El Coch y el Plan Olímpico responden con sorpresa a las denuncias de las canoístas

Team Chile, Canotaje,  Karen Roco,  María José Mailliard

Mientras el entre estatal entrega el detalle de los aportes a María José Mailliard y Karen Roco, el organismo olímpico asegura estar en constante comunicación con ambas.




El grito de socorro de las canoístas María José Mailliard y Karen Roco, recientes subcampeonas panamericanas en el c2 500 de Lima 2019 y clasificadas a Tokio, ha sacudido al alto rendimiento chileno.

Abandono, indefensión, mentiras, promesas incumplidas, confusos manejos de los recursos para sus proyectos, embarcaciones botadas y pudriéndose y una preparación en riesgo para lo que pueden conseguir en los venideros Juegos Olímpicos, donde aseguran ser cartas para una final, fue parte de lo que denunciaron, apuntando a las autoridades del Mindep, IND y Plan Olímpico como presuntos responsables.

Y este último -el órgano que realiza la conexión y administración de parte de los fondos del COCh y el Estado- salió a defenderse. “El equipo del Plan Olímpico ha seguido trabajando durante estos meses, monitoreando y ayudando a todos los deportistas que están clasificados o en camino a clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio”, declaran en un comunicado que hicieron llegar a La Tercera.

Aseguran que las deportistas han recibido constantes apoyos, que detallan en la misiva. “A las deportistas María José Mailliard y Karen Roco se les financió un viaje de entrenamiento a Colombia en febrero de este año, el cual tuvo un costo total de $16.218.000. Además, tienen aprobado un viaje a fin de año al Campeonato Sudamericano en Uruguay, que es el único evento que no se ha suspendido”, explican.

“A finales de 2019, se financió una concentración en la séptima región para Karen Roco, con un costo de $8.000.000, y una concentración en Estados Unidos para María José Mailliard, con un costo de $5.360.000”, continúa el escrito, que también detalla la compra de palas (remos) y relojes específicos con GPS por $2.228.000 para cada ambas, además de tener aprobados recursos para su federación, que serían utilizados para la compra de poleas y ergómetros, para el entrenamiento bajo techo.

Respecto al hospedaje, “los deportistas priorizados de remo y canotaje (entre los cuales se encuentran ellas) pueden vivir en el Centro de Entrenamiento Olímpico (CEO) de Curauma, sin tener que pagar nada de su bolsillo”, dicen. Además, señalan que mientras se extienda la cuarentena en Valparaíso, se les solventarán los gastos que conlleve salir del CEO.

Desde el Comité Olímpico de Chile, en tanto, Miguel Ángel Mujica, su presidente, se reconoce sorprendido por la denuncia de las canoístas. “Me sorprendió, porque estoy en contacto permanente con ellas, al igual que con muchos otros deportistas clasificados a Tokio. Entiendo que esta época de pandemia trae mucha incertidumbre y tensiones, pero hablar con esos términos de algunas personas que trabajan en el deporte me parece, como menos, desmesurado”.

Consultados por el abandono que acusan, Mujica es enfático: “Si el abandono fuera una constante en el alto rendimiento nuestros deportistas no obtendrían los grandes resultados que han tenido en los últimos años (…) No me corresponde decir si exageran o no, cada uno tiene que hacerse cargo de lo que dicen, pero me parece que ese panorama está lejos de ser el que vive el alto rendimiento hoy en nuestro país”.

En tanto, consultados por la denuncia, ni la Ministra del Deporte, Cecilia Pérez, ni el presidente de la Federación Chilena de Canotaje, Álvaro Torres, quisieron responder a las denuncias de Mailliard y Roco.

Comenta