El Club Social se prepara para asumir el mando de Blanco y Negro: “Debemos procurar un gobierno capaz de dialogar”

José Miguel Sanhueza y Edmundo Valladares, los representantes del Club Social en ByN. Foto: Agenciauno

La entidad matriz de Colo Colo se alista para llegar a la testera de la concesionaria. Edmundo Valladares será el candidato para ejercer de presidente. Hace dos años que la entidad prepara un plan para un gobierno corporativo, que termine con las divisiones en Macul.


Blanco y Negro vivirá, este martes, una jornada clave. La concesionaria que administra a Colo Colo tendrá su junta de accionistas, en la que se esperan la salida de Aníbal Mosa de la presidencia, la oficialización de la partida de Harold Mayne Nicholls de la vicepresidencia y la asunción del Club Social y Deportivo a la testera de la organización. Será la tercera vez que la corporación matriz del Cacique asuma ese cargo, después de que Cristián Varela lo tuviera en el inicio de la concesión y que Carlos Tapia lo ocupara entre 2012 y 2013. En ambos casos, eso sí, se trató de mandatos afines a la firma.

Ahora, es altamente probable que Edmundo Valladares, el actual timonel de la corporación, sea quien tome el mando. El cambio es significativo, considerando que históricamente el Club Social fue la contraparte de Blanco y Negro. Para ese propósito, ya contaría con el respaldo del bloque que encabeza Leonidas Vial, como declaró a El Deportivo Alfredo Stöhwing, también director albo y líder del grupo. “Apoyaremos al candidato a presidente que postule el Club Social”, estableció.

El club social y deportivo albo viene hace tiempo preparándose para la oportunidad. De hecho desde 2019 que está disponible en las plataformas del club los lineamientos estratégicos para Colo Colo hasta el 2022. De ese decálogo, se presume que Valladares extraerá la mayor parte de sus propuestas.

“Como club buscamos constantemente lo mejor para Colo Colo en su conjunto, desde todos los espacios de participación en los que podamos estar. Entendemos a Colo Colo más allá de los nombres a la cabeza de una presidencia, y si nos toca tomar este desafío debe ser con garantías y en la búsqueda de cambios y mejoras para la institución, como siempre lo hemos hecho. Buscaremos impulsar la construcción de un plan estratégico institucional que vaya más allá de los cambios constantes año tras año, un plan que fije objetivos de mediano y largo plazo, orientado a sanear las finanzas de manera responsable, desarrollar un proyecto deportivo que articule todo el deporte colocolino (incluyendo todas sus ramas), enriquecer el patrimonio tangible de Colo Colo, y sostener una administración profesional a la altura de la institución más grande de Chile, con la gente puesta en el corazón de la gestión”, responde a El Deportivo Edison Marchant, vicepresidente inmobiliario de la raíz del Cacique, quien asume la vocería institucional.

Edison Marchant, vicepresidente inmobiliario de Colo Colo
Edison Marchant, vicepresidente inmobiliario de Colo Colo. (Foto: Comunicaciones CSD Colo Colo)

¿Qué prioridades tendrán y cómo intentarán mediar entre dos bloques en permanente conflicto?

Más que mediar, debemos procurar un gobierno capaz de dialogar y de tomar decisiones en conjunto, incorporando las ideas y preocupaciones de todos los colocolinos y colocolinas. Tanto la preocupación del sector Vial por la responsabilidad en la conducción económica, como el interés de Aníbal Mosa por el día a día de nuestro fútbol, deben ser recogidos y valorados en un proyecto de amplio consenso, que promueva el desarrollo deportivo e institucional de largo plazo de Colo Colo. Confiamos en que todos los accionistas puedan respaldar estos acuerdos y otorgar estabilidad, porque cuando Colo Colo está bien y sano, Chile está mejor.

Asumo, por lo que se le lee en los lineamientos, que el foco estará puesto en lo social, ¿creen que tendrán las garantías para desarrollar un proyecto enfocado en ese sentido?

Sin duda que este es un eje importante, y trabajaremos por desarrollar una gestión participativa, socialmente responsable y que ponga en el centro a los trabajadores, deportistas, socios e hinchas, pero también entendemos la importancia de otras líneas fundamentales de trabajo: el saneamiento financiero y crecimiento comercial, el desarrollo deportivo y el enriquecimiento de nuestra infraestructura. Nuestro programa apunta a un crecimiento orgánico del CSyD Colo Colo, la Inmobiliaria y Blanco y Negro, entendiendo su desarrollo como un todo. Esperamos tener garantías para un proyecto como mínimo de dos años plazo y creo que vamos bien encaminados. Ahora, eso depende de la seriedad con que se tomen la institución los demás accionistas y directores. Por nuestra parte, creemos que al no tener intereses más allá de que a Colo Colo le vaya bien, entregamos garantía de una gestión integral, seria y transparente, tal como la hemos llevado estos años también en el Club Social y Deportivo.

¿Cómo pretenden evitar que la presidencia del CSyD en ByN sea, como pasó antes, casi decorativa?

Con trabajo, un proyecto de desarrollo y un gobierno corporativo colegiado, dialogante y que incorpore todas las voces, incluyendo a especialistas en distintas materias en la conformación de equipos de trabajo. Colo Colo no puede darse el lujo de cometer los mismos errores del pasado, debemos sacar lo mejor de cada uno y comprender que siempre el club será de quienes lo sostienen, sus hinchas y sus trabajadores, deportistas, administrativos.

¿En los bloques que hoy controlan ByN conocen el proyecto de gobierno corporativo que el club propone? ¿Qué han opinado respecto de él?

Hemos conversado con todos los actores de la mesa, que es nuestro estilo, para que se sumen y hagan parte de esta propuesta. Tampoco estamos inventando la rueda: muchas propuestas son parte de lo que hemos discutido y propuesto antes en la mesa de Blanco y Negro, o bien las hemos conversado antes en distintos espacios. Nuestra institución necesita estabilidad y compromiso, pero por sobre todo las ganas de hacer las cosas distintas, ya que más de lo mismo es insostenible.

En el plano deportivo, ¿cuáles serán las propuestas y la estrategia para que Colo Colo vuelva a ser protagonista a nivel local e internacional?

Durante toda la era Blanco y Negro, Colo Colo ha carecido de un proyecto deportivo claro y sostenido en el tiempo, como lo demuestra la alta rotación de cuerpos técnicos, gerencias deportivas y jefaturas del Fútbol Joven. Buscaremos en conjunto con todos construir y sostener un proyecto que articule el fútbol profesional y formativo, masculino y femenino, y sea la matriz del desarrollo deportivo de toda la institución incluyendo sus demás ramas. Este proyecto debe apuntar a la recuperación progresiva del protagonismo permanente en el escenario nacional en un plazo de cinco años, como un primer paso para proyectarnos hacia la alta competencia internacional. Y debe hacerlo con una creciente participación de jugadores formados en nuestra cantera, como ha sido el sello de los más grandes equipos de nuestra historia.

Una de las facetas que se le ha criticado a ByN es la incapacidad para producir y promover talentos nuevos, ¿qué tienen planeado específicamente para ese aspecto de la gestión?

Colo Colo debe pensarse como un club formador más que comprador. Para ello, en primer lugar debemos incrementar de forma sostenida los recursos destinados al Fútbol Joven, para dotarlo de la infraestructura y recursos necesarios de los que hoy carece. También buscaremos fortalecer la formación integral de los deportistas, con un programa claro y sostenido que considere el Arellanismo como un pilar fundamental. Y por último, potenciarla proyección hacia la alta competencia, generando mecanismos de apoyo específico para el tránsito del Fútbol Joven al plantel profesional, y volviendo al circuito de competencias internacionales que otorguen experiencia a nuestros deportistas en formación.

Ustedes han repetido insistentemente el concepto de gobierno corporativo, ¿cómo lo definen?

Lo que nos interesa es que exista una clara separación de roles, se profesionalice la gestión y darle robustez a la estructura, esto a través de nuevos espacios colegiados. Creemos que el directorio debe ser quien defina la política de desarrollo institucional, brinde la asesoría necesaria cuando corresponda y supervise la ejecución del proyecto a implementar. Asimismo, el nivel gerencial debe ser quien vele por la correcta ejecución del proyecto, con altos estándares profesionales y con la debida coordinación entre todos los estamentos que componen la orgánica de Blanco y Negro, incluyendo el aporte de especialistas externos, y la participación activa de los socios/as y accionistas mayoritarios en la gestión a través de espacios de diálogo y encuentro sistemáticos.

Sigue El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.