El acuerdo entre Chile y la FIFA por el mal comportamiento de sus hinchas en el Monumental

La apelación que realizaron desde Quilín por los incidentes ocurridos en el duelo ante Brasil tuvo efecto. Solo habrá cerca de 500 hinchas menos entre las dos galerías, pese a la idea inicial de cerrarlas por completo. Sí se deberá asumir la multa de $40 millones y detrás de los arcos se deberán posicionar dos banderas que inviten a respetar a los rivales. “La discriminación nos dejó sin ustedes. Evitemos sanciones”, será la consigna.


En la ANFP están en alerta máxima. Saben que desde Zúrich, particulamente desde la sede de la FIFA, los estarán observando. No tan solo para seguir en detalle el transcendental duelo de la selección chilena frente a Ecuador, que medirá a dos países de la Conmebol que luchan por meterse en Qatar 2022. También para evaluar el comportamiento de los hinchas de la Roja.

Es que en la entidad que rige las Eliminatorias no ha pasado inadvertido el comportamiento discriminatorio del público chileno. A la Selección, en el duelo frente a Brasil, en la caída por 0-1, en el Monumental, se le ordenó el pago de $40 millones y cerrar las dos graderías que están detrás de los arcos para el duelo frente al equipo de Alfaro, por gritos discriminatorio.

La apelación que realizaron desde Quilín tuvo efecto. Si bien la multa económica se mantuvo, lo que no genera un mayor problema considerando que existen seguros comprometidos, sí se celebró que el cierre de las galerías no fuese total, tal como estaba previsto en un comienzo. Este martes, en el estadio en el que la Roja ha disputado los últimos duelos, se espera 8.858 espectadores. Los tickets, que se pusieron a la venta la semana pasada, se agotaron en menos de una hora.

En la defensa esgrimida desde Santiago se adjuntaron las campañas que se realizaron en la previa al duelo frente a Brasil. También se agregaron fotografías de la parcialidad del Scratch, en la que con carteless pedían la salida de su presidente, Jair Bolsonaro, situación que desde Quilín aseguran que está fuera de sus manos el poder controlar.

En relación a los cánticos ofensivos, en particular el “Porompompom”, se explicó que era un grito que estaba arraigado en el país y que no buscaba denostar al rival. Se dejó constancia de la oportunidad en que la FIFA levantó el castigo sobre México por presunto caso de discriminación homofóbica por el tradicional “puto” que gritan los hinchas aztecas cuando el portero rival despeja el balón. La situación ocurrió durante el Mundial de Brasil 2014.

La respuesta de la FIFA demoró en llegar, luego que la ANFP diera a conocer a la presentación del estadio San Carlos para el duelo frente a Ecuador, que se jugará mañana a las 21.15. En el documento, ambas partes acordaron disminuir el público en las galerías de ambos sectores del estadio, pero no en su totalidad. Finalmente, la Roja perderá cerca de 500 hinchas entre ambos sectores por el castigo, que deberán ser cubiertos con una bandera que llamará al buen comportamiento de los fanáticos. Además, durante el encuentro, se deberán realizar llamados constantes por los altoparlantes a respetar al rival.

“La discriminación nos dejó sin ustedes. Evitemos sanciones”, serán los lienzos que se lucirán en San Carlos. También habrá otros mensajes que apuntan a seguir la campaña contra la discriminación: “Un solo equipo por el respeto”, “Un solo equipo por la no discriminación” y “Un solo equipo por la diversidad”.

Chile vuelve a San Carlos de Apoquindo. Esta vez, con la misión de seguir por la senda del triunfo y, de paso, reivindicar su comportamiento en las graderías que lo apuntan como uno de los países más castigados durante los últimos años.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.