar a Portugal, en donde afrontará el desafío más importante de su carrera tras varias temporadas en España y luego de una pandemia que la tuvo casi dos años en Chile. "Me plantearon que querían volver a ser campeones de Europa, y esos desafíos me gustan mucho", confiesa.


“Estoy donde siempre había querido estar, así que ahora toca disfrutar y trabajar muy duro”, parte diciendo Catalina Flores, con un tono de alegría imposible de ocultar. Una de las máximas figuras actuales del Hockey Patín chileno se da el tiempo para conversar con El Deportivo, instancia en la que cuenta cómo se gestó su llegada al gigante Benfica de Portugal luego de casi dos años de encierro en Chile, los que aprovechó de pasar con su familia, a la que había dejado a los 15 años para ir a jugar a España. “La verdad es que al principio pensé que iban a ser un mes o dos meses en Chile y dejé toda mi ropa allá, pero luego esto se alargó todo este tiempo”, reconoce.

El club de Lisboa son palabras mayores en este deporte, y Cata así lo entiende, por lo que quiere ir por todo: “Para cualquier jugadora es un sueño llegar a un equipo así, es uno de los mejores del mundo, así que ahora hay que concentrarse en todas las competencias para ganarlas. Yo creo que en un club así hay que ganar todo lo que se compite”.

Catalina Flores
Imagen con la que el Benfica presentó a Catalina Flores en su página web y redes sociales.

Sin embargo, la goleadora reconoce que todo fue un poco sorpresivo, porque ya había rechazado algunas ofertas de España y estaba priorizando sus estudios: “Yo tenía que dar unos exámenes y me iba a quedar aquí esta temporada. Me habían contactado de España, pero rechacé todas las propuestas y de repente me hablaron de Benfica, así que me lo tomé con mucha alegría, porque era un tremendo salto en mi carrera. Me plantearon que querían volver a ser campeones de Europa, y esos desafíos me gustan mucho”. Pero el hecho de fichar por el cuadro portugués no significó tener que dejar de lado sus exámenes, algo que era importante para Catalina: “Siempre tuve en cuenta que tenía que dar mis pruebas y de ahí me podía ir. Entonces les planteé la situación y ellos me dijeron que ningún problema, que me iban a esperar, así que el lunes ya estoy viajando a Portugal”.

En su nueva aventura por el viejo continente compartirá camarín con otra emblemática de Las Marcianitas, Macarena Ramos. La oriunda de La Cisterna reconoce que eso puede hacer más fácil su adaptación: “Sí, sobre todo por el idioma, voy a tener casi como una traductora al lado. Yo creo que voy a apoyarme en ella en todo sentido. Aunque el portugués supongo que lo voy a entender muy rápido porque sé hablar bien catalán, y es como una mezcla entre catalán y español”.

Un encierro que se alargó

La pandemia no fue algo fácil para la ex Club Patín Vilanova de España. Al igual que muchos deportistas, la inactividad física es algo que puede pasar la cuenta, y más todavía en un deporte que se practica sobre patines: “Fue la primera vez que no me bajaba tanto tiempo de los patines. Antes era cuando descansaba en el verano y a veces ni eso, porque me encantaba entrenar. Máximo estaba un mes abajo de los patines”. De igual forma, la goleadora se las arregló para mantenerse físicamente y poder ser considerada en el futuro por algún club, lo que finalmente se dio: “Apenas pude salir me puse patines y empecé a trabajar con un entrenador personal, me preocupé bastante de intentar seguir activa, y yo creo que eso también me ayudó a estar como vigente en el mercado”.

Pero no todo fue malo durante el encierro. En su retorno a Chile la delantera tuvo la oportunidad de compartir más tiempo con su familia, algo que por su estadía en Europa no podía hacer: “Yo creo que lo mejor que me pasó en la pandemia fue reencontrarme con ellos. Nos extrañábamos muchísimo, pude retroalimentarme de mi familia. Ahora va a ser difícil irme de nuevo. pero me entienden, me apoyan y eso es lo más importante”.

Sus desafíos con Las Marcianitas

Constantemente los desafíos de Cata han estado vinculados con la Selección. La ahora jugadora del Benfica, en su niñez, pudo ver en el Gimnasio Olímpico de San Miguel cómo Las Marcianitas se coronaron campeonas del mundo en 2006. Ahora, como jugadora, va por un nuevo Mundial, el que se disputará el próximo año en Argentina y en donde espera otra vez ser figura, tal como en Francia en 2014 e Iquique en 2016. Pero antes está el Campeonato Panamericano en Florida, este año, en el que quieren levantar el título: “En el Panamericano de Selecciones para nosotras el objetivo es ir a ganar ese torneo, y lo otro importante es el Mundial en Argentina el próximo año. Vamos a estar acá al lado, así que suponemos que va a haber mucha gente de Chile. Obviamente siempre nuestro objetivo es estar en el podio y por qué no salir campeonas, como en el 2006″.

Catalina Flores con la camiseta de Las Marcianitas, durante los World Roller Games, en Barcelona el año 2019.

La delantera también tuvo palabras para la llamativa no presencia del Hockey Patín en los Juegos Panamericanos de Santiago 2023, en donde asegura “seríamos medalla seguro”. “Yo puedo hablar por lo deportivo, por lo interno no tengo idea. La verdad es que hicimos todo lo que pudimos; campaña por redes sociales, nos dieron un montón de excusas y la verdad es que es una pena, porque nosotras siempre estamos dejando muy bien parado al país”.

Por último, Flores no ahondó demasiado en la situación de Rodolfo Oyola, DT de Las Marcianitas, quien denunció hace casi un mes que no recibe su sueldo desde enero: “La verdad yo no sabía, me acuerdo que me mandaron la noticia por Whatsapp. Me enteré por la prensa, así que no te podría dar una opinión más allá”.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.